miércoles, junio 22, 2005

Protegiendo la bandera... en la Constitución

La XXVIII enmienda de la Constitución de Estados Unidos puede ser antológica. No, no será parece la Terminator-enmienda (permitir que gente no nacida en EUA pueda alcanzar la presidencia), será algo bastante más tonto: prohibir quemar o humillar la bandera.

En fin, algo serio. En 1989 el Tribunal Supremo decidió que quemar la bandera era un acto de libertad de expresión, y por tanto protegido constitucionalmente; ahora parece que ya ni eso. De momento, ha sacado la mayoría necesaria en el congreso (dos tercios) y tiene números que la conseguirá en el senado. Aún quedará la ratificación por parte de los estados, claro, pero tiene número que consiga pasar.

Cuando no hace demasiado hablaba del retorno a los años cincuenta, lo decía en serio. De esa época viene el hecho que los billetes tengan eso de "in God we trust" (como contraste al comunismo ateo) o que en la pledge of allegiance se diga eso de "a nation under God". Los republicanos (y muchos demócratas) tienen una similar obsesión con los símbolos patrióticos irrelevantes ahora, además de una casi cómica voluntad de homenajear a los héroes de las fuerzas armadas ("support our troops!") unas doscientas veces por discurso. Y recordar los héroes del 11-S, claro. Respetar a las víctimas (¿de qué me suena eso?) es importante, etcétera.

En fin, país.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues quemar estanqueras también está prohibido. Será esta nueva prohibición americana cosa de Mr. Ansar?

Anónimo dijo...

Estanqueras? Uh?

Iván Payá dijo...

Yo soy firme defensor del derecho a quemar las banderas.

De hecho, animo a todo nacionalista vasco, catalán, gallego, canario, español... a que queme su bandera. Nos ahorraremos problemas.

Saludos.

Egocrata dijo...

Yo la verdad es que estoy casi en las mismas, Iván. Sólo haría ilegal quemar la del Barça. :-).

Manu dijo...

Se le acabaría una de las pocas grandezas que le quedan a los EEUU (junto al exquisito trato procesal al acusado).