miércoles, junio 20, 2007

Irak: soluciones posibles e imposibles

El otro día escribía en un artículo sobre Oriente Medio como Estados Unidos había ganado todas las batallas pero seguía perdiendo la guerra. El análisis en general me sigue pareciendo correcto (no cambio de opinión tan rápido, vamos) pero lo que realmente me parece atroz es como despacho al final la idea que una dictadura podría ser una solución aceptable al conflicto en Irak. Luís Gómez, con cierta razón, respondió con un ataque de apoplejia aguda, en gran parte porque no me entendió lo que decía, pero sobretodo porque la verdad no es que me explicara demasiado bien.

Bien, supongo que es hora de desarrollar un poco el argumento. Espero que Luís, que cuando habla de la región normalmente dice cosas sensatas, me lo critique como se merece. Empezaré, como de costumbre, con una lista. En Irak ahora mismo hay en mi opinión cuatro escenarios posibles, dentro de una estimación más o menos sensata:

a.) Status quo:

Las cosas siguen como están, de forma más o menos indefinida. Esto es, los Estados Unidos siguen con la ocupación, los iraquíes siguen dándose de tortas entre ellos, y el país se mantiene en una guerra civil de (relativamente) baja intensidad gracias a estabilidad (relativa) que dan las tropas americanas. Es un resultado bastante horrible; estamos hablando de centenares de muertos civiles al día (imaginad España con un par de 11-M y Hipercor cada mañana), dos millones de desplazados (de una población de 27 millones) y una autoridad estatal entre patética y nula.

Es muy dudoso que los americanos puedan mejorar la situación con los niveles de tropas actuales a medio plazo; sencillamente, no tienen suficientes soldados para mantener los niveles de presión actuales más allá de septiembre, y de hecho aún con el último incremento de tropas la violencia ha vuelto a repuntar desde mayo. Por no hablar de Irán y sus cariñosos envíos de armas; para ellos mantener la guerra caliente es fácil.

b.) Partición:

No comentaré demasiado, ya que no parece estar en la agenda de Washington ni de broma. En parte porque uno tendría tres problemas en vez de uno, en parte porque Siria e Irán tendrían dos estados satélite de regalo. Y eso sin resolver el problema de la violencia; no es seguro que la partición no se convirtiera en un baño de sangre al estilo India-Pakistán.

c. ) Democracia estable:

Sin duda el mejor de los resultados posibles, y el que obviamente los iraquíes desean mayoritariamente, cuando no están huyendo de algún miliciano local. El problema es la factura necesaria para obtener este resultado.

Siendo realistas, la única manera para darle a la democracia iraquí una mínima posibilidad de supervivencia es que Estados Unidos duplique su nivel de gasto militar, ponga medio millón de soldados sobre el terreno para estabilizar el país, suelte un par de sopapos a Irán para que dejen de incordiar, y el mundo entero se trague una crisis del petroleo cuando Irán y los Saudíes traten de descarrilar el invento. Si se produce el milagro y los iraquiés son capaces de parir una constitución que evite que la estructura económica y social del país acabe con el régimen democrático, entonces, y sólo entonces (y estoy hablando de un arreglo político rematadamente complicado), Irak tiene alguna opción.

¿El problema? Políticamente es insostenible. Si Bush pide esto al país ahora mismo será echado a patadas de la Casa Blanca, en vista de la enorme chapuza que ha sido todo este asunto. El resto de occidente no va a pagar la factura de los errores de Estados Unidos (seremos demócratas, pero no idiotas), y obviamente ni Hillary, ni Giulani, ni Obama, ni Bloomberg van a lanzarse a desfacer entuertos como Johnson hizo en Vietnam en una guerra que no es suya. Y más en algo que puede que funcione, puede que no, o puede que acabe en una guerra abierta con Irán, Pakistán y un pollo a escala planetaria de narices.

d.) Dictadura más o menos camuflada:

La última opción, y la más patéticamente realista, es la vuelta al status quo previo a la invasión. Irak como país estable, férreamente vigilado por la comunidad internacional, lo suficiente fuerte como para mantenerlo fuera de la órbita iraní y... bajo el puño de hierro de un dictador aliado.

