domingo, junio 24, 2007

Salarios y nueva riqueza

Allá por febrero comentaba por aquí la evolución de los salarios, lanzando unas cuantas hipótesis sobre las razones sobre por qué se habían estancado de media, y qué soluciones tenía España sobre la mesa para solucionar este problema. Ayer en el País, en un ataque de relevancia, comentan de forma relativamente acertada un nuevo informe de la OCDE sobre la materia.

Sí, parece que la alta tasa de temporalidad y los inmigrantes en trabajos no cualificados presionan a la baja los salarios. Y sí, parece que el descenso es en parte un artefacto estadístico; si bien han disminuido un 4% en 10 años de media, la desigualdad ha aumentado. La cuestión, evidentemente, es a qué nivel de renta los salarios no han disminuido.

Dos comentarios finales. Primero, el hecho que el poder adquisitivo de los salarios individualmente ha disminuido no significa que la renta familiar haya hecho lo mismo. Como señala el informe, los salarios quizás han bajado, pero hay mucha más población empleada en el país ahora (el paro se ha reducido a la mitad), con una mayor población activa. Si se toma una métrica de renta familiar, es muy probable que esta haya aumentado. Sí, la caída de los salarios es una mala noticia, pero no significa necesariamente que las familias españolas estén peor ahora que hace 10 años, al tener dos personas trabajando en vez de una.

Otro detalle importante es que un descenso de salarios agregado puede de hecho esconder un beneficio general para toda la población española. Un número enorme de nuevos trabajadores con bajos salarios son inmigrantes; es perfectamente posible que los "nativos" hayan tenido una evolución salarial bastante más favorable. Para los recién llegados, su salario en España es casi siempre una enorme mejora sobre su renta en sus países de origen.

Como de costumbre, las estadísticas necesitan muchísimo detalle antes de llegar a conclusiones sólidas. España necesita urgentemente dedicar energías a solucionar este problema; cosas como la ley de dependencia, el incremento del gasto en educación o la reforma del I+D son primeros pasos sólidos, pero es necesario hacer más. Es más de lo que hicieron los gobiernos del PP sobre la materia (la derecha, a fin de cuentas, no tiene la redistribución entre sus prioridades; por algo gobernaban en 8 de los 10 años que cubren los datos), pero no debemos quedarnos en sólo eso.

13 comentarios:

yo dijo...

No, la desigualdad de renta no está aumentando. O al menos no lo podemos afirmar tan claramente.
LIS ,datos de España

Kar-El dijo...

"Sí, la caída de los salarios es una mala noticia, pero no significa necesariamente que las familias españolas estén peor ahora que hace 10 años, al tener dos personas trabajando en vez de una."

¿Y los precios qué? Hace 10 años un matrimonio trabajando sólo el hombre podía:

a) Comprarse un piso
b) Comprarse un coche
c) Tener hijos

¿Cuantos sueldos puede permitirse eso hoy, 10 años después? Ahora con dos sueldos más bajos que entonces apenas da para una casa y coche, y con un endeudamiento bruto hasta la jubilación.

Necesitamos dos sueldos para lo que antes sólo se necesitaba uno. Si eso no es estar peor o ser más pobres...

SuperSantiEgo dijo...

Bueno, yo ahora mismo me estoy cambiando de curro por una substanciosa mejora salarial.

Lo que sí que parece que se ha olvidado completamente es lo de hacer carrera en una empresa. La consigna parece ser estrujarte hasta que se te hinchen las narices y te largues a otro sitio en donde te necesiten y estén dispuesto a pagar como se debe. Sin embargo, cuando estás dentro, la idea es no ceder nunca un ápice. Normal: piensan que te están haciendo un favor.

Egocrata dijo...

Kar-El:

Cierto, eso no te lo voy a negar. Pero también es cierto que con la de pisos que se han estado comprando, parece claro que antes esa gente con un sólo salario no es que comprara demasiado...

Esto de que antes se vivía mejor con un sólo sueldo tiene algo de mito. Los coches eran más pequeños, los pisos se compraban menos y eran bastante más cutres, y los hijos se podían tener a cambio de que la mujer se quedara en casa y tuviera cero carrera profesional. Por no hablar de televisores, cachivaches, vacaciones y la enorme cantidad de lujos que antes disfrutaban cuatro y ahora son generales.

Camarada Bakunin dijo...

De acuerdo en casi todo, aunque debo decir también, coincidiendo en parte con kar-el, que una familia que para sostener el nivel de vida necesite incorporar miembros al mercado laboral no está necesariamente mejor.

