martes, noviembre 18, 2008

ETA: seguimos siendo irrelevantes

Ya sé que es de mala educación presumir que has acertado, pero me parece que El País tiene un buen resumen de la situación de ETA estos días: de mal en peor. ETA estaba derrotada antes de la tregua, estaba derrotada durante la tregua, y está derrotada ahora. El Estado ahora mismo es un elefante esperando que una mosca se canse de tratar de destruirle con su imponentes embestidas.

Si algo de bueno tiene que la economía vaya mal es que el PP ya no le da importancia a estos idiotas. Por cierto, ¿os imagináis qué hubiera pasado si el PP hubiera dedicado todas esas horas de diatribas sobre ETA a hablar de economía? Qué credibilidad tendría Rajoy. Qué poderio. El gobierno estaría bajo presión, aplicando reformas estructurales y discutiendo de igual a igual con un partido orgulloso de su competencia económica.

Sí, ya sé. Soy un iluso.

5 comentarios:

Ender dijo...

Creo que querías decir "impotentes", no "imponentes".

Bien, estando de acuerdo en que ETA está básicamente derrotada, lo que ya sabemos que no impedirá desgraciadamente alguno que otro asesinato, hay un tema que me preocupa más ahora: que en algunos lugares de el País Vasco tú no puedas entrar en un bar y charlar en voz alta con un colega digamos, sobre política nacional o sobre la del País Vasco, sin arriesgarte a algún altercado, o en el mejor de los casos, simplemente a ser importunado.
Eso por resumir de forma muy anecdótica la situación...

Egocrata dijo...

No, no. La mosca cree que es imponente. Por eso no para...

Lo del clima hostil, no es sólo algo que se ve en Euskadi. Vete a los Apalaches y habla de derechos de los homosexuales e igualdad racial en el sur de EUA, vamos.

Mario García dijo...

Bueno, en parte tiene razón Egócrata, sobre la situación vasca, pero ello no justifica que eso suceda. Que uno se arriesgue a ser amenazado sistemáticamente de muerte por emitir una opinión (por mucho que luego esa amenaza no se materialice) es una situación lo suficientemente preocupante como para motivar una política gubernamental conducente a eliminar esa situación.

Vamos, que en los Apalaches puede no gustar que hables de los derechos de los homosexuales, pero eso no es un consuelo, precisamente.

Tvrtko dijo...

Quizá tenga que ver con las jugosas implicaciones políticas de la existencia de ETA, como prueba el último párrafo del editorial hodierno de "El País". Y es que, como la guerra civil en el plano retrospectivo, actúa como un gran deslegitimador de adversarios: permite cualquier acusación o insulto, por absurdo o cruel que sea.

alatriste dijo...

El caso es que para matar lo único que hace falta es un solo desalmado, hasta la quijada de burro es opcional, y que matar es lo más fácil del mundo cuando la víctima no importa, lo único importante es que muera alguien.

Lo alucinante siempre ha sido que los terroristas se crean importantes por matar a un jubilado o al cobrador de un peaje. Para poner las cosas en su justa perspectiva, en España mueren todos los días unas 800 personas, y en el conjunto del año mas de 300.000.

Y en cuanto al PP y la economía, el problema que en mi opinión encuentra el PP es doble. Primero, que no tiene una política económica definida aparte de un par de nebulosas recetas acerca de reducir impuestos y privatizar/liberalizar que resultan poco creíbles viniendo de quien vienen.

¿Reducir impuestos? No es eso lo que ocurrió cuando estuvieron en el gobierno... redujeron los directos, pero más que lo compensaron con los indirectos.

Y en cuanto a liberalizar... ¿Es creíble en un partido repleto de funcionarios hasta los topes? Fraga (notario de las cortes), Rajoy (registrador de la propiedad), Aznar (inspector de hacienda), Pizarro (abogado del estado), Montoro (catedrático universitario), Esperanza Aguirre (Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo), Trillo (cuerpo jurídico de la Armada), Ruiz Gallardón (fiscal en excedencia), etc, etc... un gabinete francés parecería el consejo de administración de Apple o Microsoft en comparación