lunes, diciembre 31, 2007

Recetas de libro viejo

El Beisbol es un deporte viejo; los primeros equipos profesionales empezaron a emerger en 1869. Como deporte antiguo que es, los reglamentos que lo regulan son a veces excepcionalmente farragosos, y llenos de instrucciones escritas basadas en un contexto muy distinto al del deporte actual. Los jugadores no son los mismos, las reglas no son las mismas, la pelota utilizada no es la misma y los estadios son totalmente distintos, haciendo que algunas cosas dejen de tener sentido.

En la reglas del deporte hay desde tiempo inmemorial una prohibición en cuanto a la composición de los bates. Un bate de beisbol, se supone, tiene que estar construido de una sola pieza de madera sólida, sin ningún otro material en él. El peso del bate está abierto a lo que prefiera el bateador (con ciertos límites), pero no puede haber nada más que madera en él.

La regla se basa en la idea, ámpliamente extendida, que un bate modificado con un alma de corcho o un material más ligero es de hecho mucho más efectivo. De vez en cuando pillan a un jugador utilizando un bate trucado de este modo; el último fue Sammy Sosa en el 2003. Lo curioso es que hasta hace unos meses a nadie se le había ocurrido comprobar si esta regla del siglo XIX tenía algún sentido, a ver si era cierto que estos bates eran mejores. Curiosamente, y para sorpresa de muchos, no lo son; de hecho son bastante peores que un bate de madera sólido, ya que son mucho menos eficientes transmitiendo energía a la bola cuando hacen impacto.

¿Qué hace una regla como esta en los libros? Sin ser un experto en la materia, hay varias explicaciones lógicas. La más sencilla se deriva del cambio de varias reglas. A principios de siglo un partido de beisbol se jugaba entero con una misma pelota. Es fácil imaginar cómo acababa la pobre el partido; darle de tortas con una estaca a cualquier cosa durante tres horas, chapoteando en barro, y uno verá sus efectos rápido. La bola era mucho más "blanda", y por tanto difícil de golpear lejos; ser capaz de darle mejor de forma consistente (algo fácil de hacer con un bate grande pero "aligerado") tenía sentido. Por añadido, hasta 1920 los lanzadores podían hacer todo tipo de triquiñuelas extras a la pelota para darle más efecto, incluido poner resina en sus manos y guarradas de este estilo. Los pitches, por tanto, eran mucho más difíciles de predecir, y era el control sobre el bate, y no la potencia, lo que te daba ventaja.

Cuando la potencia ganó importancia sobre el control, sin embargo, estos cambios no eran del todo evidentes. La norma probablemente sobrevivió en los libros ya que nadie se preocupó de comprobar si era válida, y pasó con el tiempo a convertirse en una leyenda, un mito sin prueba empírica. Si los bates trucados están prohibidos, será que son mejores. O en otras palabras, un imán para jugadores emprendedores con ganas de mejorar sus estadísticas. Las reglas escritas en piedra se convierten en verdad revelada.

¿A qué viene toda esta diatriba sobre el beisbol? Lo cierto es que tras escuchar a los obispos ayer manifestándose por Madrid no pude evitar pensar en ello. La Iglesia se paseó diciendo que la familia tradicional, la que marca la Biblia, etcétera, etcétera es la base de todo y que los ataques a esta son ataques a la democracia y a la esencia de nuestra sociedad. Más allá de eso; según Rouco Varela (que le den una cátedra en relaciones internacionales ya) la familia hace que la paz mundial sea posible, y quien la obstaculiza provoca guerras. Vamos, que la cosa tiene su profundidad.

Digo esto como católico, heterosexual y hombre casado (así que soy de los que se cree esto del matrimonio): ya les vale. Tenemos a un grupo de gente, miembros de una institución que acaba de aceptar que la democracia en España es aceptable, dando lecciones sobre civilización, cambio social y paz mundial extrayendo lecciones de un libro de reglas que tiene, por lo bajo, unos 1.900 añitos de antigüedad.

