miércoles, octubre 17, 2007

Volver: el tozudo mito del patrón oro

Si, ya he vuelto. No, aún no tengo las fotos. Me pondré de nuevo a escribir en cuanto tenga tiempo esta tarde (si tengo tiempo; tengo cantidad de cosas atrasadas...), pero decir que todo fue muy bien, todos muy felices, y que tener dos días de fiesta después de casarte (una excentricidad aquí en Estados Unidos) es sencillamente patético.

En fin, no tan patético como este estudio que dice que el Patrón Oro tiene poderes mágicos y que cura el cáncer, pero bastante patético. Comparen con algo como esto, por ejemplo, que sí está relacionado con lo que sucede en el planeta tierra.

En fin. El artículo es tan absurdo que uno no sabe por dónde empezar; eso de decir que (un poco) de inflación es peor que el sistema de ajuste equivalente en una recesión en patrón oro (la deflación) es tan absurdo que es para echarse a llorar. Por no hablar del hecho que eso que la moneda tiene un valor fijo respecto al oro es también algo ficticio; las reservas de oro nunca equivalían a toda la masa monetaria (eran de hecho una fracción), así que como ahora, el dinero era una promesa, no un valor totalmente real ni de broma.

Supongo que el hecho que no hay ni un sólo país en el mundo usando el patrón oro debería ser una pista sobre lo patéticamente inflexible que el sistema era. Y la verdad, si alguien tiene curiosidad para saber cómo funciona una crisis económica seria bajo un sistema de patrón oro en la realidad, basta con echar un vistazo a la Argentina del corralito. El patrón oro es esencialmente una ley de paridad con el oro en lugar de dólar en su enunciado, y la verdad, no funciona. Es una solución del s.XIX para problemas que ya no existen, ya que los costes de transacción son ahora mucho más bajos.

13 comentarios:

Avelino dijo...

Pues de entrada, enhorabuena por tu matrimonio. Servidor se casó también hace unos meses y la pérfida y totalitaria-estatista legislación española me permitió tomarme mis dos semanas extra de vacaciones. Envidia.

Respecto al patrón oro, no tengo una opinión clara -aunque he leído sobre el tema- porque no conozco a fondo todas las implicaciones.

Pero lo que sí tengo claro desde hace mucho es que no existen recetas milagrosas. Ni en ingeniería, ni en política ni en economía. Toda solución tiene sus pros y sus contras; creo que es de sentido común. Por eso me resultan tan poco creíble los que abogan por una solución única y maravillosa que resuleve todos los problemas y no genera ninguna contrapartida. Entre ellos, los autoproclamados liberales y su sistema mágico en el que tras la desparcición del Estado el mundo se convierte en un paraíso.

No le dedico ningún tiempo a cualquier artículo con esa tónica casi mesiánica y milagrosa. No creo que me aporte nada.

P.D. El enlace a www.salon.com/*** lleva a una página sin texto. Al menos usando Mozilla.

Ismael dijo...

Es curioso que un sistema que ha estado vigente durante siglos hasta hace apenas 40 años, sea ahora algo anacrónico (como la Constitución de los EE.UU. para algunos).

Pero vamos, la respuesta a todo es la misma: el oro no se puede imprimir.

Si mañana se aprobase la entrada de una nueva moneda alternativa que hiciera la competencia al dólar federal, ¿cuánto tardaría la gente en cambiar sus “billetes del monopoly” por oro y plata? Novelera que es la gente…

En la web de lewrockwell.com hay cantidad de información para iniciarse en el patrón oro, en especial los artículos de Ron Paul.

Citoyen dijo...

Enhorabuena! Que se siente al ser un hombre casado? Tienes ya instinto paternal? Dejan entrar a los casados en las tiendas de comics?:P

Ayer empece el libro de Eichengreen sobre la historia del sistema monetario. Que opinion te merece su tesis sobre que el patron oro era solo sostenible cuando el sufragio era restringido?

Por otro lado (voy a hacer de abogado del diablo aunque estoy mas bien de acuerdo contigo), Kantor explicaba que el patron oro podia tener una logica interna decia "la economia monetaria me hace preferir el dinero fiat, la teoria de la eleccion publica el patron oro". En paises como Ghana, Bolivia o la Alemania de los agnos 30, recesion es mejor que hiperinflacion.

