viernes, abril 28, 2006

Nueva York y su "bajo" nivel de crimen

No hace demasiado alguien en los comentarios se preguntaba si era cierto que la sociedad americana es mucho menos violenta que la española, algo que me dejo un tanto sorprendido. Si bien es cierto que en Estados Unidos uno no acostumbra gente liándose a tortas en un mostrador de aeropuerto (sospecho que Aena es un factor) o en la puerta de un juzgado, hay algunas cosas que no cambian nunca.

Pongamos el nivel de homicidios y asesinatos de la ciudad de Nueva York. Según el Times, los datos para el 2005 son espectacularmente bajos, a unos niveles no vistos desde los mucho más tranquilos y pacíficos años sesenta. 540 muertes en un año, en una ciudad de ocho millones de habitantes. Bueno, no suena tan mal, pero comparemos. Comunidad de Madrid, población un pelín por debajo los seis millones de habitantes. Homicidios, en todo el 2005, sesenta. Si Madrid tuviera la misma población que Nueva York, tendría unas ochenta muertes al año en un año normal.

Y que conste, Nueva York no es ni de lejos una de las peores ciudades del país en esta estadística. Estados Unidos tiene un problema, y aunque los datos han mejorado mucho en los últimos tiempos, la criminalidad en las ciudades sigue siendo alta.

Si se mira por estados, sin embargo, uno se da cuenta de la enorme, gigantesca diversidad del país: si bien lugares como Lousiana son tan "animados" como Méjico o Bielorrusia, otros como Maine o Iowa están al nivel de Suiza o los siempre pluscuamperfectos suecos. Dicho de otro modo, Estados Unidos no es "una sociedad" en casi ningún aspecto. En muchos indicadores, Suecia y Portugal son más parecidas que Maine y Michigan. Cuando se piensa en Estados Unidos, uno muchas veces debe tener en mente algo más parecido a la Unión Europea, pero con un sólo idioma, que no a un sólo estado uniforme. ¿Es la sociedad americana más violenta? Si y no. Depende de dónde uno mire.

2 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Me gusta tu valoración. Me refiero a una visión coherente de EEUU y no la del antiamericanismo primario que no ha visitado ese país o con suerte ha ido a Orlando. EEUU no es Nueva York, aunque nos lo parezca desde aquí, ni tampoco el Bible Belt. Es demasiado grande y suficientemente complejo como para que haya de todo. Y como para que George Bush consiguiera que su hijo saliera presidente. Nadie es perfecto.

MiguelNR dijo...

El anti-americanismo es tan absurdo como cualquier anti-eso_pase_lo_que_pase del mundo; es, básicamente, una posición sin criterio.

El problema del crimen es un problema complejo, multi-causal, y que debería abordarse desde diferentes ángulos.

La simplificación es un cáncer a la hora de realizar diagnósticos medianamente realistas, y por lo tanto, efectivos en el momento de transformarlos en acciones políticas.