jueves, agosto 18, 2005

Esquizofrenia pornográfica y catalanidad

Si uno atiende a mis últimos estudios, la mitad de lo que se publica en internet es basura y la otra mitad pornografía. Reservándome el derecho a decir dónde metería esta bitácora, es evidente que si uno quiere ver mujeres desnudas en internet puede, y si quiere descargarse largometrajes de las más variadas prácticas también, para horror y pavor de los de siempre.

¿A qué viene esto? Bueno, el ICANN, organismo que se encarga de crear y asignar los nombres de dominios, ha propuesto crear una terminación .xxx para las páginas que muestran intercambio de fluidos corporales. Como es costumbre, si se habla de sexo, hay alguien en contra...

Y sí, oh sorpresa, es Estados Unidos y su habitual tropa de conservadores cejijuntos. Si uno se pasa por la página del Family Research Council, sólo le llevará dos minutos enviar un correo electrónico pidiendo al departamento de comercio que lo del .xxx se lo cargue, ya que genera perversión, pensamientos impuros, y abortos precoito / masturbación. Lo divertido es que los cavernícolas de siempre son un electorado fielmente republicano, que tiene dudas ahora, como todo el país, sobre cómo lleva el país este partido (Irak hace daño), así que la Casa Blanca se ha puesto a protestar.

Es divertido como la derecha religiosa radical americana está tan obsesionada con prohibir que el prójimo se divierta de las maneras más absurdas, aún a nivel global. Lo que ya es el colmo es que traten de bloquear algo que no sólo no aumentará el nivel de perversión y sodomía disponible en la red, sino que hará más fácil su control, ya que estará claramente marcado (y será más fácil de bloquear) con las tres dichosas letritas. La combinación entre quijotismo, ludismo y aburrimiento obligatorio es realmente patético.

Por cierto, los debates sobre .xxx han retrasado la aprobación del dominio .cat para páginas en catalán, que debía ser aprobado en esta última reunión. No sólo bloquean el gran motor de desarrollo de internet que es el porno (cuando acabo la burbuja de las puntocom, las páginas eróticas fueron las únicas que no lo notaron...) sino que ademas se interponen entre Catalunya y su lugar bajo el sol (informático).

La "maldad" de Estados Unidos a veces no tiene límites.

5 comentarios:

Atareq dijo...

En primer lugar, Internet no es la basura que tú conoces. Pero veo que tu cultura digital es bien escaso.

En segundo lugar, dice mucho de ti (o muy poco, según se mire) que catalogues a una nación de aproximadamente 300 millones de personas por las decisiones de un solo organismo, que, a lo sumo, estará compuesta por unos cientos de miembros. Espero que a los españoles no nos midan en realción a personajes como Rodríguez Zapatero, Llamazares o Jordi Puig: ¡estaríamos perdidos! Pero ya se sabe que hay quien se ve incapaz de salir del topicazo fácil.

En tercer lugar, es una catetada inútil la pretensión del .cat. También me parece una catetada cualquier dominio de tipo geográfico, pues Internet está, justamente, para eliminar barreras de este tipo, no para crearlas. Pero ya se sabe que hay quien se ve incapaz de salir del nacionalismo retrógrado.

Por último, la maldad de los EE.UU. es mucho menos mala que del menos malo de los terroristas islámicos que nos han declarado la guerra. Pero ya se sabe que hay quien se ve incapaz de tener sentido común... ni propio.

Trampu dijo...

Sip, el sentido común es algo escaso. Y se nota a la hora de distinguir entre un comentario irónico y un alegato antiamericano. Por cierto, a la hora de decir algo como "que catalogues a una nación de aproximadamente 300 millones de personas por las decisiones de un solo organismo" no sólo es necesario carecer de sentido comun, sino además tener ciertos problemas a la hora de leer y comprender lo leído. A no ser que creas que "la derecha religiosa radical norteamericana" significa "todo el espectro político y religioso norteamericano".

Y hablando del tema, que alguien quiera el dominio .cat para su página no me parece ni mal ni bien. Viene a ser lo mismo que que ciertas ramas de la industria quieran dominio propio. A fin de cuentas, cada uno pone en su página lo que quiere, y si quiere hacer notar que la catalanidad de su web pesa por encima de cualquier otra cosa, por mi no hay problema. Otra cosa es que ciertos paletos lo usen como estandarte, pero el abuso no deslegitima el uso.

Egocrata dijo...

Ataqeq, conecta el detector de ironía. Lo tienes apagado. Gracias....

Atareq dijo...

¡Uy, sí! Lo conectaré, no sea que un día de estos se caguen en mis muertos y no sepa reírme a tiempo.

JA JA JA.

papotes dijo...

Traed vuestros comentarios al blog de Pepe Blanco. Este es libre, no censurado!

http://elcuadernolibredepepeblanco.blogspot.com