Yo no puedo ni soñar con comprar un piso (por tamaño, situación y calidad) como el que compraron mis padres (con un sueldo) hace 25 años. El mío es más pequeño, está en un barrio más cutre y su calidad es, sencillamente, infecta. Siendo de construcción más reciente, está peor aislado, no tiene ascensor, las zonas comunes parecen el Líbano... Esto no sólo es culpa del tema salarios, sino de la situación del mercado de la vivienda, pero ahí está la cosa.

Y los salarios están, a mis ojos, estancados por completo. Si yo gano lo mismo que ganaba mi padre hace 12-15 años, algo va jodidamente mal. Sobre todo porque entonces él tenía un sueldo bastante corriente en una ciudad como Ávila, y hoy en día yo soy un privilegiado, ya que gano más que casi todo el mundo que conozco.

Y con la incorporación de la mujer al mercado laboral también nos han estafado los sucesivos gobiernos. Antes la mujer tenía que escoger entre tener un carrera o tener hijos y ahora... igual. Veo a demasiadas amigas que acaban renunciando a su carrera para poder formar una familia. Si la política familiar fuese un poco más europea... (suspiro)

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Camarada Bakunin dijo...

¡Egógrata, echa a este tío que ha entrado a vendernos cosas!

Egocrata dijo...

Aniquilado está el comentario. :-).

JavierB dijo...

Las observaciones que se hacen a esos datos son, desde mi punto de vista, erróneas, y sesgadas ideológicamente, intentanto justificar lo que no tiene justificación, que es que el país es mucho más rico y los sueldos han bajado.

Hay que distinguir dos grandes sectores poblacionales, que no se corresponden a la inmigración y a los nativos, sino a los mayores y los menores de 40-45 años, aproximadamente. Los primeros compraron un piso bien de precio y de unas dimensiones razonables (75 a 100 m2, más grandes en ciudades pequeñas que en ciudades grandes). La mujer pudo escoger trabajar o quedarse en casa, ya que con el sueldo del marido era y es suficiente. Su nivel de vida da para bastante, y sus sueldos han subido como mínimo lo que el IPC, aunque generalmente más aún porque sus contratos están en convenios colectivos que contemplan la antiguedad (trienios y demás historias por el estilo). Han podido hacer carrera en una misma empresa, o quizás 2 ó 3 como máximo, y sus contratos son indefinidos y con bastantes garantías hasta la jubilación, que en el peor de los casos será anticipada, con lo que vivirán con un buen nivel de vida sus últimos años productivos sin necesidad de trabajar. Teniendo en cuenta que su piso no les supone un coste adicional al de hace 10 años, si éste es en propiedad, esta gente con los años ha ganado claramente.

Por otro lado, están los menores de esas edades. Compramos pisos mucho más pequeños (50 ó 60 m2 la mayoría), de calidades dudosas, y nos endeudamos hasta la jubilación con unas cuotas mensuales draconianas, que perfectamente se pueden llevar el 40 ó 50% del prespuesto familiar (1 sueldo entero). Si alquilamos, más de lo mismo. Ambos miembros de la pareja deben trabajar para llegar a fin de mes, teniendo en cuenta lo que pagan de vivienda. Muchos ni siquiera tienen posibilidad de acceder a una vivienda. Trabajan con contratos precarios y con sueldos de pena, independientemente de si son inmigrantes o no. La mujer no puede escoger entre quedarse en casa y cuidar a los hijos o trabajar. Tiene que trabajar obligatoriamente porque se necesitan sus ingresos para subsistir. Por último, los horarios laborales son mucho peores que los del otro grupo. Hacen horas extras de manera habitual y muchos tienen horarios fraccionados, de temporada, o de fines de semana, al menos los que trabajan en comercio o turismo, que en este país son dos de las mayores empleadoras. Para esta gente, los sueldos están estancados, en valor absoluto (vamos, en la cifra) desde hace 10 ó 15 años. Admemás, en sus convenios, que muchas veces no se corresponden con su ocupación real, sino con el que interesa a los empresarios, no hay ningún tipo de beneficio por antiguedad ni nada que se le parezca. Si les suben el IPC, ya les parece que están de enhorabuena. Los servicios básicos se han encarecido mucho, mientras que los lujos accesorios, como los aparatos de electrónica, están insultantemente baratos, teniendo en cuenta que son fruto de la explotación de personas en otras partes del mundo.

Por otro lado, decir que la inflacción real, a vista de todos está, es bastante superior al IPC que nos venden, aunque quitemos la vivienda de en medio. Este aspecto sí que afecta por igual a todos los españolitos, pero lo notan mucho más los del segundo grupo, ya que esa diferencia porcentualmente es mucho más relevante dadas sus condiciones económicas.

