viernes, febrero 02, 2007

¿Quién se beneficia del crecimiento económico?

Leía esta mañana por El Daño de Lüzbel sobre la evolución de los salarios en España, y la verdad, si uno hace caso a las estadísticas no parece que haya demasiado motivo para el optimismo. La economía crece a muy buen ritmo desde hace años, y en los últimos meses parece que no sólo el crecimiento se ha acelerado (un 3,8% anual es una cifra fantástica) sino que además la inflación ha empezado a frenarse; sin embargo, el efecto en los bolsillos está siendo limitado.

Como siempre que uno ve dos cifras en apariencia contradictorias, es necesario echarles un vistazo con algo más de cuidado. Primero, para ver si los datos que tenemos realmente están dando una imagen precisa de la realidad, o son una señal limitada. Segundo, en caso que los datos sean válidos, tratar de explicar por qué esta disparidad está ocurriendo.

Para responder la primera pregunta, hay que tener en cuenta varios aspectos. Para empezar, debemos tener en cuenta la media (el dato que tenemos) es un instrumento estadístico relativamente torpe; detrás de ese valor básicamente inmóvil podemos tener varios escenarios. Es perfectamente posible que gran parte del crecimiento de los salarios se haya centrado en el 1% más rico, con el resto de la población a dos velas; pero también puede que hayan caído los salarios reales del 30% que menos cobra, con el resto de flotando plácidamente hacia el bienestar. También podemos ver una combinación de ambos efectos, sin que eso se refleje en una variación de la media.

¿Qué explicación es la más razonable? En mi opinión, la combinación de ambos escenarios es lo más probable. Por un lado, parece bastante evidente que las empresas están recogiendo con sus enormes beneficios una parte del crecimiento económico; así lo señalan las estadísticas y así parece estar sucediendo en todas partes del mundo.

Sin embargo, hay varios detalles que me llevan a pensar que en España los salarios de trabajos no cualificados están realmente encallados y sin crecimiento. La enorme tasa de temporalidad es un factor claro; con un segmento considerable del mercado laboral entrando y saliendo de empleo constantemente, sus sueldos no tienden a subir precisamente. El segundo motivo, y algo que tiene algo de tabú en la izquierda, es la inmigración y el enorme incremento de trabajadores no cualificados que eso conlleva. Sí, eso tiende a deprimir los salarios.

Me parece que es posible decir, por tanto, que sí, los salarios medios no se han incrementado tanto como en otros países, pero que el dato de hecho oculta algunas dinámicas (la altísima temporalidad e incremento de la población emigrante) que me llevan a pensar que la realidad no es tan desastrosa como las cifras llevan a pensar.

Aún así, el hecho que los salarios sea aún lento hace necesario dar una explicación. Para ello, diría que hay dos causas probables, la relativamente alta tasa de paro y el deprimente incremento de la productividad. Los salarios siguen la productividad en gran medida, y la economía española, en gran parte por su muy especial configuración del mercado del trabajo, no la está generando. Sobre la tasa de paro, también hablamos de oferta y demanda; mientras haya un número considerable de trabajadores buscando empleo, los empresarios pueden ofrecer salarios más bajos. Conforme el desempleo disminuye, esa tendencia tenderá a invertirse, por pura ley de la gravedad.

Aún con estos datos, es importante remarcar un detalle crucial: si bien los datos salariales no son buenos, de hecho son secundarios respecto a la creación de empleo. La forma más eficaz y eficiente de redistribuir renta y crear igualdad es disminuyendo el número de parados, mucho más que hinchando salarios a destiempo. La calidad de los puestos laborales generados es (mientras el desempleo es aún alto) incluso secundaria; pasar de no tener salario a tenerlo es una mejora enorme para quien empieza a trabajar.

Y sí, eso significa que estoy alabando tanto a las políticas del PP como las del PSOE en estos últimos años; ambos se han centrado en lo correcto. Una lástima que no se hallan dedicado a combatir la temporalidad con más coraje.

18 comentarios:

The happy butcher dijo...

