miércoles, mayo 24, 2006

Métricas del debate perdido

Siguiendo con mi tradición de tratar de adecentar el debate en la red, hoy ofrezco la secuela a la legendaria lista de muletillas estúpidas que tanto "éxito" tuvo. En la entrada de hoy, un compedio de argumentos utilizados en un debate que señalan, claramente, que ese ponente ha perdido esa ronda.

Se anima a los contertulios, por tanto, a abstenerse de usar estas estupideces tanto en sus artículos como en los comentarios, so pena de ser objeto de mofa, escarnio y humillación en la plaza del pueblo. Si todos colaboramos, podemos tener una red mejor.

No que la lista anterior cambiara nada, pero bueno...
  • Recurrir al diccionario: si para debatir un concepto o una argumentación alguien dice "según la RAE", ha perdido automáticamente la ronda. Aburrir al público con semántica es huir de las ideas de fondo.
  • Comparar con Hitler: ley de Godwin. Perdiste el debate.
  • Hablar de historia medieval: si para justificar un argumento se tiene que sacar a pasear gente que lleva más de cien años muerta, has perdido. Las aventuras de Rafael Casanovas, los Reyes Católicos, Wilfredo el Peludo, Don Pelayo o Chanquete no son explicaciones racionales sobre la política democrática presente.
  • "Sectario": llamar al otro sectario es saltar de cabeza al pozo de la irrelevancia. No dice nada de la opinión de fondo o el tema en debate el acusar al oponente de ser partidista; es como criticar a alguien por ser del Barça.
  • Confundir la parte con el todo: hablar de "la progresía" o "los neoliberales" para después proceder a comparar al oponente con Castro, Stalin, Pinochet o los Gnomos de Zurich es evitar el debate. El crimen por asociación no es un argumento válido.
  • Anecdota contra datos: cuando alguien expone un argumento con datos, decir que tu primo tuvo un accidente y que le pasó algo terrible no te hace más que parecer un idiota. Si la probabilidad de morir atacado por conejos de dientes puntiagudos es escasa, que a tí te muerda uno no demuestra una epidemia.
  • Teoría contra datos: si la escuela Rutena de análisis estructural del mercado del congrio dice que una subida del precio aumenta el consumo, y los datos no lo demuestran, el problema lo tiene la escuela Rutena de análisis estructural, no el congrio.
  • Proclamar lo autoevidente: decir cosas como "explotación del mercado", "intervención estatista ineficiente" o "efecto de la globalización" sin un argumento detrás no sirve. En especial cuando la proclamación autoevidente está empotrándose contra un sólido muro de datos objetivos.
  • Hombre de paja: acusar a alguien de estar a favor de algo que no ha dicho a base de retorcer sus palabras es tener ganas de parecer analfabeto. Cualquier falacia lógica es igual de irritante, pero esta parece ser la preferida por todos.
Animo a la concurrencia a añadir más irritantes técnicas de debate que merecen ser incluídas en los anales de la métrica del debate perdido. Para eso están los comentarios, claro está. Y si alguien dice que bajo estos principios el 90% de Red Liberal y Progresista debe ser considerada oficialmente basura (con un nutrido número de artículos de un servidor en el lote), está en lo cierto.

11 comentarios:

Avelino dijo...

Más o menos de acuerdo salvo en el último punto. ¿Qué tiene de aburrido (y de poco riguroso) recurrir al diccionario?

Si al final precisamente se trata de exponer ideas claras, ¿qué mejor manera que empezar acalarando lo que significan las palabras?

Egocrata dijo...

Primero, porque el diccionario de la RAE no es técnico. Sus definiciones no son aceptables en una discusión sobre economía o Ciencia Política; ni siquiera en una de teoría política. No es un diccionario para academicos.

Segundo, porque ponerse a hablar de nombres no tiene demasiado de interesante si estás tratando una realidad empírica. No importa demasiado discutir sobre el significado de de "igualdad" si estamos hablando de niveles de renta, por ejemplo.

tusitala dijo...

A falta de recordar otros, te citaria las que a mi mas me han crispado en los ultimos dias:

El paternalismo innecesario: "a ver, bonita, te voy a explicar porque tu no entiendes..."

Acusarte de defender al PSOE porque criticas al PP, como si solo hubiera dos partidos o dos tendencias politicas. Peor en elecciones: criticar al PP es como ser votante automatico del PSOE, aunque vayas a votar por otro partido o en blanco.

Cambiar de tema automaticamente. Se parece un poco a la de las citas medievales, aunque un poco mas reciente. En una discusion de la lista de interes en la que participo, una critica a Ollanta Humala fue respondida con "es que tu no recuerdas los muertos y desaparecidos de los años 80".

Llamar al otro a usar su cerebro. Te juro que me ha pasado en la lista de interes que te digo.