Aún creyendo que existe un ente todopoderoso que se hizo carne y murió en la cruz para salvarnos (uno, que no siempre es científico), me parece razonable creer que lo nos dijo hace casi 2.000 años es necesariamente lo que nos diría ahora. El viejo testamento prohibe de forma explícita utilizar ropa que mezcle varias fibras, por ejemplo (Levítico 19:19), afeitarse (Levítico 19:27) o comer marisco (11:11); me parece que al igual que estas, hay otras normas cuya interpretación debe ser atenuada o revisada, ya que no parece cosa segura que tengan sentido a estas alturas.

Todas las reglas escritas tienen sus motivos profundos, y sus motivos derivados del contexto. Un bate trucado evita que nadie tenga una ventaja injusta sobre otros jugadores (profundo), en un contexto donde el control y precisión son lo más importante (contexto). El amor es probablemente el motivo profundo detrás de la insistencia bíblica en el matrimonio; es hora de revisar, me parece, si el contexto es distinto y es hora de revisar alguna de las prohibiciones absurdas.

Es ridículamente fácil glorificar y mitificar un libro de reglas; incluso los jugadores de beisbol caen víctimas de ponerse las anteojeras de la "sabiduría de los antiguos". El ser religioso no debe equivaler a ser poco razonable, algo que la iglesia católica (y el PP, aplaudiendo desde las esquinas) parecen emperrados en reincidir.

9 comentarios:

Demócrito dijo...

Discrepo en un punto, y es que consideras el amor como el motivo profundo que origina las reglas escritas en la Biblia. En mi opinión, aparte del hecho de que las disposiciones y valores del Antiguo y el Nuevo Testamento no siempre son los mismos o siquiera coherentes, la Biblia trata de regular, justificar y alimentar un sistema dado. Este sistema, como cualquier otro, viene definido por sus coordenadas históricas, y es una respuesta adaptativa de una cultura dada a tales coordenadas. Es decir, no busca la salvaguarda de valores espirituales "per se", sino por lo útiles que sean estos valores para retroalimentar el sistema.

Así, más que el amor tal como lo entendemos ahora, exalta el respeto, la obediencia y la sumisión a ritos y normas. Obviamente esto podría ser útil en su momento, pero no creo que tenga validez ni como moral normativa ni como ética, no al menos hoy en día. La moral para el ciudadano moderno se ha de fundamentar en el conocimiento, el respeto y la tolerancia, algo imposible si nos aferramos a dogmas originados en la fe, que es radicalmente subjetiva y cuyo fruto es inverificable.

Con esto quiero decir que, en mi opinión, la Biblia no es el fundamento adecuado de la moral del ciudadano contemporáneo, ni en la forma (tomando al pie de la letra caducas normativas) ni en el fondo (asumiendo valores que no se adecúan a nuestras circunstancias necesariamente, y sobre todo asumiéndolos sin crítica o verificación posible)

Lole dijo...

Es que además afirman que se han socavados derechos a las familias católicas.
¿Cuales?

Si por motivos de fe no quieren abortar, casarse con personas del mismo sexo o divorciarse según la "legislación express", que no lo hagan. Nadie les obliga.

Son tan patéticos que casi me hacen reír.

Egocrata dijo...

Demócrito, no sé. No creo que el cristianismo por sí mismo sea un ente de dominación malvado. Como todo tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, derivado del pequeño detalle que aunque la palabra es de Dios la iglesia está llena de seres humanos...

Desafecto dijo...

Siento discrepar, pero no creo que sea “hora de revisar”. El revisionismo es el mayor enemigo de la Iglesia, lo que más ha temido desde siempre, y con razón.
¿Que sería de la Iglesia si empezamos a “revisar” sus creencias y su liturgia? No perdamos de vista que no existe religión sin Iglesia, en cualquiea de sus distintas variantes. No tiene sentido hablar como si fuesen cosas separables, porque, al igual que la Santísima Trinidad, no lo son.

