martes, mayo 09, 2006

Cuánto pardillo... (o más sobre información asimétrica)

Menudo pollo con las inversiones en sellos. A costa de parecer un pelmazo insensible, la verdad es que parece mentira que 200.000 personas se dedicaran a jugarse sus ahorros en una cosa tan pedestre como la filatelía. Mira que tengo sellos acumulados en casa (una colección bastante extensa, que ya no sigo) y ni en mis sueños más bizarros me había pasado por la cabeza hacerme rico invirtiendo en eso... y aún menos jugarme los cuartos por un patético 6% nominal al año.

A falta de saber más sobre el caso, es hora que se regulen y vigilen esta clase de fraudes piramidales en bien tangibles, como sugieren incluso en el paraíso no-intervencionista por aquí. El mercado de fondos de inversión sigue casi a rajatabla el modelo de cacharros y coches de segunda mano que describía no hace demasiado.

La información que tienen los consumidores / inversores acerca de cada fondo es, en principio, más bien escasa; no tienen una manera sencilla de evaluar si quien los gestiona es honesto. Como norma general, como más alto es el retorno prometido más alto es también el riesgo, como en todos los mercados. El problema es que alguien sólamente interesado en montar una pirámide financiera no tiene por qué prometer retornos altos; siempre puede tratar de pasar como razonable ofreciendo beneficios modestos y un producto anodino, sea oro, acciones petroleras o sellos de correos.

Para saber si un fondo es bueno o malo, un inversor tiene varias opciones. Para empezar, puede pedir las cuentas del negocio (si son públicas) y hacer números a ver si la cosa funciona o no. No es algo al alcance de todos, e implica gastar un montón de tiempo; así que no es una buena solución.

Otra medida que el inversor puede tomar es comprar la información. Bien sea pagando un contable para que le haga el trabajo, o informes a una agencia o asesoría especializada, uno puede gastar dinero para que alguien averigüe que se cuece en una sociedad específica. Esta es una opción práctica y útil; reduce el beneficio añadiendo costes a cambio de reducir riesgos, y sin que haga falta tocar nada. Esta opción, sin embargo, no está libre de problemas. En ocasiones, una empresa de auditoría puede estar compinchada con sus clientes para que estos tengan buen aspecto en sus informes a cambio de más dinero; léase Andersen y Enron, entre tantas otras. También es posible que un fondo se dedique a ir sólamente a por clientes que no saben de información imperfecta, cascándole el timo a los más pardillos... que es lo que me temo ha sucedido.

Cuando uno invierte en algo, debe ir siempre con la mentalidad de quien lleva el coche al mecánico. Sí, el coche hace un ruido raro, pero por algún motivo siempre tememos que nos encuentren otras averías ficticias. Si alguien promete hacerte ganar dinero, uno debe tener en mente que es posible que ese dinero sea a tu costa, y que es mejor saber de antemano a qué nos exponemos.

¿Debe el estado vigilar esta clase de fondos? Si, en la medida que el mercado no sea capaz de generar información por si mismo. Debe vigilar a los auditores, para que no hagan literatura vacia, y debe asegurar que las cuentas que se publican son claras y realistas. Cuando un negocio fraudulento se la pega, el estado puede tener parte de la culpa, y por eso asegura parte de las inversiones financieras (no de bienes tangibles; lo siento por los sellos). Eso no excluye, no obstante el hecho que si alguien mete el dinero en un chiringuito financiero, la culpa no deja de ser en parte suya; si pierde parte de sus ahorros es su problema.

A todo esto, la noticia más importante hoy es la firma del pacto sobre el mercado laboral, no esta. Pero como ya he escrito demasiado, lo dejaremos para mañana.

11 comentarios:

Sirajoyfueraliberal dijo...

"(...)si alguien mete el dinero en un chiringuito financiero, la culpa no deja de ser en parte suya; si pierde parte de sus ahorros es su problema."

Quien me iba a decir que estaría más de acuerdo contigo que con libertad digital.

http://sirajoyfueraliberal.blogcindario.com/2006/05/00286-tics-socialistas-en-libertad-digital-a-cuenta-de-los-sellos.html

Un saludo, Coase

Villaykorte dijo...

Uno de los detenidos tenía 10 millones de euros en metálico en su casa, eso son 20000 billetes de 500 euros, luego nos preguntamos que dónde están.

Egocrata dijo...

Si, la "sorpresa" es que no se usen más. :-)

José Javier dijo...

Sinceramente, no veo por qué yo tengo que cubrir las pérdidas de un pardillo que se quiso pasar de listo.

Si un banco de los "serios" te ofrece una tasa que ronda actualmente el 2,5% y te encuentras a alguien que te ofrece ganar el 6%, lo mínimo que tienes que pensar es que se trata de una inversión de alto riesgo.

Si decides invertir, es tu problema, y lo que no es de recibo es que ahora tengamos que pagar todos.

Egocrata dijo...

Sólo pagar todos en caso que sea un sector donde el gobierno ejerza labores de supervisión )via CNMV o algo así).