The happy butcher dijo...

¿Te has casado? No te lo tomes como algo personal... lo siento mucho, tío. No por mí, claro... Pero si eres feliz, te doy mi enhorabuena (iba a decir que era una putada, pero eso sólo pasaría en mi caso). Espero que no te arrepientas.

Yendo a lo que nos ocupa y dejando las coñas aparte: Eso del patrón oro no será algo raro para limitar el gasto público y que los gobernantes no se dediquen a hacer el idiota o a imprimirlo como si no pasara nada... ¿verdad? Y siendo así, ¿no será algo positivo que ponga freno a políticos idiotas? ¡Piénsalo! Podría decirle a Manu Chaves algo así como... "¿Pero cómo se te ocurre afirmar que vas a garantizar una vivienda a toda persona que cobre menos de 3100 euros mensuales? ¿De dónde vas a sacar el dinero? ¿De una huerta de billetes?"... Y él no me podría decir algo así como... "Tranquilo, tío, entre el dinero que os vamos a sangrar vía impuestos de diverso pelaje y esta maquinita de hacer billetes, verás lo bien que sale"...

De todos modos, no me ha parecido demasiado elaborada tu réplica al patrón oro... Esperemos que sea sólo una cuestión de volver de la boda... En caso de que ese nivel de calidad siga bajando hasta el punto de parecerse a mi blog... ¡divórciate!

Ahora en serio... Enhorabuena.

Egocrata dijo...

Prometo escribir mejor sobre el oro hoy. Y Eichengreen tiene razón; el patrón oro es sólo sostenible con sufragio censitario, ya que el coste de las recesiones cae sobre todo en los que no votan.

Poldec dijo...

Egócrata, que seas superfeliz. No te perdonaremos en un tiempo que hayas abandonado el Club de Internautas solterones pero... que te vaya de cine, en serio.

Tema complicado el del patrón oro. La verdad es que escuchas auténticos admiradores del sistema y luego a otros que no creen que sería idóneo para la época actual... Otros, incluso, lo riduculizan...

Yo no soy muy partidario del patrón oro ya que no veo tan claras las ventajas que se apuntan y, sobretodo, porque que creo que el sistema actual garantiza la estabilidad de precios y financiera y que, además, hoy por hoy hay muchos activos financieros muy líquidos que hacen que el papel del dinero hoy día sea menos importante. Pero reconozco que el comentario de Kantor, magnífico economista financiero, al se refería Citoyen en favor del patrón oro me sorprendió. Lo mismo respecto a lo que dicen otros estudiosos del tema.

Esperaremos a ver si el próximo comentario nos saca de más dudas...

framling dijo...

enhorabuena de un lector ocasional.

Anónimo dijo...

Mucha crítica y poco argumento...
Para empezar, el ejemplo del corralito no es válido, dado que la paridad estaba establecida sin respaldo, era sólo nominal, no real.
Para acabar, el patrón oro establece un respaldo objetivo a la moneda que establece un valor real. Así las transacciones dependen, si no totalmente, mucho más de los individuos libres que las realizan. Sin embargo en el sistema actual el valor es un "consenso" impuesto por las autoridades monetarias. Imposición que depende de intereses políticos o de oligarquías. De esta manera el poder manipula el mercado a su antojo/interés reduciendo la libertad de los ciudadanos. Amén de jugar con la riqueza de estos...

De hecho el corralito es más ejemplo de lo voluble del sistema actual: El gobierno empezó diciendo que la moneda tenía el mismo valor que el dólar. Porque sí. Porque era "más mejor". Usaron su potestad abusando de interés y de subjetividad. Hasta que se les cayó el chiringuito.
De haber seguido la técnica del patrón oro habrían establecido unas reservas en dólares que respaldaran el valor de la moneda local. De haberlo hecho no habría existido el corralito...

Egocrata dijo...

Y por que oro y no el patron-cacahuete? Estamos en lo mismo. El oro tiene valor pq le damos valor, no por ser especialmente util. Es un conductor estupendo de la electricidad y no se oxida en condiciones normales, pero eso no lo hace demasiado especial...

