jueves, diciembre 16, 2004

La coincidencia de siempre

Como cada vez que a Bush le empiezan a caer tortas de todos lados por la economía y el escándalo de los vehículos blindados, aparece una cinta con la voz del capullo de siempre, amenazando el Imperio con más ataques, etcétera.

Esto empieza a ser irritante. La cobertura de las televisiones (por descontado) se ha ido corriendo a lo de tío Bin Laden. Nada, que tienen "suerte".