jueves, diciembre 13, 2007

El "descubrimiento" de la ciudad compacta

Doy la bienvenida al País a esto de alabar a la ciudad "hacinada", las densidades de población altas y las áreas de uso mixto. Sólo decir que llegan un poco tarde. La absurda, delirante ley de ordenación territorial de la comunidad de Madrid debería haber sido un escándalo de ordago cuando fue votada, no ahora meses después.

Sí, las ciudades densas tienen enormes ventajas, muchas de ellas no demasiado intuitivas. Son más baratas de mantener, más fáciles de vigilar, los servicios son más eficientes, el transporte público es mucho más práctico, gastan menos energía y por encima, están hechas a escala humana, no mecánica. El rey de una ciudad compacta es el peatón, no el coche.

Y creedme, llevo tiempo en Estados Unidos. El hecho de no poder ir andando a comprar el pan, el periódico o a tomar un café y tener que sacar el coche para cualquier chorrada es un auténtico coñazo. Y más un día como hoy, que esperamos 20 cm de nieve.

4 comentarios:

Gulliver dijo...

Para gustos los colores. Hay locos que prefieren una casa en el pueblo, respirar aire puro, oír los pajaritos, tener perro, que los niños tengan kilómetros de campo para jugar. Es poco ecológico y los servicios públicos salen más caros, pero te ahorras un montón de dinero en psicoterapia y antiestresantes.

Egocrata dijo...

Soy un urbanita furibundo, y no necesito ayuda química para sobrevivir en Madrid :).

Citoyen dijo...

No lo entiendes egocrata, Esperanza lo hace para fomentar un urbanismo más humano, una ciudad más vivible, más estética, más progresista, más flower power con habitats más vivibles y donde la gente pueda ver el horizonte y respirar la brisa marina y sentir bajo los adoquines la playa y ah...!

Esto no sería gracioso si no estuviera ocurriendo con un gobierno de derechas que, para más inri, dice ser liberal.

Alex Guerrero dijo...

En Dubai si que molan