sábado, febrero 12, 2005

Yo quiero saber dónde andan ellos...

Rajoy anda histérico, pidiendo que ZP que nos diga con quién habla, con quién se reune, y qué cenó anoche:

El presidente del PP quiere que Zapatero aclare en el Congreso si se reunió de forma secreta con el líder independentista catalán porque considera que los "criterios ciertamente singulares" de Carod pueden aportar algo a la lucha antiterrorista, pese a que "nada tienen que ver" con los principios que inspiran el Pacto contra ETA, o si lo hizo "porque no tiene más remedio". A pesar de que el Gobierno mantiene que informa puntualmente al líder de la oposición, Rajoy ha denunciado la falta de transparencia del Ejecutivo.

Bueno, de manera reciproca, yo quiero saber por dónde anda Rajoy a todas horas. Es tan representante público como Zapatero (bueno, un milloncejo de votos menos), así que también tengo derecho a saberlo todo, todo, todo. El PP sigue empecinado en su lógica de culpabilidad por asociación, con esos silogismos tan estupendos que hablaba el otro día.

ZP puede hablar con quien le plazca, como hizo Aznar hablando con ETA en su día (durante la tregua, vamos) y pactando con el PNV (hoy el mal encarnado). Si tenemos en cuenta el hecho que en su día Carod-Rovira y su partido fueron claves para acabar con el otro grupo terrorista del lugar (Terra Lliure), quizás valga la pena saber qué dicen. Por mucho que Jimenez Losantos se corte las venas, Carod ha dicho públicamente en más de una ocasión que la tregua para Cataluña ETA se la puede meter allá donde nunca sale el sol. Lo de "aliados de ETA" es realmente de chiste.

Vamos, esto de indignarse por hablar con el líder de un aliado parlamentario es realmente único.