domingo, abril 22, 2007

La AVT y el milagro de la unanimidad perpetua

Anda el señor Alcaraz todo orgulloso diciendo que la AVT es una, grande, libre y representativa, como demuestra que su gestión ha recibido un apoyo unánime en la asamblea. Unánime, el tío. Sólo los líderes del partido comunista búlgaro consiguieron una cosa semejante, un apoyo tan masivo, unas bases tan deslumbradas por el genio político de su presidente que votaron, prietas las filas, todos a favor. Alcaraz, el mejor político desde Pericles. Qué bueno, el tío.

En fin, menuda estupidez. De hecho la misma unanimidad monolítica del voto es un indicador claro que la AVT es patéticamente poco representativa. Sí, quizás todos sus miembros están de acuerdo, pero en una organización de carácter voluntario eso es bastante irrelevante.

Cuando uno pertenece a un club o una asociación y la dirección toma decisiones, uno tiene básicamente tres opciones. Si uno está de acuerdo con lo que el presidente hace, se acepta, y no se dice nada; se sigue leal a la organización. Si uno no está de acuerdo, sin embargo, un miembro puede hacer dos cosas. La primera, la clásica pataleta; se protesta, levanta la voz y se queja que la dirección está haciendo el tonto. La segunda, menos visible en votaciones, normalmente sigue a la de la protesta, si esta es inútil; salir de la asociación, dando o no un portazo.

¿Es el apoyo a Alcaraz en la AVT unánime y sólido?. Sí, sin duda. Los votos están allí, eso no lo niega nadie. Sin embargo, estos resultados son un síntoma claro que la maquinaria política de la asociación no es incluyente, si no que está echando a los disidentes a patadas. A la gente que no está de acuerdo, sencillamente, se le señala la puerta, mientras que la AVT sigue ejerciendo su papel de plañidera mediática con tendencias conspiranoicas oficial del reino, entre aplausos y risas del respetable.

Alguno dirá que el sistema de gobierno de la AVT es abierto y transparente, y que las asambleas votan libremente. Con perdón, pero todos sabemos (y me hecho un panzón de hablar de ello) que una organización de este tipo es fácilmente manipulable, especialmente por gente con recursos, artillería mediática y un infinito afán de protagonismo; algo que según todos los informes, Alcaraz tiene a espuertas.

En fin, después dirán algunos que no usan a las víctimas, y tendrán razón. Lo que usan es la ficción de la mayoría de las víctimas, un espantapájaros de diseño para atizar al gobierno con él. Patético.

4 comentarios:

javierM dijo...

Leí por un teletexto que sólo participó el 10 % de los afiliados.
No lo he confirmado, pero tal vez esa cifra explique muchas cosas.

Jose R. dijo...

Sin olvidarnos que la AVT representa una cuarta parte de las víctimas, la mitad no está asociada y la otra cuarta parte está en otro conjunto de asociaciones como las asociadas a la Federación de Asociaciones Autonómica sde Víctimas, donde está la ACVOT, la valenciana, la andaluza, etc..

tu público dijo...

Para caundo un comentario sobre Rajoy en la tele?

Egocrata dijo...

No vi a Rajoy, así que no comentaré. Lo mismo que hice con Zapatero, por otra parte.