domingo, octubre 12, 2008

Notas sobre rescates

Hay dos clases de rescate financiero sobre la mesa estos días, básicamente:

1. Gordon Brown / europeo general: incluye nacionalización parcial, garantía de préstamos interbancarios, y la posibilidad que los estados que nacionalicen tomen control directo de la entidad intervenida. Por añadido, piden a la Comisión Europea que cambie las normas contables, algo que es un pérdida de tiempo; los mercados no tienen ataques de pánico porque los contables tienen reglas extrañas.

2. Paulson / Estados Unidos: es algo que uno diría es parecido a lo anterior, pero no lo es realmente. Incluye nacionalización parcial, pero no control directo sobre los bancos. El gobierno será accionista, pero sin voz ni voto, algo ligeralmente estúpido: si estás comprando una banco porque estaba gobernado por inútiles, lo mínimo que debe conseguir es la posibilidad de echar a la calle de forma patéticamente humillante a sus directivos. También deja de lado la garantía de los préstamos interbancarios, algo que si bien arriesgado hasta cierto punto, es una herramienta importante para dar confianza a los mercados.

¿Qué estamos viendo? Estados Unidos parece estar cambiando de opinión poco a poco, dejando de lado la básicamente estúpida idea de comprar malos activos. Paulson parece tener problemas graves, sin embargo, de llevar la palabra "nacionalización" a su conclusión lógica, confiando aún que las entidades que crearon el problema pueden llegar a una solución orgánica ellas sólas. Como decía Churchill, uno debe confiar en los americanos: siempre acaban haciendo lo correcto, después de haber probado el resto de opciones.

Mientras tanto, en España, el gobierno garantizará las transacciones y se ofrecerá a comprar activos de calidad, pero sigue sin pensar en nacionalizar. Tienen sus motivos; la salud de los bancos españoles no es ni de lejos tan peligrosa como la de nuestros vecinos. Los datos de Estados Unidos, por cierto, son peores de lo que parecen; el problema aquí no es el sistema bancario unicamente, sino el amplio zoológico financiero (desde fondos de inversión a aseguradoras) asociado, y el hecho que han "exportado" muchos de su problemas y deuda basura al resto del sistema financiero mundial. Si las cosas salen mal en Nueva York y la economía americana se desploma, se llevan por delante a todo el resto.