viernes, octubre 24, 2008

Diseñando el candidato perfecto

Tantas elecciones americanas y tanto encendido elogio de Obama estos días me han generado una pregunta: ¿Qué virtudes y características debería tener el candidato perfecto?

Sí, ya sé. El candidato perfecto no existe. No es sólo una criatura imaginaria, sino que además no es un ente único, estable e inmutable. Hay elecciones que uno no puede ganar nunca; el PSOE no habría ganado en el 2000 ni con Pericles como candidato, sin ir más lejos. Más allá de eso, hay épocas y años. Blair tenía la edad perfecta en 1997 para barrer a los conservadores; Bob Dole, a pesar de ser un tipo estupendo, era el peor candidato posible contra Clinton en 1996. Por añadido, las virtudes (y agenda) de los candidatos varían mucho en su valoración según el país; Bush nunca hubiera ganado unas elecciones en Europa, y Mitterrand nunca jamás llegaría a oler la Casa Blanca en Estados Unidos.

Dejemos de lado estas consideracionesm sin embargo. ¿Que atributos le daríamos al candidato perfecto en unas elecciones democráticas? Si tenéis que "diseñar" con un país en mente, hacedlo pensando en España. Tengo curiosidad para saber qué sale. Lanzo algunas ideas, para empezar. Mañana elaboraré más por qué hago esta pregunta, y por qué creo que es importante, aunque por no de forma totalmente obvia.
  • Edad: 42 a 46 años (España sólo ha votado a gente menor de 45 para llegar a Moncloa por primera vez)
  • Orador decente, pero no demasiado épico.
  • Cierta curiosidad intelectual, pero nada demasiado gafoso. Para ministros poetas, Francia.
  • Personalidad esencialmente sobria, no demasiado estridente.
  • Cierta tendencia a hablar demasiado; propenso a ser "cazado" siendo más honesto de la cuenta.
  • Poco patriotero; orgulloso de ser español en el sentido que es un milagro que las cosas vayan tan bien, no por nada cultural o histórico.
  • Sanchopancista; el electorado español no valora demasiado a los quijotes.

    No sé si este señor sería un buen candidato, la verdad.


10 comentarios:

judas dijo...

¿«el PSOE no habría ganado en el 2004 ni con Pericles como candidato»?

Carlos_Tomas dijo...

<<¿«el PSOE no habría ganado en el 2004 ni con Pericles como candidato»?>>

Imagino que Egocrata se refiere al año 2000, despues de la chapuza de las primarias del PSOE.

Citoyen dijo...

>23 años
>opositor
>abogado reconvertido en economista
> soltero
> agnóstico tolerante con el catolicismo
>lector asiduo de Ortega y Gasset
>Que use el concepto de equilibrio de Nash al menos una vez por discurso
>Que escriba en Neoprogs y tenga un blog
> Que el blog se llame la ley de la gravedad


Si queréis os doy más pistas,...

Egocrata dijo...

Ui. Sí, claro, el 2000. Suh. :).

Por cierto, Citoyen, creo que no van a reclutar al siguiente candidato del FLGJ en este blog, así que no hace falta que te vendas :-D.

Citoyen dijo...

Al margen de eso, el mensaje de Obama me gusta mucho. Tengo que pensar en hacerme un doble.

Anónimo dijo...

¿Crees que no valdría el mensaje de Obama?
Con los bulos creados sobre las constantes ayudas a los inmigrantes, el colapso de la sanidad también por su culpa y el abandono existente de la enseñanza pública, sobre todo en los colegios multiculturales, a mi pesar creo que el mensaje barrería.
Se feliz

Lüzbel dijo...

>Que hable del "consenso"
>Que hable de bajar impuestos y aumentar gastos
>Que diga que va a promover el "consenso"
>Que prometa una "policia de barrio"
>¿He comentado que debe hablar del consenso?

Tvrtko (Berengario) dijo...

La generación, aún, de la Transición y epígonos busca "homines novi", jóvenes y relativamente desconocidos, sin pasado detrás, que no crispen ni dividan con ideas inservibles para el consenso, con suficiente prgamatismo para cambiar de rumbo al calor de la opinión, ella también huidiza, o los hechos y de lengua y mente algo más cultivada, aunque no demasiado, que el votante medio. El contrapunto de Aída, que aquel usa para solazarse.

(Ya que el gobernante sempre representa un autoconcepto, perfil, en mi opinión, de una sociedad aún insegura de lo logrado y sin una imagen clara de sí misma, temerosa de enredarse y no alcanzar, así, sus objetivos comunes).

Franesco dijo...

Indispensable que sea autoritario con sus compañeros de partido, o al menos lo parezca. Los españoles presumen de querer partidos democráticos, pero a la hora de la verdad la democracia interna les suena a gallinero. Así ganó Suárez (su partido se hundió por pegarse entre sí), así Felipe (que arrasó tras forzar al PSOE a elegir entre el marxismo o él y perdió tras la batalla guerrismo/renovación), así Aznar (Caudillo del PP por la maldita gracia de Fraga) y así ZP... ¿ZP también? ¿Pero no era "Bamby"?

Seguiré pensando en otras características, que las hay...

Geógrafo Subjetivo dijo...

Me uno a que tiene que ser un "homo novus". Suárez fue presentado así, Gonzáles llegó a Presidente sin haber ejercido antes ningún cargo, Aznar estuvo dos añitos como Presidente de Castilla y León pero nadie se acuerda de eso ni dejó ninguna hueela, y Zapatero pues como Felipe.