Seguro que se me ocurriran mas.

zarevitz dijo...

Tachar los argumentos del adversario como "políticamente correctos".

Citoyen dijo...

Todo esto sale en realidad en la dialéctica erística de Schopenhauer: http://www.robertomarafioti.com/documentos/bibliografia%20obligatoria%20semiologia%20unlz/dial_erist.doc

Yo añadiría

El ataque personal: acusar al tipo de pertenecer a un grupo o tener una actitud x en su vida cotidiana para argumentar que no tiene razón. Por ejemplo: "Los progres defendéis el rollo de la solidaridad y tal pero luego vivís de puta madre".

Marea de datos contra teoría: (quiero dar el contrapunto a lo de teoría contra datos). En una discusión se intenta demostrar una tésis mediante un razonamiento y el otro introduce un quilate de datos que parecen desbaratar la tésis pero que no guardan ninguna relación lógica. Que dos cosas se produzcan a menudo juntas no significa qeu sean inherentes.

Cambiar de campo cientifico: Se está hablando de economía y el otro introduce consideraciones morales, se está hablando de derecho y el otro introduce consideraciones económicas. Ejemplo: "El mercado es una estructura eficar para distribuir bienes privados" El otro responde "Es injusto porque no todo el mundo tiene la misma renta etc etc...". "El Estatuto es inconstitucional porque atenta contra X principios enumerados en la constitución" el otro responde "Pero los ciudadanos de cataluña tienen derecho a autodeterminarse y a elegir..."

La religión del sentido común: alguien apela a consideraciones de sentido común para refutar una hipótesis cientifica bien fundada.

Nominalismo: Una persona emplea una misma palabra con distinto sentido al del otro. Ejemplo: Libertad (de o para), socialismo (en el sentido de "estatismo" o en el sentido de colectivismo, o en el sentido de materialismo histórico dialectico...), capitalismo, nación, propiedad,...

Ataque global: Se ataca la globalidad de un sistema vigente (la democracia, el liberalismo, el Estado,...) adjuntandole todas las cosas malas que existen en la vigencia, sin comprobar si esas se deben a esas o a otras causas.

Destrucción crítica: Se ataca la tésis del otro señalando todos sus defectos pero no se propone ningun tipo de alternativa. Es una posición muy cómoda porque no hay ninguna tésis que defender, solo una que atacar.
Yo escribí un artículo hace no demasiado tiempo sobre el asunto:
http://auxarmescitoyens.blogspot.com/2006/01/debate-y-confrontacin-poltica-y.html

pululante dijo...

A mí de lo que peor me parece es el ataque "ad hominem" en vez de atacar los argumentos.

Y últimamente está de moda llamar fascista por cualquier cosa. Supongo que es una generalización de la ley de Godwin, por lo que esto también haría perder la discusión.

Citoyen dijo...

off topic: egocrata, te acabo de dejar un encarguito en mi blog :) cuando tengas tiempo y te apetezca lo respondes porfa porfa porfa..

Jose R. dijo...

El -ISTA, adjudicar a tu adversario que es tú (que como no piensas como yo) eres "progresista" "socialista" "eurocentrista"... bla, bla ... ista.

Es una táctica, que en el fondo es cosificar al adversario: tú que eres comunista (y con ello te ataco a tí como comunista y no a tus argumentos, ni como persona).

PD: Llevo unos día intentando contactar contigo, pero no hay manera, te dejo mi e-mail jrodriguezfer@uoc.edu

MiguelNR dijo...

Mmm bastante de acuerdo, pero todo lo que dices ... es matizable :)

Todo depende de si se acompaña de razonamientos y argumentos. En general, todo lo que se dice "porque sí" ó "porque lo digo yo", no sirve de mucho ... a mi me aburre, me hace vostezar, y cambio de canal.

Telmann dijo...

Estás sembrao, Egógrata.
Quizás matizaría lo del diccionario: el propio Código Civil recoge la necesidad de que la primera interpretación sea la gramatical. A veces la semántica es útil en el curso de un debate.

Yo añadiría la "polarización generalizante": si te confiesas de izquierdas te van a reprochar desde el intervencionismo sueco hasta los crímenes de Stalin y si se te ocurre decir que eres de derechas (o liberal), has de soportar ser tildado de cómplice de Franco, Hitler y Guantánamo.

Hablando de la guerra civil el fenómeno es evidente: o eres heredero de los que fusilaron a Lorca o pariente de chequista. Paracuellos o Badajoz.

¿Cuándo se le olvidaron a este país los matices? ¿Será la luz mediterránea?

judas dijo...

"Y si alguien dice que bajo estos principios el 90% de Red Liberal y Progresista debe ser considerada oficialmente basura (con un nutrido número de artículos de un servidor en el lote), está en lo cierto."

Chapó.