viernes, febrero 04, 2005

Pánicos tontos

Ya estamos otra vez con un submarino nuclear en Gibraltar, y el gobierno preocupado. Parece mentira que a estas alturas, la energía nuclear siga produciendo este histerismo irracional en la población.

Los trastos estos son más seguros que cualquier otra planta de potencia conocida; en 50 años sólo ha habido un accidente en una central nuclear relevante (y era un reactor anticuado, mal mantenido y peor operado). Producen más energía que cualquier otro sistema, el combustible es barato y relativamente abundante, no producen gases de efecto invernadero, y los residuos en los reactores modernos son pocos, peligrosos durante sólo unas décadas y fáciles de almacenar sin riesgo. Para cumplir con Kyoto, de hecho, algunos países escandinavos están construyendo reactores nuevos. Francia tiene una historia de amor con la energía nuclear, nunca ha tenido un accidente, y sigue invirtiendo en ello.

Pero vamos, nada se interpone entre los políticos y el apelar a lo fácil, demasiadas veces.