Es un deposito tangible bien arbitrario.

Egocrata dijo...

Por cierto: Argentina tenia sus reservas en dolares respaldando el peso. Y lo defendieron hasta decir basta; el corralito fue la congelacion de esa convertibilidad cuando se hizo insostenible, respaldo o no.

Panico bancario, algo clasico en monedas bajo patron oro... y corregiendo por deflacion.

The happy butcher dijo...

Egócrata... Creo que el oro no se oxida, es maleable, fácil de transportar, es muy útil para muchas cosas... y es escaso. De hecho, creo que más escaso que el cacahuete o los granos de café que usaban en la México precolombina...

Saludos.

agitprop dijo...

Por aportar algo nuevo, el sistema de Bretton Woods NO era un sistema basado en el patrón oro, sino en el dólar. Y más que un sistema fijo y objetivo, era una declaración de intenciones. Las principales monedas declaraban su intención de mantener una paridad (más estable que fija) con el dólar, y el dólar a su vez declaraba su intención de mantener una paridad con el oro. Pero ojo, ni los bancos centrales europeos mantenían una reserva estable de dólares, correspondiente a la masa monetaria de sus respectivas monedas, ni la Fed mantenía reservas de oro correspondientes a la masa monetaria en dólares, desde luego no como para entregar el valor correspondiente si todo el mundo quería de repente su oro en vez de sus billetes de dólar. Lo cierto es que un sistema fijo basado en el oro no se ha dado prácticamente jamás en la historia. Como mucho, durante algunos años (no todos) del siglo XIX, y casi exclusivamente en Gran Bretaña. Los cambalaches políticos de EE.UU. durante el siglo XIX con el oro, la plata y sus paridades son una historia asombrosa, para quien crea que EE.UU. siempre fue la sede de toda seriedad monetaria. En España, reino inventor de manipulación monetaria, no se ha dado jamás. Ni siquiera cuando las monedas eran de metal; se les añadía cobre y hasta plomo, hasta llegar al vellón, 90% de cobre/plomo y 10% de plata, en el mejor de los casos, y a la porra con el valor facial. Y eso fue sólo el principio, porque hasta se jugó con el valor facial. Quien quiera admirarse de la inventiva en manipulación monetaria del Siglo de Oro (ejem), que se documente sobre el tema del "resellado". Es para ver y no creer.

agitprop dijo...

Para el anónimo argentino perseguidor de oligarquías: no te enteras de nada. El valor del dinero, como el de cualquier cosa, es un consenso, en efecto, y por tanto no viene impuesto por nadie. En Argentina se intentó dar estabilidad a la moneda a causa de las tremendas manipulaciones que sufrió en la época de Alfonsín, pera evitar que esto ocurriera de nuevo. El problema fue que, si quieres una paridad fija con el dólar (o con el oro, o con los cacahuetes) necesitas mantener unas reservas equivalentes en dólares (o en oro, o cacahuetes). Y claro, si no exportas nada de valor, no consigues dólares suficientes para mantener la garantía de paridad. Así fue como se vino abajo la paridad del peso con el dólar, y no por ninguna conspiración oligárquica de pacotilla.

Creo que la clave de todo el asunto es considerar que la moneda, como todo, es un bien, y que por tanto cotiza y cambia de precio según la oferta y la demanda. Por tanto, como los cacahuetes, no necesita tener un valor referenciado a ningún otro producto. La gente lo querrá, o no lo querrá, según su utilidad. La utilidad de las monedas estriba en lo que puedes obtener a cambio de ellas. Y eso puede ser oro, pero también televisores, coches, acciones, inmuebles, etcétera. Que a su vez, varían en su precio según su utilidad para la gente.

Esto explica que la moneda de Costa de Marfil (por ejemplo) apenas valga nada. De hecho, en Costa de Marfil tienen un valor de referencia monetaria casi fijo, con el cacao, puesto que ese es casi el único producto que se puede comprar con su moneda. Cuando el cacao sube, su moneda sube, y al revés. Y dudo mucho que eso les sirva de algo a su economía. Más bien al contrario.