Gracias por ahorrarme el trabajo. Ya me veía haciendo un post para decirle exactamente lo mismo que tú...

The happy butcher dijo...

Bueno... exactamente, exactamente... como que no, pero reflejar la productividad y la reducción del paro, sí.

Saludos.

Lüzbel dijo...

" La forma más eficaz y eficiente de redistribuir renta y crear igualdad es disminuyendo el número de parados, mucho más que hinchando salarios a destiempo."

Bien, España lleva una buena cantidad de años reduciendo su nivel de paro (¿9? ¿10?), pero no parece que se esté dando esa distribución, habida cuenta que no conozco datos que afirmen que el ciudadano medio vaya a mejor económicamente. ¿A qué tasa de paro podemos decir que puede haber distribución? Es que son unos pocos años ya con esta tendencia, y no sube la cosa.

Respecto al tema de la media salarial o del salario real: claro, es un estadístico de tendencia central que no refleja variabilidad en la muestra. ¿Es posible que cobre menos el 30% más pobre? No lo sé. Pero lo que sí sabemos es que la parte alta de la muestra ha aumentado sus beneficios mucho, mucho. Y si la media se mantiene, mientras grandes bancos y empresas suben como la espuma...pues entonces son los demás, los de clase media y baja, los que o se estancan o bajan. O también, como dices, que sea la parte baja la que haya bajado aún más. Ninguna me parece compatible con tirar cohetes de alegría (nota: no digo que tú lo digas, digo que suele hacerse. No quiero que me hagas un "hombre de paja").

P.D.: Si alguien conoce datos sobre la distribución de rentas en España en estos 10 últimos años de crecimiento macro se lo agradecería muchísimo. Así todos salimos de dudas sobre este tema.

The happy butcher dijo...

¿Qué importa? ¿La desigualdad, o que la gente mejore? A mí no me preocupa Bill Gates...

Sobre los salarios de los pobres, que se estancan o bajan, me parece que no tienes en cuenta que la gente cambia de empleo, yendo de trabajos menos remunerados a aquellos que les satisfacen más. Así, un salario puede quedarse estable y la gente ganar más dinero. Me parece que esa tasa está alrededor del 8%, según los estudios que he ojeado.

Por otro lado, volvemos a lo mismo: Si la productividad no mejora, ¿cómo pretendes que aumenten los salarios?

Ves las cosas desde un simple punto de vista: empresario vs. currela. Quizás deberias plantearte verlos a todos como empresarios que generan una serie de bienes y servicios y que cada cual gana en tanto que produce, genera, etc...

Gulliver dijo...

Además de lo dicho, que me parece perfectamente razonable, los inmigrantes por sí solos afectan a la estadística. Independientemente de que tiren salarios a la baja o no, ya solo el hecho de que haya entrado una buena remesa de inmigrantes en empleos de baja productividad y bajo salario, debería tener un efecto demoledor en la estadística del salario medio (y de la productividad).

Pero el salario medio no se ha hundido, sino solo estancado, así que ha tenido que haber una mejora de los salarios de los trabajadores autóctonos para compensar el efecto a la baja de los recién llegados. Igualmente la productividad media del españolito ha debido que subir más de lo que dicen las estadísticas cuando incluyen a todos los trabajadores.

Pero, como bien dices, una mejora de la media de los autóctonos no da demasiada información. ¿Ha subido la media porque ha mejorado la clase media o porque los más opulentos han tirado la estadística para arriba? Sin estadísticas más detalladas no hay manera de saberlo.

Mirando en detalle, siempre hay quien sale perdiendo, y aquí es donde entra en juego la competencia de la mano de obra extranjera, tanto los que vienen aquí como los que nos hacen la competencia desde China o Eslovaquia. Pero cuantitativamente son más importantes, como señalaba hace dos semanas The Economist, los cambios tecnológicos y productivos, que sube la cotización los trabajadores con las cualificaciones adecuadas y baja la de los que no las tienen o se quedan obsoletos.

Gulliver dijo...

