martes, mayo 16, 2006

En todas partes cuecen habas...

Mientras el gobierno canario y el PP hacen lo que hacía Manuel Chaves y el PSOE unos cuantos años atrás, por aquí en Estados Unidos sólo se habla de lo mismo: inmigración. Curiosamente, el problema es casi el mismo, y las reacciones muy parecidas.

Una de las cosas más curiosas es la fijación en la frontera en ambos debates. Mientras que en España se habla de cayucos, aquí se habla de coyotes, túneles y barreras entre países. En ambos casos, hay voces pidiendo la militarización de la frontera de un modo u otro, y hay controversias importantes acerca de qué hacer con los inmigrantes ilegales ya dentro del país.

Lo realmente remarcable del debate es sin embargo, la posición de la administración Bush si la comparamos con el gobierno Zapatero en la materia... y vemos que las diferencias entre ambos son más bien escasas. En ambos casos se habla de reforzar la protección de la frontera, ambos abogan por regularizar la situación de los ilegales (usando un guest worker program en EUA, permisos de trabajo en España), y ambos ven la inmigración como algo positivo e inevitable. Por mucho que el PP proteste ahora mismo, esta actitud es la misma que ellos tuvieron estando en el gobierno, con dos regularizaciones casi idénticas a la de Caldera, y (todo hay que decirlo) con la misma sana actitud incluyente y legalista.

¿Por qué esta coincidencia de actitudes? En cierto sentido, porque es la manera correcta de afrontar el problema, simple y llanamente. No hay demasiadas cosas que un gobierno puede hacer con los inmigrantes ilegales una vez están dentro del país. Aunque hay voces en EUA que piden deportarlos a todos (imaginaros que "bonito": de 12 a 20 millones de personas en trenes de ganado rumbo al sur...), está claro que echar gente a mansalva no es una idea demasiado práctica. El modelo que Bush defiende (y que los sucesivos gobiernos españoles aplican por pura potra) es hacer difícil la entrada, pero fácil la asimilación, si no hay más remedio.

Una vez que un inmigrante ha cruzado la frontera, lo podemos tratar de dos maneras. Una es la francesa, tomarlo como un problema, la otra es la americana, como una oportunidad. Ya que cazarlos y deportarlos como conejos no es realista, al menos debemos tratar que moleste lo menos posible y nos salga barato. Para que esto suceda, lo mejor que nos puede pasar como sociedad es que encuentre trabajo, pague impuestos, y no tenga que recurrir a la delincuencia o a subsidios varios para vivir más o menos tranquilamente. Cerrarles las puertas a la sociedad como hace Francia, o tratar de asimilarlos y republicanizarlos para hacerlos franceses modelos no hace más que causar malestar, marginación, y mala leche colectiva... y eso es lo que Estados Unidos siempre ha evitado.

Aún así, es necesario hacer algunas precisiones. Los inmigrantes entran mayoritariamente en España o Estados Unidos para quedarse, no para trabajar unos años y volver cuando se quedan sin permiso de residencia. En las regularizaciones se debe dar la opción para que, pasados unos años, y siempre que se estén pagando impuestos, no cometiendo crímenes y siendo buenos niños, se pueda obtener la nacionalidad. Tanto por justicia como por crear un incentivo para la asimilación, por otro lado. Estilo del encantador examen que uno debe pasar en Estados Unidos para obtener el pasaporte.

Un segundo detalle, la inmigración, en especial la de mano de obra no cualificada, sí presiona los salarios locales a la baja. Mal que nos pese, un incremento de la oferta en el mercado de trabajo (más potenciales obreros) sin un incremento de la demanda hace que los precios (salarios) tiendan a disminuir. Los inmigrantes no están haciendo trabajos que los españoles no quieren; están haciendo cosas que los españoles no quieren hacer por tan poco dinero. El efecto real sobre los salarios es difícil de medir, y puede que no sea excesivamente alto, pero probablemente existe. Para el inmigrante, obviamente, el asunto si es una redistribución de la renta que le favorece, ya que cobra mucho más aquí, pero ese es otro tema.

Por último, pero no menos importante, los inmigrantes son una carga para el estado del bienestar, evidentemente. Usan los servicios públicos, colegios y sanidad como todo el mundo, así que cuestan dinero. Es por eso que es tan importante, crucial, que los que están dentro sean legales y paguen impuestos, por simple matemáticas del sistema. El inmigrante medio se deja suficientes horas trabajando como para que nos salga a cuenta, así que mejor cobrarle la estancia ya que está aquí.

Concluyendo, el debate sobre la inmigración, mucho me temo, es menos complejo de lo que parece... y los partidos españoles estan de acuerdo en lo correcto. Se vigilen más o menos las costas y aeropuertos, el ser prácticos y no quedarse en integrismos legalistas es la mejor solución. El efecto llamada siempre estará presente debido a la riqueza de las sociedades receptoras, así que mejor hacer que las llegadas sean al menos ordenaditas. Poner muros enormes en la inmigración legal sólo enviará más gente a la ilegalidad, así que mejor ser prácticos.

7 comentarios:

Xerach dijo...

