viernes, octubre 10, 2008

Un "pequeño" detalle

He hablado mucho de la crisis estas últimas semanas, y la verdad, me parece que con toda la logorrea técnicista sobre causas, instrumentos financieros y rescates espectaculares no he explicado bien un detalle importante: las consecuencias potenciales de todos estos problemas.

¿La verdad? Si todos estos rescates extraños no funcionan, lo que estamos viendo ahora, la crisis actual, será visto como ese prólogo irrelevante que nadie lee. De hecho es bastante probable que incluso con todos los planes funcionando tan bien como un ministro de finanzas puede desear las cosas vayan a peor, con la recesión alargándose durante meses.

Es realmente difícil dar una sensación de urgencia, ya que los problemas del sector financiero a estas alturas no son demasiado visibles a ras de suelo. A no ser que uno esté intentando comprar un coche o conseguir una hipoteca, es difícil ver que es esto de una "restricción de crédito" y qué significa para la economía. Muchas empresas están sobreviviendo a base de inventario, equilibrios con sus reservas y apretar los dientes, pero nada que pueda durar eternamente. Los bancos y entidades financieras viven de prestar dinero a largo plazo y endeudarse a corto; sin mercado de crédito no pueden hacer nada. Y los bancos no pueden quebrar; los problemas para la economía serían aún peores.

La economía de medio mundo anda paseándose al borde del abismo. Si las cosas no salen bien, la caída será realmente tremebunda. No 1932-1933 horrible (gracias a Keynes y años de experiencia, hay más estabilizadores automáticos y menos dudas sobre qué debemos evitar), pero realmente malo. Los problemas de verdad no han llegado a la economía real; esto se tiene que tomar muy, muy en serio.

Ahora que os he puesto de buen humor, unos cuantos enlaces. Primero, un excelente librillo en PDF sobre la crisis con artículos de muchos economistas que saben lo que hablan (Eichengreen, Alesina, DeLong...); vale la pena repasarlo bien. Segundo, impagable la reacción de Krugman cuando Bush ha anunciado que dará un discurso mañana: "Please go away".

Apenas un 25% de los americanos aprueban la gestión del presidente estos días. Ver su careto botijero en televisión dando un discurso farragoso con ese tono suyo de tomar a todo el mundo por tonto hará más mal que bien. Ugh.

6 comentarios:

d dijo...

Je, los que trabajamos en sectores que dependen del crédito sí que lo estamos notando. La construcción en España está totalmente parada.

Lo más fuerte es que, aún teniendo nuestra propia burbuja inmobiliaria en España, estoy seguro de que si no fuera por la ausencia de crédito esto seguiría tirando. No sé si es algo bueno o malo.

Egocrata dijo...

Y las cosas va a peor... :(.

Felipe E dijo...

Pues los bancos españoles serán envidiablemente seguros, pero tienen el problema de que están muy ligados al sector de la construcción, ya que tanto los que contruyen las casas como los que las compran necesitan dinero a crédito. Con los precios de las viviendas bajando y el Euribor por las nubes, es más que posible que la morosidad vaya en aumento, y veremos cómo de estables son las entidades españolas en ese momento.

Me ha gustado la imagen del "prólogo que nadie se lee", igual que pocos piensan en los problemas económicos de los años 30 cuando hablan de la II Guerra mundial.

Citoyen dijo...

off topic (a medias, vamos)

Estoy leyéndome a Martin Wolf en el FT (sabías que te puedes descargar podcasts? :O) y la verdad es que no acierto a colocarlo políticamente. Lo cierto es que tendía a ponerlo como "neoliberal sensato", pero leyendo lo que escribe sobre nacionalizaciones, etc... Yo creo que sólo es un tío con la capacidad para hacer que todo parezca horrible "there is no alternative to nationalisation". Un poco como Nouriel Roubini pero en hijoputa

Citoyen dijo...

Y por cierto, qué opiión te merece este artículo de Stiglitz?

At the same time, several steps can be taken to reduce foreclosures. First, housing can be made more affordable for poor and middle-income Americans by converting the mortgage deduction into a cashable tax credit. The government effectively pays 50% of the mortgage interest and real estate taxes for upper-income Americans, yet does nothing for the poor. Second, bankruptcy reform is needed to allow homeowners to write down the value of their homes and stay in their houses. Third, government could assume part of a mortgage, taking advantage of its lower borrowing costs.
By contrast, US Treasury Secretary Henry Paulson’s approach is another example of the kind of shell games that got America into its mess. Investment banks and credit rating agencies believed in financial alchemy – the notion that significant value could be created by slicing and dicing securities. The new view is that real value can be created by un-slicing and un-dicing – pulling these assets out of the financial system and turning them over to the government. But turning them over to the government at market value doesn’t improve banks’ balance sheet; to do that requires overpaying for the assets, a transfer of wealth from ordinary taxpayers to the banks..

Anónimo dijo...

Buenas egocrata.

Hace tiempo que dí con este pequeño documental: Money as debt
http://video.google.com/videoplay?docid=-9050474362583451279&ei=pdvwSIKDHIauiALMu9nnDg&q=Money+as+debt&hl=es

La verdad es que me dejó bastante impresionado (las citas son brutales), no sé si lo habrás visto. ¿Qué opinas sobre él?