En este jolgorio, se lo han buscado ellos....

jasev dijo...

Lamento llevar la contraria, pero yo por "inversión de riesgo" entiendo aquella en la que tus valores pueden perder su valor con cierta facilidad, pero a cambio te puede llegar a dar mucha rentabilidad.

Pero una cosa es que las inversiones vayan mal y otra que los gestores te roben.

Egocrata dijo...

Y una cosa es que te roben el coche, y otra es darlo en alquiler a alguien que te encuentras por la calle, y sorprenderte que lo venda cuando no estás mirando y se quede con el dinero.

Sí, el ladrón tiene que ir a la carcel en ambos casos. Pero oye, el estado no te va a comprar un coche nuevo, peazo pardillo.

Jimmy Jazz dijo...

El único que parece más o menos de qué va la película es el del penúltimo comentario. Mucho "vaya pardillos", "alto riesgo"... muy bien, pero no estaría mal que además de masturbaos sobre los pardillos os enteráseis de qué va el tema.

Pista: entre otras cosas, se han incautado planchas para falsificar sellos (dame 100 euros y yo me los gasto en sellos y te los mantengo a buen recaudo == dame 100 euros, te consigo sellos por un valor entre 5 y 30 euros y el resto me lo agencio)

Sí, te roba, pero no el ladrón, sino el vendedor. Esto no es riesgo, es incumplimiento de un acuerdo. Pero queda mucho mejor hablar de capital riesgo y tal aunque no se tenga ni puta idea. ¿Cómo íbamos a pasar si no por los más listos del corral?

Aparte está el tema de que el Estado tenga que cubrir las pérdidas que son consecuencia de un delito y que son al fin y al cabo incumplimiento de un contrato por una de las partes.

Tito el Elfo dijo...

Meterte en ese acuerdo (como en todos) es un riesgo. Es triste que alguien pierda su dinero por unos timadores, pero eso no nos hace culpables al resto, ni significa que tengamos que darle dinero de nuestros impuestos.

Porque de eso se trata, al fin y al cabo.

zarevitz dijo...

Estoy básicamente de acuerdo con lo que decís.

Creo que en este caso hay dos principios en tensión: por un lado, hay un principio que dice que el Derecho protege a quien se quiere proteger. Por eso se distingue el hurto del robo: si guardo dinero en una caja fuerte y la revientan y en un bolso y me dan un tirón, es un robo; si llevo los billetes en la cartera del bolsillo de atrás y me quitan, es un hurto.

Siguiendo este primer principio, en este caso tenemos a ciertas personas que han decidido invertir en un sector no protegido por el Estado, sin fondos de garantía. Entonces, no tiene sentido que, ahora, reclamen esa garantía. Si querían máxima seguridad frente a desmanes, que hubiesen comprado deuda pública.

El otro principio viene al hilo de unas palabras que he oído atribuidas a Rajoy: aparentemente, una ley de febrero de 2004 obliga al gobierno a dictar un decreto que regule este sector económico. No conozco esta ley y mucho menos si ella obliga al gobierno a establecer un fondo de garantía. Con independencia de estas concretas circunstancias, Rajoy estaría apelando, creo, a la cuestión de la responsabilidad del Estado por inactividad de los poderes públicos, en particular, por la inactividad del gobierno a la hora de cumplir la ley y aprobar ese reglamento. No tengo especial conocimiento de esta materia y no puedo hacer más análisis (de todas formas, entiendo que para que prospere una exigencia de responsabilidad del Estado será necesario demostrar que el daño sufrido deriva directamente de la inactividad, mientras que en el caso de los sellos, lo que parece que ha habido es un delito puro y duro, tipificado por las leyes).

Casi en off-topic: En las noticias de ayer, sacaron un pueblo de Castilla en el que casi todos los habitantes (es un pueblo pequeño)son clientes de Afinsa y cía., porque un concejal del pueblo es gestor de estas empresas y convenció a muchos vecinos. Bueno, pues sacaron a una afectada que, en lugar de echar las culpas a ese señor y querer correrlo a gorrazos (a él o al ayuntamiento entero, haciendo un totum revolutum), no, se quejó del gobierno, y no del autonómico sino del central. (¡!)

Cuento esta anécdota porque no me convence mucho esa idea muy repetida de que, cuando "más cerca" esté el responsable, más fácil es exigirle las responsabilidades. Mi intuición es que la gente, al final, siempre piensa en el gobierno central, para echarle la culpa, para pedirle ayuda, para lo que sea. Y en la situación actual, veo más en la picota al gobierno central que a los gobiernos autonómicos, por más amplias que sean las competencias de éstos sobre materia de consumo, comercio, etc...

Alex Guerrero dijo...

Vivo al lado de Afinsa y estoy HARTo del maldito helicóptero de Telemadrid despertándome a cualquier hora para tomar directos del edificio estos días.

(Afinsa queda en Génova, frente a la sede del PP... eso sí, de momento no se ha encontrado relación aparente) :)