sábado, enero 13, 2007

Comparando realidad y ficción

Tenemos por un lado este artículo, diciendo estas cosas:
Cuando unos celebraban el fracaso neocon y otros disimulaban para librarse del oprobio de los primeros, he aquí que los neocon regresan de la tumba para demostrar que la guerra contra el terrorismo en Irak y en el resto del mundo aún puede ganarse, como siempre ha defendido la derecha española. ¡A ver si, después de todo el trabajo empleado en hacer a la derecha abominar de sí misma, no están tan muertos! Que miedo, ¡vuelven los neocon!

Y por otro lado, tenemos estos datos:
Two out of three Americans oppose President Bush's plan to send more troops to Iraq, a CNN/Opinion Research Corp. poll released Friday indicates. Nearly two-thirds of those polled also say Bush has no clear plan for Iraq.

Y después algunos se quejan cuando hablamos de la realidad alternativa de la derecha.

4 comentarios:

Lasombra dijo...

Para mi Jay Leno lo clavó el otro día con esta frase:

"President Bush is expected to announce that he is now sending more troops to Iraq, despite the fact that his general, his military analysts, members of congress, and most of the American people are against the idea. The reason he's doing it? To give Iraq a government that responds to the will of the people."

Lo del incremento de tropas es de risa. Todos los que lo defienden van pregonando la idea de que esta es la definitiva, de que la guerra toca a su fin. La diferencia entre el desastre y la victoria parece ser un incremento del 15% escaso sobre las tropas que tienen sobre el terreno. Si eso es cierto, el que hayan tardado 4 años en darse cuenta dice muy poco a favor de la administración Bush.

Pero me temo que no lo será. La única diferencia visible va a ser que 20.000 soldados más están enfangados en una guerra estúpida, mal concebida, mal planeada y peor ejecutada.

Lasombra dijo...

Por cierto, por una vez voy a romper una lanza por los medios de la derecha. Porque, quitando la COPE y LD, el resto de medios (incluido TeleMadrid!) tienen en sus páginas web artículos muy mesurados sobre la manifestación. Un aplauso para ellos.

Gulliver dijo...

A Bush solo le quedan dos años de presidencia, así que posiblemente seguirá quemando sus últimos cartuchos con la esperanza remota de obtener algún éxito que mejore su maltrecho prestigio ante la historia. En el fondo poco le importa asumir riesgos que pasen factura más adelante, porque en dos años le pasará la patata caliente a otro que será el que tendrá que apechugar con las consecuencias.

Jorge dijo...

¿Telemadird, la manifestación? Poco se mesuró en la cobertura en directo. A ver... aparte del conocido lapsus linguae de la periodista que digo "aquí estamos en esta manipulación.. digo, manifestación" que es la tontería, cosas más serias como el hecho de que intentasen pasar a la cabecera sin mostrar la acreditación sabiendo que no les iban a dejar y llevando la acreditación en el bolsillo, o como otra reportera que, en mitad de la manifestación, comenzó a decir que la estaban empujando y vilipendiando, cuando la mujer se estaba moviendo ella solita y se podía, además, oír el grito de los manifestantes de "pero qué dices, si nadie te está tocando. No mientas". Y era verdad. Se movía ella solita. Era casi cómico. Y, de fondo, una tía diciendo que qué vergüenza, que no se veían banderas españolas (y en la pantalla, pam: bandera española), y que cómo podía ser que en el comunicado de la vicepresidenta no se nombrase la palabra ETA (cuando luego se pasó la rueda de prensa hablando de ETA, cosa que le recordó otro de los tertulianos voz en off). Y en fin, así. Ellos son así, manipuladores per sé. Al más puro estilo estalinista. Yo no sé qué habrán dicho hoy, o anoche, pero lo que yo vi fue eso.

Que pase esto con LD o El País (que tergiversa lo suyo cuando quiere), pues me jode, pero pase. Pero que pase con un medio público es... en fin, es, simple y llanamente pa´ matarlos.