miércoles, junio 08, 2005

¡Opresión! Amenazan de muerte a Boadella por internet

Err.... bueno, no sé. Diría entonce que uno de cada tres miembros de la blogosfera están en lo mismo. Algún comentario nos ha caido por aquí vía mail de lo mucho que quieren masticarnos los higadillos. Todos de un oprimido que ni te cuento.

En serio, el manifiesto este de Ciudadanos por Cataluña (toma nombre presuntuoso) es una tocada de narices como cualquier otra. A un grupo de gafosos no les gusta el resultado de las elecciones, y lo achacan a que no hay un partido no nacionalista de izquierdas. A ver, si algo tiene Cataluña es que los cuatro posibles partidos están cubiertos. Catalanista de derechas, CiU, españolista de derechas, PPC, nacionalista de izquierdas, ERC, mejunje charnego-catalán (a falta de mejor definición), PSC, y amantes de las flores y las bicis, IU. Si Boadella y su tropa creen que Celestino Corbacho, Manuela de Madre, José Montilla y todos estos tipos son nacionalistas catalanes, que se lo hagan mirar.

Y lo del conflicto antiespañol perpetuo, ya ni hablo. Parece que la idea de democracia en España es en Madrid se decide, las autonomías aceptan. Pues no, las autonomías también tienen intereses legítimos, y los defienden. Y si son divergentes, se debe discutir sobre el tema. Cuando se habla de un nuevo estatuto desde el PSC no es por nacionalismo montañés, si no por las mismas razones que el PP balear propone (plagia, más bien) uno nuevo, o el PP valenciano aprueba otro. Las autonomías son las resposables de sanidad, educación y una miriada más de servicios, y sin un marco financiero y legal como Dios manda, no hay manera de dar esos servicios.

Uno puede ser de izquierdas, creer en la educación pública, y darse cuenta que el dinero que recibe la Generalitat para ello es de chiste. ¿Qué debe hacer? ¿No tratar de obtener más dinero? La cuestión es enviar a parir cosas por sistema para salir en la foto, vamos.