miércoles, junio 07, 2006

La explotación del sufrimiento

Vaya por delante, este es un post profundamente insensible y radicalmente objetivista, con una falta de empatía con el projimo absoluta. Es cruel, pero alguien tiene que decirlo de una puñetera vez: la explotación del sufrimiento que algunas víctimas del terrorismo es vergonzosa.

Lo han pasado mal, es trágico, y lo que quieras, pero hay un enorme colectivo de personajillos y voceros variados que han hecho del lloriqueo y la exaltación de sus heridas una máquina de publicidad infinita. Hay gente que ha hecho del lloriqueo exaltado en los medios de comunicación una forma de vida, haciendo de sus escoltas una máquina de generar entrevistas. Son la industria del dolor vasca, la otra cara de la industria del terror que tanto daño ha hecho; pueblan foros, asociaciones y tertulias radiofónicas haciendo pornografía de su sufrimiento. Son inflexibles, y no toleran disidencia; cuando Fernando Savater se atrevió a salir del discurso, le acusaron de vendido y lo echaron como un apestado.

Sea por una descarada adicción a la publicidad, sea porque les gusta la fama, sea porque están siendo utilizados por la derecha de forma descarada, el circo de intelectualoides y mártires mediáticos que circula por el debate político de este país es en ocasiones nauseabundo.

Aprecio la valentía de quien se presenta a las elecciones en Euskadi en lugares donde no es fácil ser constitucionalista. Aprecio lo duro que es vivir con miedo. Aprecio el dolor de ser herido o perder un ser querido en un atentado. Lo que no aguanto es el exibicionismo, la arrogancia, el ansia por la publicidad y los aires de superioridad moral que muchas víctimas y intelectuales de tres al cuarto muestran día tras día. Una cosa es opinar, y la otra es lanzarse en diatribas fanáticas cada vez que hay un micro.

No hay heroismo sin humildad.

6 comentarios:

Citoyen dijo...

Compañero, yo tambie´n soy un insensible ¿formamos un partido? ¿el partido insensible?

Pero bueno, eso es la tónica habitual del día a día, las victimas, los afectados son los verdaderos ciudadanos. Los afectados por le 11m, las victimas del incendio de guadalajara, las victimas del prestige, los familiares de los muertos en la guerra de irak, los familiares de los muertos en lo de yak 42, los reprimidos por el franquismo,...) Yo, tal vez por egoismo porque no soy miembro de ningún colectivo victima de nada, estoy harto.

MiguelNR dijo...

Especialmente la AVT está haciendo un papel repudiable desde la mínima cultura democrática.

Ilyich dijo...

Egocrata, ¿tienes algún argumento concreto, algún dato que desacredite el discurso de Gotzone Mora y de la AVT, aparte de la repugnancia personal que sientes por ellos? Porque para ataques ad hominem y menosprecio de los "personajillos" ya tenemos el original, www.gara.net.

Egocrata dijo...

Los llevo repitiendo desde hace meses. El ser víctimas no les da derecho a tener un peso mayor que el resto de los ciudadanos deciendo cómo acabamos con ETA, ni a darnos lecciones.

Ni los exime de crítica, oye. Que aquí parece que son sagrados.

Ilyich dijo...

Que no digo que nadie sea sagrado. Precisamente te invito a que les sometas a un proceso de crítica... razonada.

Lo que no puede ser es que, sin molestarte en entrar en el fondo del debate, resulta que ellos son 'intelectualoides', 'nauseabundos' y 'fanáticos' y tú, por ejemplo, no.

Y vale que el ser víctima no quiere decir que se tenga derecho a imponer nada, pero por lo menos que se puedan portar igual de mal que los demás.

Egocrata dijo...

Lee el post siguiente, en que doy razones sobre por qué la inflexibilidad radical de la AVT/PP es estúpida, por ejemplo.