Es una solución patéticamente cínica, pero la verdad, me temo que la más realista. Estados Unidos escoge uno de los bandos enfrentados en Irak que no sea especialmente ofensivo (laico, antiislámico, antiiraní. Ostras, los baathistas), lo arma hasta los dientes, y le deja que haga un golpe de estado que instaure una dictadura, con las tropas americanas cooperando sin que se note demasiado. Un poco de represión (razonable, sin pasarse), unas palmaditas en la espalda, y hala, ya nos podemos largar. Quizás sea necesario llegar a un acuerdo con Irán (garantías que el nuevo régimen no volverá a las andadas guerreras de antaño, levantar algunas sanciones a cambio de que no intervengan), y nada, un retorno al viejo y sencillo mundo de los régimenes autoritarios amigos.

Conclusiones:

Moralmente deleznable, pero política y estrategicamente la opción D es lo único remotamente realista. La opción A (status quo) es insostenible, y sólo refuerza a Irán, que tiene libertad de acción absoluta al carecer Estados Unidos de tropas para meterse en otro conflicto. La opción B no está sobre la mesa, y es probable que favorezca a los iraníes igual. La C es doblar la apuesta; el resultado estaría en el aire pero los costes políticos y económicos la hacen imposible. Queda D, la dictadura pactada bajo la mesa con Irán. Una solución triste, derrota clara y un final patético a una guerra que era probablemente una mala idea y que fue ejecutada del peor modo posible.

¿Es la mejor salida? Me temo que ya no estamos en una situación en que esta pregunta tenga sentido. No podemos volver el reloj atrás y repetir la invasión con medio millón de soldados; el electorado americano ya no está para esas cosas. No podemos arreglar el problema sin hacer sacrificios gigantescos, y no podemos abandonar el país a tontas y a locas dejando la puerta abierta para que Irán ponga un gobierno títere. Creo en la democracia, y la verdad, ojalá Irak hubiera salido bien, pero como están las cosas ahora, ni doblando la apuesta garantizaríamos que las cosas funcionasen.

Es hora de minimizar daños y dejar el quijotismo en la puerta.

17 comentarios:

Reportero Bombero dijo...

Que bien! Montamos una guerra para uitar a un dictador baasista, el país hecho unos ciscos y la solución es recolocar una dictadura baasista otra vez.

Solo decir que la opción separación no es incompatible con las otras dos:
Un Kurdistan libre y democrático, con un Iraq Baasista.
Turquía no querrá
Tanto en una dictadura como en una democracia Al-Qaeda va a seguir actuando así que... que tal democracia?

Tampoco hay que descartar una dictadura islámica pronorteamericana... ya puestos!

O un Iraq baasista al lado de un Bassoristan democrático (+/-) en manos de los chiies moderados. Aunque el problema de los chiies de Bagdad lo pudre todo.

Anónimo dijo...

Naturalmente, estaras de acuerdo en que la unica manera de que Cuba no vuelva a ser el cortijo caribeño de EEUU es con la democracia imperfecta cubana actual, no?

Egocrata dijo...

Por partes:

1. Triste, pero me temo que acabaremos con un pollo de ese estilo. La partición es poco probable, pero tampoco sería fácil.

2. Anónimo, estás mezclando churras con merinas. Nada de lo que digo, nada, nada, NADA tiene que ver con Cuba. Estoy hasta los cojones que cada dos por tres haya un imbécil listillo con el soniquete este que a la izquierda nos mola Castro. Castro es un dictador, Cuba debería ser una democracia, y lo de la dominación americana es una chorrada paranoica absurda. Así que por favor, vete con tus insinuaciones a la mierda.

SuperSantiEgo dijo...

La realpolitik es una guarrada la mayor parte de las veces, pero... si la comparamos con la weltpolitik y sus consecuencias... habrá que tragarse el sapo llegado el caso. Claro que, como diríamos algunos, para ese viaje sobraban las alforjas, y además si hay que ir se va, pero ir para hacer eso y volverse dejando lo mismo, es tontería.

