jueves, junio 23, 2005

Blair habla claro: es hora de cambiar Europa

Debo reconocer que Tony Blair es un político que me fascina, incluso con los errores de Irak. Es un orador impecable, un gestor excelente (al crecimiento económico británico me remito), tiene un instinto político tremendo y encima es de izquierdas.

El discurso en el parlamento europeo (BBC, video) no ha hecho más que reforzarme la buena opinión que tengo de él. Las cosas que ha dicho son todas sensatas, y siguen la lógica de alguien que tiene las ideas muy claras y que está hasta las narices que algunos líderes europeos (Chirac, vamos) nieguen la realidad cuando no les va bien políticamente. Básicamente, que estamos usando el presupuesto de la Unión con ideas económicas de hace cuarenta o cincuenta años, y que debemos dejar de hacerlo. En otras palabras: la PAC debe desaparecer.

Aparte de eso, es interesante oir a un gobernante de izquierdas (y repito, Blair lo es; incluso en su quijotismo liberador de Irak) pedir reformas de mercado para salvar la Europa social, señalando más o menos directamente a los conservadores gobernantes italianos y franceses. Aún más interesante es su acusación, tremendamente acertada, que los defensores de la PAC no tienen ningún derecho a ponerse las medallas de europeismo para justificar que no quieren reformas.

Blair (como lo fueron los gobiernos de González) es un ejemplo de político de izquierdas que no teme las reformas, y que no ve oposición entre un modelo social y mercado. Hay muchas maneras de hacer las cosas, no sólo el anarco-capitalismo o el estatismo regulatorio de viejo cuño. Si Francia e Italia (no Alemania, por cierto; Schroeder ha pasado todas la reformas que el SPD le ha permitido) creen que el "modelo social" es incompatible con cualquier reforma, están listos. El debate es tanto sobre los presupuestos europeos como sobre la creencia de algunos que la arcadia social de antaño volverá si esperamos lo suficiente. No volverá, porque nunca existió; el pleno empleo era el motor de ello, no las regulaciones.

Veremos si Blair consigue suficientes aliados. Espero que ZP se dé cuenta qué país tiene razón en todo esto, y que ayude a cambiar la Unión. Conserve o no los fondos, es mejor matar la PAC que no perder algo de dinero.

5 comentarios:

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Aunque no me cae especialmente bien (mejor no obstante que otros y la lista seria muy larga) hay que reconocer que Blair es muy listo y tiene mucha carisma (si la memoria no me falla ese fue uno de los factores de su victoria en 1996). Ha dicho cosas muy bonitas, pero sin concretar nada a la espera de como giren los vientos coyunturales. De todas maneras, tras el fracaso del actual modelo de proyecto europeo, quizas no sea mala idea la de apostar por un nuevo enfoque.

Saludos a todos.

Carmen dijo...

Pues estoy de acuerdo con lo que dices, a mí Blair también me cae bien, y sobre todo, le prefiero mil veces a él como lider de Europa que a Chirac. Además, creo que es inevitable que se avance en la Unión, que se reformen cosas y no nos quedemos anclados en lo que antes funcionaba y ya no lo hace. Lo único que no comparto con Blair es su posición ante las posibles ampliaciones de la UE en el futuro, él está muy convencido de ello y yo además de tener mis propias dudas no veo posibilidades si queremos que la gente apoye el proyecto, y es obvio que en muchos países la ciudadanía está en contra de estas ampliaciones.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Espero que ZP se dé cuenta .. tu sueñas. Un lerdo que no ha trabajado jamás no se dará cuenta de nada. No sabe ni lo que celebra

Egocrata dijo...

Bonito ataque personal sin demasiado sentido, y más cuando ZP ha demostrado ser un buen político.

Alberto dijo...

Blair es un soplo de aire fresco a la izquierda. Lo de la Tercera Vía, sí. Debe ser el más socioliberal de los políticos europeos supongo. Pero eso del toque de queda a las bandas juveniles no me suena nada bien, por mucho que lo haga de buena fe. Ahí no hay que seguirle, por favor. Y lo de poner tasas según la utilización en las autopistas a medio plazo y para ello utilzar satélites (con lo que se tendría controlado a todo cristo que viaje por autopista, quiera o no) tampoco suena muy bien...