martes, agosto 22, 2006

Realidades alternativas

Para los aficionados a los mundos imaginarios de ciertos sectores de la derecha, Estados Unidos es un lugar fascinante. Y para alguien como yo, que escucha la Cope en el trabajo para no aburrirse, es una especie de paraiso terrorífico.

Pongamos el ejemplo de los programas de talk radio conservadores, los equivalentes al gran inefable hispánico en gringolandia. Para que os hagais una idea de la profundidad intelectual de estos programas, una pequeña muestra.

No hace demasiado, un tal Ned Lamont ganaba las primarias demócratas en Connecticut, derrotando al senador actual Joe Lieberman. Lamont es un niño bien de buena familia, con una modesta fortuna alrededor de los 300 millones de dólares y con un próspero negocio de televisión por cable. El tipo se ha gastado como mínimo un par de millones de dólares de su bolsillo en la campaña. Pues bien, si uno escucha la radio conservadora, lo que escucha es que Lamont es un comunista antiamericano.

La lógica es la siguiente. Primero, Lamont ha recibido el apoyo de Moveon.org, organización política financiada, entre otros, por George Soros. Sí, el Soros especulador internacional, amante del liberalismo económico, y que no comparte ideas políticas con Bush. Según los contertulios radiofónicos (y algún idiota televisivo, como Sean Hannity), Soros es un comunista peligroso antiamericano, que tiene como objetivo desestabilizar el país. Como un tipo que cuenta su fortuna en miliardos es amante del comunismo se me escapa, pero el hecho que apoye a Lamont hace de Lamont un comunista.

La cosa no sería preocupante hasta que tuve la ocasión de hablar con un republicano (incluso en Connecticut hay) que me repitió la presunta maldad bolchevique de Lamont y la conspiración roja palabra por palabra. El horror.

Lo más divertido / aterrador del tema es el hecho que uno escucha estas radios, y acaba por deducir que los republicanos son una especie perseguida por una horda de arrogantes intelectuales progres que quieren hacer abortar a madres y dar sus fetos a los terroristas a la mínima que se descuiden. El pequeño detalle de la derecha controlando Congreso, Senado, Tribunal Supreno y Presidente parece pasar desapercibido.

La polarización de la política americana, en parte derivada de la baja participación electoral, en parte derivada de las (brillantes) tácticas republicanas, da pie a estas cosas. Eso explica también que con la que está cayendo, las encuestas no acaben de dar un resultado claro para noviembre; aunque la verdad, la incompetencia de los demócratas tiene algo que ver.

Nota: siento no haber escrito más estos días. Entre la visita de mis padres, ayudar en mudanzas, y que porras, no ha pasado nada interesante estos últimos días (y de manifestaciones en Euskadi ya hablé) pues he estado un pelín falto de motivación. A ver si hay más desastres, que es lo que nos pone a todos...

6 comentarios:

Lüzbel dijo...

Pero si la derecha controla allí Senado, Congreso, Tribunal Supremo, Presidente, no pocos medios de comunicación, además a pesar de lo desastroso de su actual administración parece que no está claro qué va a pasar...

¿porqué están tan nerviosos? Si todo lo tienen mas o menos bajo control, ¿porqué sacar a estas alturas el "miedo rojo"?

¿Puedes desarrollar mas porqué crees que se da esto?

Saludos.

MiguelNR dijo...

Porque contra los comunistas-multimillonarios, que ademas son pro-abortistas y no van a la Iglesia todos los domingos, es muy facil combatir, enfrente, los trabajadores capitalistas dominan los referentes culturales tipicamente americanos, y esos son los que levantan a los republicanos, y los candidatos Demócratas que ganan en la mayoría de los Estados ante los ciudadanos (no ante sus propios militantes).

De la misma manera que Maragall fue a celebrar la entrada en vigor del nuevo Estatut al pueblo más pequeño de Cataluña, el candidato demócrata que quiera lograr algo en las próximas presidenciales va a tener que convencer a muchos ciudadanos poco progresistas moralmente hablando, pero que en todo caso, sí pueden entrar en agendas económicas más intervencionistas si se les convencen.