Y, por supuesto, luego están los ricos, que son un mundo aparte y que cada vez son más ricos a costa de todos.

Mi caso personal es que hace 11 años cobraba 250.000 ptas. netas al mes como informático en 14 pagas. Era un sueldo razonable para el trabajo que hacía. Por otro lado, pagaba 50.000 ptas. de alquiler por mi piso, de unos 60m2. Ahora mismo (menos mal que me establecí por mi cuenta), si un trabajo de esas características se paga por esas 250.000 netas es que eres bastante afortunado. Se pueden consultar ofertas de empleo, ya veréis. Un año antes, hace 12, empecé en mi primer trabajo de informático por 18.000 euros brutos al año. Ahora nadie paga más por un primer trabajo de informático. Muchas veces aún se paga menos.

Los jóvenes estamos en una especie de rueda sin fin en la que los salarios suben el IPC, pero como los contratos son temporales y vamos cambiando de trabajo cada dos por tres, en cada cambio volvemos a empezar desde abajo. Es como ese viejo mito griego en el que nó se qué héroe fue condenado a subir una piedra hasta la cima de la montaña, de la que siempre caía y debía volver a comenzar.

Esa es la realidad que me rodea. Puede que no todo el mundo esté en esa situación, pero por la experiencia que tengo y la gente que conozco, poner excusa al estancamiento de los sueldos (que como he explicado creo que para los menores de 40-45 años es una verdadera pérdida de poder adquisitivo) es muy hipócrita.

JavierB dijo...

Para colmo, los del primer grupo, los mayores de 40-45 años, muchos de ellos han podido hasta comprarse una segunda residencia para las vacaciones.

¿Cuántos de nosotros, menores de esas edades, aspira a llegar a eso algún día?

Camarada Bakunin dijo...

Javierb: el de la piedra es Sísifo. ;)

tenderodigital dijo...

Me voy a meter en un lío, pero no puedo evitar dar mi opinión. Creo que el problema que tenemos ahora mismo en España es que no se ha escogido un modelo digamos socio-económico claro. Por un lado para la gente joven parece que seamos americanos (USA) mucha movilidad, salarios bajos... pero solo traemos las cosas malas de USA, no las buenas. Así aquí no hay quien se establezca por su cuenta, no se apoya a los emprendedores, si quieres montar una empresa... pues es una locura burocrática y de costes...
Por otro lado para la gente madura (a partir de 45 años) tenemos un sistema no europeo, sino franquista: sueldos medios buenos, revalorización del salario, casas ya compradas...
Pero lo que termina de desequilibrar la balanza es el tema de la vivienda. Ya he discutido en otros blogs el asunto. Lo que ha subido de precio es el suelo, no la construcción. Mis padres hace 25 años de hicieron un piso en un solar que tenían... yo hace dos años hice algo parecido. Si comparo las facturas de ambas obras y aplica el diferencial de inflación, a mi me ha salido más barato el piso... pero ya tenía el suelo. El problema es que a todos los jóvenes que están trabajando en precario, con bajos sueldos y sin posibilidad de ponerse a trabajar por su cuenta, les estamos sangrando con un precio del suelo desorbitado... para que en los Ayuntamientos, en las CCAA se hagan ricos a su costa...
Soluciones: si vamos a un modelo socio-económico más americanos, asumámoslo con sus consecuencias buenas y malas; si no nos gusta y queremos algo más proteccionista, pues lo mismo. Pero jugar a dos barajas no se puede hacer. Y por supuesto el suelo debería liberalizarse y cuando uno compra una casa que desglosarán los conceptos: tanto de ladrillos, tanto de fontanería.... y tanto del suelo.
Saludos.

Anónimo dijo...

Es mi caso, pero hay millares de ellos igual. Buen trabajo y buen sueldo hasta los 48 años. En ese momento puntapié en las posaderas (nada de jubilación anticipada) y desde entonces imposible encontrar ningún trabajo decente, así que a vivir con 300 euros mensuales y por supuesto lo que se puede sacar trabajando en negro (¿alguien puede vivir con 300 euros mensuales?). Cuando me jubile, tendré el mínimo de jubiliación, y para nada me servirá haber cotizado durante muchos años por el máximo a la seguridad social.

Por otra parte, hay muchisimas familias monoparentales que sólo pueden tener un sueldo, si es que lo logran, asi que definitivamente estamos peor, mucho peor.

Las estadisticas son muy sufridas y manipulables.