Soy de los que opinan que no nos debemos permitir el lujo de perder el tren de la innovación tecnológica y la economía globalizada. La mayoría subirá al tren como puedan y se beneficiará de sus comodidades, algunos más que otros, y a la vez soy consciente de que otros más no estarán preparados y serán arrollados.

Hay modos de limitar el daño en lo posible, pero ni gobernantes ni gobernados parecen enterarse de qué va la fiesta. Por orden de importancia:

1. Educación, educación y educación. Mientras el debate gira en torno a asuntos “clave” como si los niños de las diversas CCAA deberían estudiar a los Reyes Católicos o no, el futuro del país, y de las futuras desigualdades económicas en este país gira en torno a la calidad de la educación a todos los niveles, de su adecuación a los nuevos procesos productivos y de la flexibilidad suficiente para adaptarse a los futuros procesos.

2. Facilitar la actividad empresarial y flexibilidad laboral. No hay mejor formación laboral que la propia experiencia, y para eso es necesario un clima económico adecuado que facilite la creación de empleo. La protección laboral es la enemiga de los que están más abajo en el escalafón, porque se quedan fuera del mercado.

3. Formación laboral continua, tanto para los parados como para los que trabajan. Pero no nos engañemos, es muy fácil tirar el dinero en cursos inútiles y malgastar el dinero público, sin mejorar la productividad real.

Egocrata dijo...

Lüzbel, el "ciudadano medio" es una criatura relativamente mítica. Lo que es bastante claro es que no hay nada mejor para eliminar pobreza es hacer que desempleados trabajen.

Y lo cierto es que el paro ha costado mucho reducir, en gran parte porque viene de muy, muy arriba. Recuerda que estabamos por encima del 20%, y encima con una tasa de población activa bastante baja; el mercado laboral español ha tenido que afrontar crear empleo para muchos parados, muchos trabajadores nuevos y muchos inmigrantes, y aún así los números han seguido mejorando.

¿Cuando el paro será lo suficiente bajo para presionar los salarios al alza? Ui, eso implica hablar de tasa natural de desempleo un número que es muy difícil de estimar. En la situación demográfica española actual (con la castaña de natalidad que tenemos), de todos modos, es probable que se siga importando mano de obra muchos, muchos años...

Egocrata dijo...

Gulliver: totalmente de acuerdo con las propuestas. Snif, si sólo tuviéramos universidades competentes... :-(.

Lüzbel dijo...

Happy Butcher:

" ¿Qué importa? ¿La desigualdad, o que la gente mejore? A mí no me preocupa Bill Gates..."

Que la gente mejore, no que se quede estancada, como creo que es.

"Por otro lado, volvemos a lo mismo: Si la productividad no mejora, ¿cómo pretendes que aumenten los salarios?"

Y si la productividad no mejora, ¿como es que sí lo hacen los beneficios empresariales? A eso voy.

"Ves las cosas desde un simple punto de vista: empresario vs. currela. Quizás deberias plantearte verlos a todos como empresarios que generan una serie de bienes y servicios y que cada cual gana en tanto que produce, genera, etc..."

Eso está muy bien...lo malo es que me cuesta verme como empresario, por que no lo soy: soy un asalariado. Y no, no estamos en la misma posición los asalariados que los empresarios.


Egocrata:

El paro estaba a niveles astronómicos, es cierto. Y viene bajando desde hace casi una década, lo cual es bueno y es algo a poner en el lado de los méritos del último período de González, luego de Aznar y ahora de Zapatero. Bien.

El problema es cuando baja el paro, baja el paro, baja el paro y...no se ve distribución. Pero sí beneficio empresarial. Y no es solo que la gente mire estadísticas o demás: ven que sus sueldos no suben o lo hacen poco en comparación con los precios del día a día, y luego ven en los telediarios los inmensos beneficios de bancos y empresas variadas...eso toca las narices.

Y es que si no llega esa subida salarial debido a que hay cada vez menos paro entonces la teoría no podrá ser válida...ojalá lo sea, pero de momento no lo veo así. Eso es todo.

Anónimo dijo...

