lunes, diciembre 18, 2006

¿"disfraces"?

Algunos medios cuentan las cosas como quieren. Hoy ha habido otro de esos secuestros masivos que se ven a menudo por Irak, donde un grupo de "terroristas disfrazados como militares" se han llevado a decenas de personas. Bueno, va siendo hora que se acostumbren, pero es perfectamente posible que fueran de hecho militares dándose al terrorismo en sus ratos libres.

Si algo hay claro sobre Irak es que ahora mismo no hay nadie en el gobierno iraquí que tenga puñetera idea sobre lo que está sucediendo fuera de la zona verde. El estado, como tal, ha dejado de existir; como mucho se puede hablar de un montón de facciones con variado acceso a recursos, tratando de controlar una parte del territorio usando cualquier grupo de matones (sea policia, ejército, milicia o los americanos mismos) de la mejor forma que pueden. Evidentemente, cada uno con su agenda (que va desde el integrismo islámico a la cleptocracia mafiosa, y eso si tienes suerte) y su propia artillería.

Cuando un gobierno no es nisiquiera capaz de desperdiciar el dinero que recauda, es que las cosas van realmente mal. No tienen siquiera suficiente poder para ser corruptos, vamos; eso requiere un talento especial. Es hora de dejar de decir que son cuatro terroristas, y empezar a reconocer que tenemos una guerra civil entre manos. Y no, no es cuestión de definiciones; continuar tratando el problema como si se trata de acabar con cuatro exaltados es garantía que las cosas acaben aún peor.