Lo peor es que luego nos lo querrán vender como la gran estrategia del sabio amigo americano. Y mucha gente tragará.

Luis I. Gómez dijo...

Egócrata, permíteme que te de respuesta mañana por la mañana.

En este post se te entiende mejor. Quiero leer que describes el escenario posible más realista y no el que deseas.

Si es así, el motivo de mi "ataque" está "curado". De todos modos, haces un par de afirmaciones que creo pueden ser matizadas. Te aviso cuando lo tenga listo.

Un saludo!

Anónimo dijo...

¿Cuba deberia ser una democracia pero Irak no? ¿EEUU es un peligro para Irak pero no para Cuba?

Debe ser que Bahia de Cochinos no existio, ni EEUU ha dejado en libertad al terrorista Posada Carriles...

Y no, no me voy a la mierda, pero te dire que eres un cinico y un hipocrita de tres pares de narices por defender una dictadura en Irak pero no una democracia imperfecta en Cuba para defenderse de EEUU.

judas dijo...

Anónimo.

Lo primero que debe hacer alguien que pretende dar lecciones es dejar su nombre y un enlace.

No, Cuba no tiene una "democracia imperfecta". Cuba sufre una dictadura.

Pero de eso no es de lo que se habla aquí. Si quieres, estamos hablando de Cuba aquí:
http://suntsunomadas.blogspot.com/2007/06/elecciones-en-cuba.html

Razones es lo que espero. No mitines.

Reportero Bombero dijo...

Insisto:
Lo más parecido que ha tenido la zona a democracia es el regimen "restauracional" kurdo, amparado en el hecho de que las tropas de saddam no podían pasar de no-se-que-paralelo. Con restauracional, me refiero a dos partidos que manejan el cotarro.

La partición no les interesa, pero en mi opinión SI es la solución. Al menos evita la guerra civil a gran escala.

Al Qaeda, va aseguir haciendo de las suyas con democracia y con dictadura asi que... venga democracia y que sea lo que Dios/Aláh quiera.

No se si soy extermadamente ingenuo, o extremadamente cínico, pero para que muera gente y nos intenten vender la moto dela dictadura buena... casi prefiero una combinación anárquica de metralletas y urnas.

Egocrata dijo...

El anónimo no ha entendido ni jota, la verdad. Como Luis muy bien dice, no es la solución que me gusta, es el resultado que veo más factible, y por tanto, más probable. No estoy hablando de moral, estoy hablando de política.

Y no, no es lo mismo. Y no, Cuba no necesita una dictablanda o como quieras llamr a la tiranía que sufre ahora para defenderse de nadie.

Sobre la partición, quizás tenga que desarrollar la idea un poco. Mi problema es que es otra apuesta al tuntún; es posible que funcione, pero no hay nada seguro. Y el resultado entraña riesgos.

La verdad, no creo que sea una solución absurda; el problema es que los americanos no quieren ni oir hablar de ella, mientras que algunas voces ya hablan de una solución "pragmática" (neolengua para dictadura). Es una cuestión de posibles.

Egocrata dijo...

Por cierto, Luis, tu matiza. En esto sabes igual o más que yo, así que cualquier posible aportación será aprender algo :-).

Demócrito dijo...

Adaptación libre de una frase célebre de un célebre hijoputa: "cuando oigo la palabra moral saco la P38."

O también: "es peor que un crimen, es un error"

Mi favorita: "prefiero un malvado a un tonto, porque el malvado, al menos, descansa"

Joder, parecemos Misses pidiendo la paz mundial. A ver, el gobierno de los EEUU decidió invadir Iraq por oscuros motivos que no conocemos y sólo podemos intuir. Pudiera pensarse que una combinación de prepotencia, estupidez, intereses estratégicos y un presidente tobogán abajo en las encuestas nos llevó a la actual situación. No sería la primera vez.

