lunes, octubre 20, 2008

Por qué uno debe nacionalizar en serio

El otro día comentaba el hecho que Estados Unidos no ha nacionalizado los bancos demasiado serio: sí, compran acciones, pero el gobierno federal renunciaba a tener voz y voto en las entidades intervenidas.

Alemania no tiene estas manías, y se nota. Si eres el dirigente de un banco que ha sido lo suficiente incompetente para que te nacionalicen, tu salario será limitado por el nuevo accionista de referencia a 500.000 euros al año (¡corregido!).

Políticamente, es una medida encantadora; los contribuyentes tienen la capacidad de castigar a los directivos que les han obligado a gastar dinero a espuertas. Lo que se tiene que ver, sin embargo, es si esto tiene esto sentido desde un punto de vista económico.

Algunos críticos han comentado que estas limitaciones crearán un problema añadido a los bancos, que tendrán problemas graves para retener a sus dirigentes más cualificados. En vista del "éxito" de los gerifaltes de la banca hasta ahora, sin embargo, casi mejor que se vayan; si uno no puede vivir con medio millón de euros al año después de cagarla de esa manera, el estado de hecho los tendría que embardunar con brea, cubrirlos de plumas y pasearlos en la plaza pública para mofa y escarnio de la población en general.

Por añadido los dirigentes que se queden (o substituyan a los muchos presidentes y gerentes generales que el gobierno alemán ha defenestrado) tienen un poderoso incentivo ahora para hacer las cosas bien. Un sueldo de medio millón de euros es bueno, pero por debajo de lo que un banquero espera; en cuanto el gobierno alemán venda sus acciones cuando el banco esté sano, sin embargo, ese límite desaparece. Como antes resuciten el banco, antes volverán a tener sus viejos sueldos monstruosos que están todos anhelando.

Sí, quizás algún potencial banquero quizás no acepte un curro que le obligue a ser "pobre" un par de años. Casi mejor: queremos a gente con paciencia en el sector financiero, no esta especie de histéricos bipolares que hemos sufrido estos años. Que sea el estado el que tenga que salvar al capitalismo de su cultura del pelotazo es, como mínimo, curioso, pero esa es otra historia.

A todo esto, estos días se han oído bastantes halagos a España y su situación en esta crisis. Cuando el Santander anunció que compraba el Sovereign Bank, algunos comentaristas han señalado (con razón) la muy conservadora regulación bancaria española era de hecho una buena idea; los bancos tienen una salud envidiable.

2 comentarios:

Creu dijo...

El medio kilo de billetes ¿es al mes o al año?. Pienso que es al año, pero al principio has puesto al mes

Egocrata dijo...

Cierto. Corregido está.