lunes, febrero 14, 2005

El Economist habla de "secesiones"

La tropa que habita por el ala derecha de la red está pegando brincos de horror y pavor también al ver a tanto euskaldún con ganas de marcha, y acusan a ZP de blando, ya que sonríe (¡herejía!), habla (¡herejía!) y no saca los tanques a la calle. La gente del Economist, que no es que sean precisamente comunistas o miembros del PNV camuflados, está bastante más tranquila:

For all the PP's carping, Mr Zapatero could yet emerge as the architect of a “new Spain”. The constitution has served 27 years; Catalan nationalists are drawing up a new one which, despite Mr Carod-Rovira's populist harangues, will, according to Catalonia's Socialist premier, Pasqual Maragall, remain within the bounds set by the 1978 text. The Basques may yet be persuaded to stay within those bounds too.


Más o menos lo mismo que decimos por aquí, lo único que en britón y en una revista a la que la gente le hace caso, vamos. Lo del plan Ibarretxe es un problema de tercera.
Nota al margen: lo de llamarse liberal para no decir de derechas o conservador Thatcherita es algo nuevo, la verdad. Como se complican la vida algunos....