jueves, agosto 30, 2007

Flipando con Rosa Díez

Algunos andan aplaudiendo con las orejas que Rosa Díez haya formalizado lo que de hecho ya había hecho hace tres o cuatro años, dejar el PSOE. Hablaré más de ello luego, pero el asunto es más bien bastante irrelevante; si no fuera porque la mujer es otro caso de josebonismo terminal (esto es, un político que es visto por los del otro lado como la salvación de sus rivales; Gallardón es otro del clan) ni se hablaría de ello.

Y oye, no será que el electorado vasco no lo haya dejado claro; la evolución del voto del PSE y PP en Euskadi lo dice todo. La mayor crisis desde Suresnes. Dios, que el PSOE tuvo a José Borrell de líder.

12 comentarios:

Lasombra dijo...

Alucina vecina: con esa fantástica exposición de hechos, el PSOE, que gobierna y probablemente seguirá haciéndolo por cuatro años más, esta metido en una crisis peor que, por ejemplo, la de marzo del 2000, cuando gracias a la "almuniada", se quedaron con menos de 130 diputados. Que cosas...

Esto me recuerda una frase del Tenorio (creo): "los muertos que vos matáis gozan de excelente salud". Dirigida a LD, queda bastante apropiada.

Shirikhawk dijo...

También es casualidad de las casualidades que esta "señora" haya recientemente cumplido dos años en posesión de su acta de eurodiputada y que sea justo ahora cuando decide dejar el partido y el escaño.

Vamos, que lo que hacía lo hacía por "sus convicciones".

Ahora se ha visto cuales son sus verdaderas convicciones.


Agurrak.

Shirikhawk.

José Carlos dijo...

Que conste que aun no vi muy claro de le dejar el europarlamento, ella misma dice que dejarlo es complicado, vamos para cobrar unos mesecitos más y dar el portazo antes de las generales... al tiempo.

Por cierto, que esa señora indigna se vaya a la mierda.

Saludos.

Súmmum dijo...

El problema es que el electorado socialista en general no respalda estas aventuras y siguen tragando con todo.
Sabater es otro ejemplo de no me gusta el PSOE pero antes la izquierda que el PP.

Telémaco dijo...

No creo en la irrelevancia del caso. Los comentarios anteriores, llenas de ataques personales son un síntoma de que no es un caso anecdótico.

Yo sí creo que el problema de Díez era de convicciones personales. Porque su postura en el País Vasco es justo la contraria de quien busca su comodidad.

¿Y por qué no se ha ido antes? Porque ella mantiene el discurso del PSE de hace 6 años, el de Nicolás Redondo Terreros. Ella no ha cambiado, ha sido el PSE.

Sí, es legítimo que un partido cambie su orientación, pero no es justo que se exija a sus dirigentes cambiar su postura al unísono. Y menos en temas de principios.

Y por eso molesta tanto Rosa, porque nos recuerda el PSE que fue y ya no es.

Saludos

Shirikhawk dijo...

Telémaco dijo:

"¿Y por qué no se ha ido antes? Porque ella mantiene el discurso del PSE de hace 6 años, el de Nicolás Redondo Terreros. Ella no ha cambiado, ha sido el PSE."



No es cierta esa afirmación. ¿Por qué no te refieres al PSE-EE de hace seis años hacia atrás?

Me refiero a aquel PSE que gobernaba junto con el PNV sin ningún tapujo. Aquel PSE de Txiki Benegas y Ramón Jauregi.

Fueron precisamente Redondo y Díez quienes cambiaron el PSE (y no al revés como tratas de afirmar), y su militancia se lo hizo saber en 2001, cuando se presentaron a las elecciones al Parlamento de Gazteiz casi de la mano del PP de Mayor Oreja.

Esa misma militancia fue quienes les pusieron donde les corresponde y hace que el PSE recobrase su sitio, ese sitio del que fue movido gracias a esos dos pájaros de cuenta.

No recordemos sólo la parte de la Historia que nos interesa.

Agurrak.


Shirikhawk.

geógrafo subjetivo dijo...

Lo único que me produce el caso de la Sra. Díez es la siguiente pregunta: "¿para qué crea un nuevo partido cuando ella sintoniza a las mil maravillas con el PP, que ya está fundado y en funcionamiento?

Shirikhawk dijo...

geógrafo subjetivo dijo...

"Lo único que me produce el caso de la Sra. Díez es la siguiente pregunta: "¿para qué crea un nuevo partido cuando ella sintoniza a las mil maravillas con el PP, que ya está fundado y en funcionamiento?"

Muy sencilla es la respuesta: En el PP no tendría los altos cargos de mandato que le dan en "su" nuevo partido.

Y es que ésta sra. le gusta en demasía "la cumbre".


Agurrak.


Shirikhawk.

Telémaco dijo...

El PSE tiene dos corrientes, eso es evidente. Invocar el PSE de Benegas después del pacto de Lizarra (aquel que firmó el nacionalismo con ETA para la muerte civil de los no nacionalistas) es un poco complicado, pero legítimo.

Mi pregunta es ¿por qué es tan difícil reconocer que actúa por convicciones?. ¿Y porqué si su posición es la línea del PSE de hace de 6 años, tan legítima como la actual, no se le reconoce su derecho a discrepar?

Son los ataques personales los que me sorprenden, no la crítica política.

Y de fondo, ¿para cuando una izquierda que combata el nacionalismo obligatorio?

Egocrata dijo...

Estamos hablando de la Rosa Díez consejera de turismo del gobierno de Euskadi, ese presidido por Ardanza, ¿no?. La que creo la campaña "Ven y cuéntalo" y se indignaba cuando hablaban de fractura social y trabaja codo con codo con el PNV.

Esa misma.

Acepto que la gente tenga convicciones; es más, me parece estupendo que Díez finalmente se dé cuenta que esté donde no le llaman y deje al pobre PSE en paz. Lo que está bastante claro es que la que se ha movido es ella, no el PSE; el partido sólo ha vuelto donde estaba.

Bender dijo...

Leed lo que opina Luis del Pino:

"Mi opinión al respecto es que se trata, de nuevo, de una jugada más para intentar evitar un triunfo del PP en las siguientes elecciones. Trataré de explicar por qué."

Éste hombre tiene que dejar las drogas!!!

Telémaco dijo...

Lo que está bastante claro es que la que se ha movido es ella,no el PSE;

...mmm,luego el PSE no se ha movido...

el partido sólo ha vuelto donde estaba.

... ¡ah! entonces el PSE sí se ha movido. O igual ha vuelto donde estaba sin moverse, todo puede ser. O a lo mejor no está tan claro.

Egócrata, alguna vez te he leído alguna argumentación mejor construida ;-). Un cordial saludo.