viernes, mayo 19, 2006

Haciéndome quedar mal

Hará cosa de unos meses andaba yo por aquí alabando entre grandes aspavientos la política lingüística de los Estados Unidos, país que no tiene lengua oficial. Bueno, pues para llevar la contraria, el Senado americano está barajando propuestas legislativas que harían del inglés la lengua nacional del país, cacharreando con las leyes de inmigración.

Ojo, nacional y oficial no es lo mismo. Para empezar, los mismos legisladores entienden que es algo simbólico; hablar del inglés como lengua nacional es como hacer que The Star Spangled Banner fuera el himno nacional en 1931. No tendría, en principio, efectos prácticos, y de hecho para dejarlo claro han pasado otra resolución que habla de "lenguaje común y unificador". Cosas como papeletas de voto bilingües (algo que en España aún no hemos visto) o intérpretes gratuitos en los juzgados (idem) son específicamente mantenidos, entre otras cosas. La idea de "nacional" y uso de la lengua que tienen aquí es mucho más liberal que en Europa, afortunadamente.

La ley tardará en aprobarse, y como debe pasar aún por unos cuantos comités, pactarse con la cámara de representantes y sobrevivir aún una temporadita más en la jungla legislativa americana, no estoy seguro que acabé en el texto definitivo.De todos modos, es un paso en la dirección equivocada para un país que en inmigración siempre ha hecho las cosas bien.

3 comentarios:

zarevitz dijo...

Dos precisiones:

- En los Estados Unidos hay una, varias o ninguna lengua oficial según el Estado.

- En España, las papeletas son bilingües en las comunidades con dos lenguas oficiales.

y una duda: ¿cuál es la competencia federal en virtud de la que el Congreso de los Estados Unidos pretende aprobar la oficialidad del inglés? Supongo que afectará únicamente a la Administración federal, ¿no?

Egocrata dijo...

Si, hay estados con lengua oficial, pero el gobierno federal es felizmente agnostico en la materia... algo que parece que cambiará. Por cierto, no están aprobando oficialidad, si no lengua nacional, que es distinto y con menos implicaciones legales.

Lo de las papeletas, buena precisión. Eso demuestra lo observador que soy. :-)

Anónimo dijo...

Mucho ruido para nada. Es una cosa simbolica.

--Julian