sábado, junio 11, 2005

Alargando los derechos de autor hacia el infinito

Las discográficas europeas están tristes, sólas y desamparadas, y se han propuesto arreglarlo. Con todo el descaro del mundo, se han puesto las pilas y se han lanzado a la carga en Bruselas, hablando con todo aquel que quiera escucharles, para que las leyes de propiedad intelectual en la Unión Europea se acerquen a las de Estados Unidos.

Ahora mismo, una cancioncita en Europa genera derechos de autor mientras el autor esté vivo y los 70 años tras su fallecimiento. Oh injusticia, si uno sólo canta la canción que escribió otro, uno sólo puede cobrar derechos en los 50 años siguientes. Poco, muy poco. La injusticia es mayor cuando las discográficas, pobrecillas, se dan cuenta que en Estados Unidos toda grabación está protegida durante los 95 años siguientes a la muerte del compositor o cantante, si los derechos son propiedad de una empresa. Así no hay quien compita; oiga; si las compañías americanas pueden estar sacando dinero de Elvis hasta el años 2040, estamos todos perdidos.

En fin. La ley de de 1998 es conocida sarcásticamente en Estados Unidos como la MMPA (Mickey Mouse Protection Act), ya que Sonny Bono prácticamente transcribió palabra por palabra las peticiones de Disney para evitar que Mickey pasara a dominio público. Estas extensiones son, lisa y llanamente, protecciones para que grandes empresas vivan sobre arte creado por gente que murió hace décadas. No protegen a autores, protegen a los herederos o a los vampiros que publicaron sus discos, hasta casi un siglo después. Si algo debería hacerse, es en todo caso acortar este absurdo nivel de protección.

La primera ley sobre el tema en Estados Unidos, en 1790, establecía el plazo en 14 años; la constitución misma habla que debe ser limitado. Hablar de siglos es algo impresentable; esperemos que Europa no se trague el marrón como hizo el congreso.

4 comentarios:

Jeremias dijo...

Los cambios legales en EEUU para alargar el Copyright son vergonzosos, como se denuncia en Free Culture.

Lo malo es que en Europa vamos por el mismo camino. Lo único que nos podría salvar es que las grandes corporaciones, como Disney, no están en Europa, y quizá aquí no haya un símbolo como Mickey Mouse, 'que hay que salvar'. Pero no soy muy optimista, no creas.

Jessica dijo...

Pues yo creo que se saldrán con la suya, como hacen siempre. Y encima, como ésto de imitar a los USA están tan de moda, pues a por todas, y si es posible, más que ellos. ¿Allí 95 años? Pues aquí 150. Así de chulos somos.

Ellos se saldrán con la suya, y seguiremos pirateando. Es lo que hay.

Saludos:
Jéssica.

Tito el Elfo dijo...

Parece mentira que ni las primeras grabaciones de Duke Ellington estén en dominio público....

En fin, vergonzoso.

Egocrata dijo...

La UE tiene la costumbre de resistir esta clase de presiones bastante bien. Que le pregunten a Microsoft, a ver quien le ha metido caña con las leyes antimonopolio, por ejemplo.