Ahora el mal está hecho. De los posibles objetivos que un actor racional hubiese deseado, no se ha cumplido ninguno: no se controla el país, no se controlan sus recursos, Irán tiene una posición más fuerte, Arabia Saudí tuerce el morro, los islamistas tienen más cuentos que contar, Al Quaeda más patio donde jugar y Afganistán menos recursos que recibir. Una gloria.

¿Y cómo lo solucionamos? Apostando por la democracia, los buenos sentimientos y las mejores intenciones. Todo muy políticamente correcto, muy moderno y muy chupi guay. Si es que somos la hostia de buenos y nos conmueve el sufrimiento de esos pobres moritos (que no son moros, que son... da igual, tú sigue) a pesar de tener tan mal gusto y llevar esos bigotazos y esas camisas tan feas.

No enredemos, hombre. En la zona no hay un sólo país democrático excepto ¿Israel? y ¿Turquía? Qué digo en la zona, en toda la jodida Asia hay otras dos democracias que funcionan (Japón y Corea del Sur) y otra que a medias (India, el que se crea que Rusia es una democracia se merece el premio Pangloss al tonto de baba del año)

Y esto es así por buenos motivos. Parece mentira que no nos demos cuenta de que la democracia, como todas las flores bellas, es frágil y requiere muchas condiciones para nacer. Pensamos que llevándola en la mochila de nuestros muchachos, junto con las chocolatinas y la munición perforante, todos esos pobres moritos (que no son moros, hostia... bueh, da igual) van a abrazarla conmovidos por nuestra generosidad. Pues va a ser que no.

Esto me recuerda a un tal Napoleón tratando de poner orden en un país atrasado y pobre que estaba al lado suyo. El país de marras estaba gobernado por un valido corrupto y follador, un rey ridículo y feo y un príncipe ridículo, feo y ruin. Además estaba lleno de tipos bajitos, mal afeitados, sucios y con camisas horribles (como esos iraquíes de la tele, oyes)

Así que el tal Napoleón y su hermano trataron de implantar un sistema más justo y eficaz (no olvidemos que el primer rey que ofrece una carta otorgada al pueblo español es José Bonaparte) en ese pobre país vecino. La cosa parecía fácil, no más de 80000 hombres, se hablaba.

Al principio todo va bien. El rey y el principote se pegan por besar el culo del corso. Los primates políticos doblan como bisagras siempre y cuando les dejen seguir sentados en su sillón. El ejército del país a invadir es de opereta y aunque da algún susto inesperado, pronto el territorio es controlado sin demasiado esfuerzo.

Pero la cosa se tuerce y encabrona. Los tipos bajitos esos son de los que sacan una cheira de dos palmos en cuanto les miras según como, y los franceses son mu suyos y mu chulos (como los americanos esos, oyes) así que miran de un descarao que pa qué. Y sucede lo que tenía que suceder: todos se ponen a gritar "vivan las caenas", los ganapanes abren los ijares de los caballos, navaja en ristre, con mameluco montado y todo. Los curas predican el amor trabuco en mano, monte arriba y hasta las costureras te sacan los ojos azules que tantos éxitos lograron en el Quay des Orfevres con unas tijeras. Al cabo, el país entero es una degollina y cuando echan a patadas a los gabachos, se matan entre ellos, por eso de no perder las costumbres (como los iraquíes esos, oyes)

Parece mentira que Aznar, defensor de las esencias patrias, no reparara en el ejemplo que ya ofrecimos los españoles a quienes tratan de democratizar a la gente a palos. Se lo tenía que haber contado a su amigo Georgie mientras charlaban, patas arriba, en el rancho. Quizá hubiera servido de algo.

El caso es, y lamento la larga digresión, que en Iraq no se dan las condiciones para el desarrollo de la democracia. Egócrata deja claro que sólo estabilizar la situación sería terriblemente oneroso. Y eso sólo sería el principio, después tendrían que repararse las infraestructuras, impulsar y estabilizar la economía, reconstruir el sistema educativo y todas esas minucias que hacen posible la convivencia pacífica y el desarrollo social imprescindibles para el nacimiento y sostén de la democracia.