Solo hay que ver las reticencias de Bush ante la propuesta de la OMC de desmantelar las ayudas al campo.

Los Demócratas solo tienen a tecnócratas pro-globalización al lado que basicamente les dicen que esas ayudas hay que eliminarlas, pero eso, adobado a su horrible estrategia, solo ayuda a hundirles un poco más.

Uno de los grandes problemas del Partido Demócrata es que de izquierda ya no tiene absolutamente nada xD, y no tienen agenda ideológica, no tienen valores que proyectar, sin embargo, el discurso de Bush y el de los nuevos republicanos es sustancialmente ideológico, y no tanto técnico.

Egocrata dijo...

Porque aunque se han acercado en las encuestas, siguen por debajo...

El gran problema de los democratas me temo que les falta coraje para decir lo que defienden muy claro: redistribucion de la renta, sanidad universal, y ayudar a la clase media.

Dios, que oposicion mas incompetente...

Julian dijo...

"redistribucion de la renta, sanidad universal, y ayudar a la clase media."

Eso es suicidio politico por estos lares. Eso todos lo sabemos (o lo sentimos), y ellos mismos lo saben muy bien.

No se a ciencia cierta porque los democratas no tienen mas huevos, por decirlo asi. Quizas (gran?) parte del problema es el hecho de como la derecha americana desde el tema del 9/11 ha polarizado y recontra-re-polarizado el discurso hasta niveles casi Orwellianos.

Cuando el sano discurso de ideas se polariza y envenena tanto que para la psiquis misma de la nacion, disencion se confunde con sedicion, bueno, no hay mucha mas vuelta que darle al tema. Los democratas han agachado la cabeza y se han dedicado al "Si, querida" desde hace tiempo porque sencillamente creo que tienen un panico atroz a perder (mas) votos sencillamente por disentir.

No ayuda nada que ni bien cualquier personajete del mundo politico se atreve a decir 'no' a algo oficial, ya saltan los de siempre desde cualquier podio (con bastante audiencia), tildandolo de antiamericano, procomunista y coleccionista en secreto de porno gay del Che Guevara. La opinion publica aqui en EE.UU esta (siempre estuvo, bah), bastante propensa a ensañarse con los disidentes, en cualquier ambito y cualquiera se la disencion. Lo que menos les hace falta a los democratas son rudos popes mediaticos con mucho pulpito que hechen mas leña al fuego publico desde la derecha por cualquier pelotudez que se atrevan a disentir.

Home of the free, indeed.

--J.

The happy butcher dijo...

Soros, liberal... Pero si este tío es el primero que aboga por detener el capitalismo salvaje mediante la intervención estatal... Es lo que tiene comenzar a perder dinero...

Ains...

Anónimo dijo...

No creo que la estrategia demócrata sea tan mala: para obtener mayorías en el Congreso van a necesitar los votos de los moderados, y no los van a atraer con subidas de impuestos y sanidad pública universal (que es casi una aberración comunista para muchos).

No hay más que hacer números: el balance Bush/Kerry por distritos de la Cámara es de 240/180 más o menos. Por los estados conseguidos, el balance de senadores sería de 60/40 más o menos. Desde luego que sería precioso ver a los demócratas convertidos en socialdemócratas a la europea, pero probablemente se tendrían que olvidar de gobernar durante largos años.

Para controlar el congreso necesitan congresistas demócratas moderados y conservadores: creo que es mucho más util un tipo a lo Ben Nelson que vote por Harry Reid como líder de la mayoría, aunque luego vote muchas veces con los republicanos, que un Lincoln Chafee, muy liberal él, pero que mantiene el Senado en manos republicanas.

Con todo esto no quiero decir, desde luego, que se dediquen a cantar el "Hail to the Chief" a Bush, pero entre un extremo y el otro, hay muchas posibilidades.