lunes, junio 27, 2005

Muletillas estúpidas, versión 2.0

La lista de muletillas estúpidas crece. Añadimos las aportaciones del público y crítica. Hala, un nuevo repaso a todos aquellos recursos de debate que no sólo son irritantes, si no directamente idiotas.

  • Fragasaurio (culpable, lo sé), Rovireche, Desatinos, etcétera. Los motes no añaden nada a un artículo, y sólo te hacen parecer un capullo.
  • "Una muestra más del verdadero talante de este gobierno / presidente". Es como llamar a alguien feo o maleducado. Si, es un defecto, pero no invalida que quizás la política es la correcta.
  • "La Europa del capital /los mercaderes". Dejando de lado el hecho que es una soberana tontería, es un topicazo vacio que que no aporta nada, y da por hecho algo que debe ser argumentado.
  • "La progresía / la izquierda". Recurso fácil de meter en el mismo cajón a Julio Anguita, José Bové y Pol Pot, y decir que ZP / Blair / Egócrata es idiota por compartir etiqueta. Lo mismo con decir "el PSOE", cuando de Guerra a Solbes hay más distancia que de Solbes a Gallardón o Rajoy.
  • "La derechona / los karkas". Lo mismo. Le Pen, Bush, Hitler y Aznar están a la derecha del centro, pero no tienen que ver nada entre ellos. "El PP", lo mismo. Aguirre no es Piqué, vamos.
  • "Privatización y desregulación y fin del estado del bienestar". Es confundir el tocino con la velocidad. Hablar de reformas de mercado como antisociales es muchas veces una estupidez.
  • "La globalización explotadora / cambia todo". Podría tirarme horas con esta. Si alguien usa el recurso de culpar la globalización y no explica el mecanismo que limita el cambio y destruye cosas, entonces mencionarla es estúpido. Es afirmar algo sin probarlo, dogma de fe, no vale.
  • "Ineficaz burocracia e intervención estatista". Lo mismo. Hay montones de ejemplos en que el estado hace las cosas mejor que el sector privado, reconocidos por los economistas.
  • "Los burócratas de Bruselas". Son sólo 16.000, para una población de 425 millones. Es una burocracia minúscula para lo que gestiona, y que además sale bien de precio, ya que consume una proporción ridícula del presupuesto de la Unión.
  • "Falta de respeto a las víctimas". ¿Y? ¿Qué pasa si estas están faltando el respeto al gobierno elegido por las urnas?
  • "Sectario". ¿De qué culto? ¿Por defender a su partido? ¿Por ser del Atleti? ¿Por ser un hereje de la verdadera religión (la mía)? Como insulto está más gastado que ninguno, no añade nada al argumento.
  • "Como en la Alemania Nazi". Ley de Godwin. Perdiste el debate.
  • "Crispación". A sugerencia de Dante. Acusar a alguien de crispar no sólo suena muy tonto, sino que además es como acusarle de que te pone nervioso. Irrelevante.
  • "Liberticida". A sugerencia de Alberto. Palabra rotunda, usada de manera indiscriminada cada vez que alguien habla de expandir libertades.
  • La pregunta como periodismo. Si, eso de hacer de una duda una noticia. "¿Sabía el PSOE del 11-M?". Insinuar o lanzar hipótesis al viento no es investigar, es tirar mierda con un ventilador.
  • Un artículo de Eduardo Haro Tecglen o de Arcadi Espada. Mucha retórica, poca chicha (y sí, les tengo manía. ¿Qué pasa?)
  • Criticar a alguien por tenerle manía. (ya sé...)
De momento, estamos con estas. Esperamos ampliaciones.
.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Más Egocrata: decir que alguien es islamoprogre o filoterrorista. Por cierto, ¿se lo llamarán a Rumsfeld ahora? También decir que alguien es chekista. O juegos de palabras como maniPPuladores, sociolistos, naZionalistas...

Egocrata dijo...

Tengo que expandir los apodos a los juegos de palabras tontos, cierto. :-).

EVF dijo...

La lista es buenísima. Una palabra que está super devaluada también es "fascista"...
- ¿Me pasas un pitillo?
- No
- ¡Fascista!
Y además ahora ya es ambivalente, se la dedica tanto la izquierda a la derecha (dirección habitual aunque no por ello menos estúpida) como también la derecha a la izquierda. De hecho pertenece a la categoría de lo de las chekas o los nazis.

Y también me encanta "demagogia". Ahora ya no puedes presentar un argumento contundente, ya que si el otro no lo sabe rebatir, inmediatamente eres un demagogo.

Me encanta como escribes, te sigo desde hace tiempo. Hasta pronto!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.