Me temo que es una medida económica, si suben los salarios aumenta el consumo, y contrariamente a la teoría de mercado, crece la inflacción, para frenarla hay que reducir el consumo, para ello hay que mantener los salarios. El problema es que al final todo sube y los salarios siempre van a la zaga, pues el ipc, siempre es superior al que el gobierno prevee, vamos creo yo.

Anónimo dijo...

Me imagino que, con tan completos análisis de un sólo dato estadístico, a nadie se le escapa que el salario es "igual" que el de hace 5 años en media, y además la inflación en bienes de consumo básicos (alimentación, sobre todo) en siete años se ha puesto en el 60%...
Esto significa que al que sólo llegue a lo básico (mileurista con pareja y dos hijos, viviendo en casa muy barata, por ejemplo) ha reducido su "poder adquisitivo" (y su poder de decisión "liberal", ya de paso) en un 40%. Nada ha mejorado para los que menos tienen.
Por otro lado, eso de que los que menos tienen son los jóvenes pero luego van "evolucionando" a más altos puestos es un mito de la ultraderecha ultramontana (especialmente de texas), aunque no dudo que tiene una pequeña parte de verdad.

Alex Guerrero dijo...

¿¿Conocías el dato de que, por lo menos hasta 2005, si eras inmigrante, al obtener tu permiso de residencia sólo podías aspirar a los trabajos de clase B: sector servicios (restauración, limpieza) y construcción; durante 2 años???

Muchos licenciados y posgrados que vinieron de Latinoamérica huyendo de crisis nefastas a finales de los 1990, y con la crisis de Argentina, pasaron por ahí.

¿Te das cuenta lo políticamente motivada que es esa decisión?

a) Contrae o congela los salarios en esos sectores (beneficiando al boom del ladrillo o a la poca productividad del sector servicios).

b) Protege a los sectores educados, clases medias-altas y funcionarios de los recién llegados.

La distribución de los costes de la inmigración ha sido muy desigual. Que luego no se extrañen con los brotes xenófobos...

Alex Guerrero dijo...

Los datos sobre distribución de la renta más fiables los encuentras en el Anuario Social de la Caixa 2007, que lo puedes encontrar online. O en el Económico. No recuerdo ahora...

Googlealo.

Egocrata dijo...

Anónimo, el dato está ajustado por inflación; los salarios han crecido a la misma velocidad que los precios, o no han variado en términos reales.

Coño, no soy tan ceporro; toda estadística temporal viene así de fábrica ;-).

The happy butcher dijo...

Egócrata: ¿Qué quiere decir que ese dato venga ajustado a la inflación? ¿A qué inflación? ¿A la que torpemente se mide o a la percibida por los propios contribuyentes?

Luzbel: Creo que no has entendido lo que he dicho. El salario, no la gente, se queda estancado. La gente puede cambiar de empleo o mejorar su producción. Si tú quieres mejorar tu salario, lo mejor que puedes hacer es producir más. Y aquí, como que no. Lo único que encuentra el empresario son nuevas formas de negocio, pero si el asalariado sigue teniendo una productividad baja... Una cosa no quita la otra.

Tanto generas, tanto vales. La cuestión es que mientras el empresario dueño de negocio sí encuentra nuevas formas para generar más, el empresario asalariado no. Y al no generar más, se queda con un sueldo corregido por la inflación.

pepito dijo...

Para Lüzbel, aunque no es exactamente lo que pides tienes un artículo en el nº 100 de "Papeles de economía española" titulado Distribución personal de la renta en España. 1973-2001 / Francisco J. Goerlich, Matilde Mas, con datos de las EPFs y de la ECPF de 2.001.

pepito dijo...

...y en salarios para el período 1995-2002 en "Wage Inequality in Spain: Recent Developments" disponible en
Documento de trabajo 0615 del Bde

Respecto al comentario anterior hay una ECPF por trimestre pero las han agregado.

Lüzbel dijo...

Muchas gracias a los que me habéis dado referencias, cuando tenga algo más de tiempo y fuerzas me pongo a leermelo.

Saludos.