lunes, febrero 12, 2007

Primary Colors (IV): actualizaciones variadas

Unas cuantas notas de color y pensamientos variados sobre las noticias derivadas de las primarias americanas estas útimas semanas. Hay mucho que cubrir, como de costumbre, así que perdonad los olvidos de antemano.
  • Tanto hablar de Mitt Romey, y se me olvida mencionar el motivo principal que le coloca en la categoría de candidatos decentes y no entre los favoritos: el hombre es mormón. De todas las denominaciones protestantes que corren por el país los mormones son de las más raritas, y genera un fuerte rechazo entre otras iglesias que leen al pie de la letra la Biblia. Eso incluye los envangélicos... que son un grupo crucial de las bases republicanas. Lo tiene crudo
  • Rudolph Giulani, tras mucho tontear, ha confirmado que se presenta. Le podeis quitar el asterisco.
  • Una queja habitual entre los candidatos de segunda fila en ambos partidos: la voluntad de muchos estados de abreviar el calendario en las primarias. Como recordareis, tradicionalmente empiezan estados pequeños (Iowa y New Hampshire), y en el transcurso de varias semanas van votando en el resto, con los estados más grandes tendiendo a estar hacia el final. Ahora parece que algunos estados importantes (California, Texas) quieren que sus primarias sean antes, obligando a los candidatos a hacer campaña en esos lugares con bastante más antelación. El problema para los candidatos "pequeños" es que muchos juegan a apostar todos sus fondos electorales en publicidad en New Hampshire (Iowa, por motivos específicos, es peor inversión), tratar de sacar un buen resultado allí para generar entusiasmo y cobertura mediática, y desde allí tratar de recaudar dinero para seguir en la lucha.
  • ¿Funciona esa táctica alguna vez? Errr... no exactamente. Ha habido casos (Clinton, sin ir más lejos) que se puede decir que ha ido bien, pero no es habitual. Lo que esta claro es que sin ese resquicio de duda que presenta un calendario largo, un candidato no es viable si no tiene 100 millones de dólares en el banco allá por octubre, o eso dice el saber convencional por aquí.
Seguiré informando de cómo van las cosas, si tengo tiempo, estos días.
.