Soy canario y vivo en Tenerife. La gente está excesivamente alarmada con la llegada de africanos en embarcaciones ilegales a nuestras costas. Pero si nos detenemos a analizar el problema de la inmigración en las islas, el número de personas procedentes de Latinoamérica triplica a la de africanos. El doble rasero moral con el que juzgamos a una y otra inmigración me repugna. ¿O es que una persona procedente de un país de América del Sur tiene más valor que una procedente de África? ¿No deberíamos los canarios solidarizarnos más con nuestros auténticos vecinos africanos, en lugar de mantener monsergas sobre nuestro carácter latinoamericano inexistente?

tusitala dijo...

Sobre el tema hay muchos malentendidos y rumores que lo complican, por ejemplo en America Latina, la idea de que en España vas como camarero o mecánico de coches y puedes comprarte un coche y viajar a tu país todos los años está muy extendida. Los que viajan allí, no sé bien cómo (pero imagino que "apretándose el cinturon" y mintiendo descaradamente) vuelven todos los años a su país de origen como si verdaderamente hubieran "hecho las Europas". Es difícil hacerles entender que la vida en Europa no es tan fácil tampoco, y que la vivienda está por las nubes (por ejemplo). Cobran más, sí, gastan más, también.

Un modelo que me parece muy interesante es el de Canadá, que de vez en cuando otorga visas de trabajo a extranjeros siempre que sean jóvenes y preferentemente casados y con hijos. Creo que eso también debería estar en la mente del gobierno español, que con los índices de natalidad tan pobres que hay y con la poca voluntad de los españoles (de ambos sexos, entiéndase) por tener hijos, más vale que se vaya importando familias numerosas, porque de aquí a unos añitos los españolitos se quedan sin jubilación.

Egocrata dijo...

Un par de cosas...

a.) Hombre, los inmigrantes latinoamericanos tienen una ventaja para la sociedad española: es mucho más barato escolarizarlos, y no tienen problemas de idioma para integrarse. Si bien todos los hombres son iguales, hay gente que nos sale mejor de precio...

Y oye, Canarias no tiene carácter latinoamericano. Son los países latinoamericanos que tienen carácter hispánico :-).

b.) Hombre, Tusitala, mejor vida tienen. Y te digo como mileurista viviendo en los caros EUA, si vigilas con ese dinero puedes cruzar el atlántico dos veces al año. :-).

No conozco el caso canadiense, por desgracia...

Otro dijo...

No tiene mucho sentido salir ahora con que se va a controlar la frontera cuando se ha permitido durante 15 años que sea un colador. Para adivianr el futuro, que creo es de lo que se trata hay que hacerse una pregunta: porque se ha permitido el colador? Creo que por dos motivos: el control salarial (no es casualidad que ese movimiento se haya iniciado cuando la URSS se fue al garete y los sindicatos y partidos obreros se quedaron sin futuro). Y segundo para hacer aumentar el PIB por la via de aumentar la demografia. En efecto, en un pais como España en el que la productividad no crece desde 1996, la unica manera de aumentar el PIB es aumentar la poblacion que trabaja, aunque sea haciendo de camareros y limpiadoras.
Solo si en el futuro inmediato se encuentran maneras de producir los mismos efectos (mantener salarios bajos y aumentar el PIB) se frenara el alud migratorio. Si seguimos siendo un pais turistico y poca cosa mas, habras mas inmigracion.

Citoyen dijo...

Egocrata, la lógica de "controlar la frontera" es una lógica falsa. Es materialmente imposible controlar la frontera porque nuestras fronteras son permeables. Si hoy intentar cruzar por gibraltar mañana lo intentarán por malaga, el problema claro, es que si cruzan por málaga tienen mas posibilidades de palmarla. No me lo invento yo, el comisario que se ocupaba de eso en interior vino a darnos una charla sobre mafias de inmigración ilegal y nos dijo que era materialmente imposible controlar las fronteras.

Anónimo dijo...

Es perfectamente posible... lo único que es caro. :(

Anónimo dijo...

Creo, que mucho hablan de su identidad cultural e incluso de su estatu e inteligencia....pero es que tanto se le han creido ustdes los españoles, que son de sangre azul...que la verdad, caen enlo ridiculo, si leyeran un poquito más de historia se darian cuenta claramnte, que su economia actual se debe gracias a los paises Latinoamericanos y sus riquezas que ustedes como usurparon de manera brutal, y por si fuera poco; despues de despojar todos estos países, dejaron en la gente latinoamericana, sus malos habitos y sus enferedades venerias, por su innata promiscuidad Española.
Hasí, que les pregunto de que se jactan, por ser blancos y de ojos claros algunos pero por dentro son mas negros que la noche y sobre todo si se ponen a analisar ustedes la mayoria son agricultores...en otras palabras campesinos como los hay en todas partes...y aun eso malcriados y racistas...¿PORQUE? solo actuando como actuan dan a relucir su profunda brecha de ignorancia y avaricia que siempre los caracterizo (hay esepciones)pero muy pocas.
ustedes como españoles deberian dejar las puertas abiertas para recibir a los Latinoamericanos y agredecerles a ellos porque le estan dando un sentido de dignidad a su país...gracias a ellos esque ustedes pueden aun decir que son un país economicamente estable, pero son tan orgullosos que no reconocen sus deficiencias morales ideologicas, sicologicas y sobre todo inmoral y malcriada que ni tiene respeto por si mismos.
eso es todo espero que les sirva de reflxion..no lo tomen a mal pero ya es hora de que dejen de ser tan insufribles.