Todo esto no es imposible, EEUU ya lo hizo en Japón, por ejemplo. El amigo corso arriba mencionado decía que había tres factores fundamentales para que un ejército logre sus objetivos: dinero, dinero y dinero. En esas estamos: ¿quién paga la cuenta? Esa es la pregunta que tendrían que hacer a todos los bienintencionados que claman por la democracia en Iraq. Y conste que yo creo que el deber de los países desarrollados es meter todas las tropas y el dinero necesarios para hacer de Iraq un país democrático y como mínimo tan próspero como antes de la primera guerra EEUU-Todos los demás VS Iraq. El que la rompe la paga, dicen. O debiera. Pero no lo van a hacer, así que lo que dice Egócrata es muy pausible, por feo que suene y poco que nos guste.

P.D: En todo el tiempo que llevo leyendo este blog, es la primera vez que veo a Egócrata salirse de sus casillas. La verdad que el tema de Cuba es cansino, sobre todo en labios de la derecha defensora de democracias como la del Chile de Pinochet (¡esos abrazos de la Thatcher!) Pero ha sido divertido, me ha recordado a Fernando Fernán Gómez y sus salidas escatológicas. ;)

Anónimo dijo...

¿Cuba no necesita una "dictablanda" para defenderse de EEUU?

-Bahia de Cochinos
-Puesta en libertad del terrorista Posada Carriles
-Encarcelamiento de 5 agentes antiterroristas cubanos (y Posada Carriles en la calle, te recuerdo)
-Bloqueo a Cuba. Bloqueo que permite que se encause a Michael Moore por el terrible delito de filmar en la isla, por ejemplo.
-La base militar de Guantanamo, base militar estadounidense en Cuba sin el consentimiento del estado Cubano.

Claro, Cuba no tiene que temer nada de EEUU...

Luis I. Gómez dijo...

Egócrata, el post está listo y colgado en el blog (no pongo enlace, que no tengo ganas de tipear etiquetas :P ). Creo haber dado con las fuentes apropiadas, y la lectura de las mismas nos ayudarán a todos a comprender un poco más algo que, ciertamente, no alcanzaremos nunca a comprender de verdad.

En lo personal, te dedico las últimas tres líneas del último párrafo :)
Saludos!

Egocrata dijo...

Muy buen comentario, Demócrito. Estupendo paralelismo. Ya sé, ya sé, la historia no se repite nunca y todo eso, pero narices, parece mentira que un presidente del gobierno español no recuerde algo tan básico como que la gente tiene muy mala leche.

El anónimo, en fin. Estás en la bitácora equivocada si quieres comprensión al conspiracionismo americano o el heroismo de Cuba.

Luis, procedo a leer en lo tuyo.

Anónimo dijo...

¿Conspiracionismo? Creo que todos y cada uno de los hechos que he puesto son reales y comprobables.

Y cierto, no busco aqui comprension alguna con la situacion cubana: lo unico que queria era demostrar, y he demostrado, es tu caradura, tu hipocresia y tu cinismo al ser tan "comprensivo" con una posible dictadura en Irak y no en Cuba.

Egocrata dijo...

¿Comprensivo? Digo que es la solución probable y práctica, no la más deseable. Empezando por el hecho que la invasión era una estupidez. Una cosa son los valores y lo que quiero que suceda (mundo cumbayá sin guerras), otra lo que me temo que el votante americano estará dispuesto a pagar.

Anónimo dijo...

Interesante comentario el de demócrito. También el post de egócrata. Y ya en éstas... ¿hasta qué punto está determinando el asunto de Irak el debate en las primarias?.

Implagable: ¡ostras! ¡los baasistas!

Por cierto, ¿qué es eso de las líneas rojas de Blair en la cumbre europea que se está celebrando? ¿qué es eso de Carta de Derechos "no vinculante"? Y a ver si largamos a la Polonia de los gemelos de la UE y se van a formar algún chiringuito con el Estado Vaticano. ¡Hombre ya!