martes, febrero 15, 2005

"Pero... pero.... ¡como Hitler!" (Bzzzzz)

Veamos. Empiezo a estar hasta el moño que cada vez que alguien critica algo desde el flanco liberal-montañés, se acaba recuerriendo a esto. Seguro que lo habeis visto. ZP /tripartito /PNV /Belcebú hacen alguna cosa, y sale el comentarista listillo diciendo que le recuerda a la Alemania nazi. Vamos, que es como el totalitarismo de Hitler, pero nuevo. Eso, que son muy malos.

Bien, les presento una norma informal del debate civilizado, la ley de Godwin. Según esta ley, según una discusión en grupo de noticias se alarga, la probabilidad que alguien acabe siendo comparado con Hitler se acerca a uno. Es decir, como más se debate, más fácil es que alguien lance esa acusación. Y cuando esta comparación se usa... se ha perdido el debate. Es el argumento de no tener argumento; recurrir al mal absoluto como comparación. Tras esto, el debate racional ha acabado; no hay cosa peor que ser nazi.

Claro, es un truco de debate pobrísimo. A efectos de discusión, es como decir que "Dios lo dice" o "las voces en mi cabeza lo establecen así". No se puede responder racionalmente a eso. El que ha sacado a Hitler ha cerrado el debate recurriendo a un argumento no contradecible. Ha perdido.

Así que cada vez que aparezca el del bigote en un artículo, trampa. No vale.

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Ya los conoces, Roger. No sé cómo te alteras por estas cosas. Si son unos clásicos. Su propio radicalismo les lleva a la marginalidad. En una democracia, estos dircusos no son creíbles.

Saquito dijo...

Oyes, con lo del tio del bigote te refieres a Hitleer, ¿no? Es que las imágenes se confunden en mi cabeza.. :-D

Egocrata dijo...

Bueno, Aznar no llegó a ser el mal encarnado :-D. Solo llego a Vader de los guiñoles...