sábado, junio 23, 2007

Ya era hora

La política española es razonablemente cercana a lo que vemos en el resto de democracias modernas. La retórica es ligeramente distinta, se tiende a hablar de cosas un poco más estúpidas y el tono un poco más apocalíptico, pero el funcionamiento de las instituciones es bastante comparable a casi cualquier sistema semi-bipartidista ahí fuera. No hagais caso a los histéricos que hablan del final de la democracia y el exterminio del régimen cada diez minutos; desde 1993, cuando el PSOE empezó a recibir curas de humildad constantes, los políticos se han normalizado muchísimo.

Hasta ahora, sin embargo, había un elemento en que los políticos españoles aún no estaban al nivel del resto de democracias, especialmente el PSOE. Estoy hablando de política de comunicación, y como el gobierno Zapatero ha sido espectacularmente inútil en este aspecto. El ejecutivo parece no haber realmente entendido cómo funcionan los medios durante lo que llevamos de legislatura; responden lento, no se centran en un mensaje, no son coherentes y no son capaces de bombardear a los medios con noticia tras noticia y declaración tras declaración para llevar siempre la iniciativa y mantener sus voz en portada con fuerza.

Y controlar a periodistas a base de conceder y retirar acceso a fuentes privilegiadas, por qué no. Que manejar a la prensa no siempre repartir carantoñas.

Así que cuando he leído el anuncio que en Moncloa van a construir un centro de prensa, he tenido la ligera ilusión que a lo mejor los socialistas están aprendiendo que uno no sólo debe gobernar bien, sino que uno debe parecer una máquina eficiente haciéndolo. El único gobierno que ha entendido realmente que significaba esto (con una ayuda espectacular de un inoperante oposición) fue Aznar en la primera legislatura, especialmente en tiempos del implacable (y muy eficaz) Miguel Ángel Rodríguez. Quizás el PSOE finalmente va ganar un poco de disciplina de comunicación.

No sería el primer gobierno que aprende a conducir a medio camino; la administración Clinton empezó siendo famosamente incompetente con la prensa, y acabaron siendo capaces de salir de un pollo como el caso Lewinsky ganando publicidad a base de trabajarse bien los medios.

Y sí, suena maravillosamente cínico. Bienvenidos al glorioso mundo de la comunicación política, también llamado el lado feo de las democracias. Cuestión de elecciones, vamos.

4 comentarios:

The happy butcher dijo...

Oye, esto no será otro engendro creado con dinero público para seguir mintiendo a la gente... ¿No?

Y bueno... sobre lo de que no saben comunicar, debe ser porque no está Rubalcaba gestionando la cartera.

Honestamente, prefiero un gobierno eficiente y que no sepa defender lo que hace.

Egocrata dijo...

Oye, al menos sale más barato que la TVE-prereforma :). Ya sé que un gobierno eficaz es lo mejor que nos puede pasar. El artículo era voluntariamente cínico y un tanto partidista. Este gobierno ha sido bastante eficaz, pero macho, no se ha enterado nadie.

The happy butcher dijo...

Supongo que eso (el gobierno lo ha hecho bien) dependerá de la materia de la que hablemos... ¿No? Porque lo de ETA no tiene perdón de Dios... ni casi de ningún ser humano con un mínimo de cerebro...

Tito el Elfo dijo...

¿Qué ha hecho mal con ETA? ¿Es el País Vasco independiente, los presos están libres y Navarra forma parte de Mordor y a mí no me han informado?

Porque eso es lo único que quiera ETA, y no ha conseguido una mierda.