La integración, ya se hable de inmigrantes en países de acogida, o de instituciones milenarias integrándose en los nuevos tiempos, suponen indefectiblemente renuncia y pérdida de identidad. La integración sólo se hace cuando no hay más remedio, y como mero mecanismo de adaptación para la supervivencia.

Además, en contra de la premisa del post, que da por hecho que los progresos sociales y las libertades avanzan y fuerzan el cambio, la triste realidad es precisamente todo lo contrario. Si somos capaces de mirar el planeta con un poco de perspectiva, como hacen en el Vaticano por ejemplo, veremos que los fanatismos, los localismos tribales, la oscuridad, es lo que está en franca expansión. Es decir, la supuesta necesidad de cambio, es más que cuestionable.
En todo caso, doctores tiene la Iglesia, con milenios de experiencia en sobrevivir, y por ello resulta totalmente fuera de lugar andar paternalmente dándole consejo sobre como debe proceder con su chiringuito.

Respecto a la manifestación en cuestión, me parece perfectamente lógico todo su desarrollo. También me habría parecido lógico que clamasen por la vuelta de la mujer al hogar, y la persecución de la pornografía, por ejemplo. Eso es la Iglesia.

Pero si de verdad quisieran impresionar con su capacidad de movilización, o con su fuerza y su presencia real en la sociedad, harían mejor en conseguir qu sus fervorosos fieles lograsen financiar su institución, sin sangrar las arcas del Estado. La Iglesia podría empezar, por ejemplo, por pagar impuestos, como cualquier otra organización.

Para terminar con las discrepancias, quisiera negar la afirmación siguiente que se hace aquí: “El ser religioso no debe equivaler a ser poco razonable” Precisamente es todo lo contrario, y en proporción directa.

¿Después de ver el siguiente video, una persona razonable, sería más o menos religiosa? Hagan la prueba y ya me dirán:
http://video.google.com/videoplay?docid=8971123609530146514

Demócrito dijo...

Egócrata, no es que considere el cristianismo "un ente de dominación malvado". Por de pronto, habría que definir qué consideramos cristianismo, sus límites, sus representantes, sus grupos, etc...

No quería (ni quiero, que da para muchos posts) ser tan ambicioso. Me limito a afirmar que la moral cristiana (ortodoxa o no, integrista o no) no es la herramienta moral adecuada para enfrentarse al mundo hoy en día. Es una herramienta periclitada, precientífica, que tuvo su utilidad sin duda, pero que no tiene sentido en una sociedad que se aproxima (si no la está viviendo ya) a su tercera revolución industrial.

La moral del ciudadano contemporáneo necesita asumir los avances científicos y técnicos, no rechazarlos. Necesita fundamentarse en la verdad científica, que no es absoluta, que no es certeza, sino falsable y antidogmática por definición. Necesita la discusión y la crítica abierta, el escepticismo, y no jerarquías obsoletas que impongan sus posiciones repaldadas por la tradición, el poder o la interpretación privilegiada de textos añejos.

¿Cómo será esa moral? No lo sé, se está construyendo (la estamos construyendo) pero creo que el cristianismo aportará sólo los cascotes con los que se rellenan los cimientos.

Telémaco dijo...

Yo en la parte que discrepo es cuando habláis de la moral del ciudadano contemporáneo. Desde mi posición de no creyente, la única parte de razón que veo en la iglesia es cuando rechaza la imposición desde el estado de un determinado esquema moral (sea contemporaneo o lo que sea).

Se equivoca sin embargo la iglesia cuando cae en el mismo error, tratando de exportar su esquema de valores al resto de la sociedad y pidiendo que se plasme en leyes lo que no son sino opciones morales particulares.

Opino que deberíamos ponernos de acuerdo todos en unos pilares básicos (derechos humanos etc)y luego que cada uno tenga el esquema moral que le parezca más conveniente. Contemporáneo o no.

夕草 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

徵信社|租車| 徵信|徵信|咖啡|二手|中古車|租車| 徵信社|坐月子

chaeyeon dijo...

搬家
搬家
搬家公司
徵信社
徵信
彩妝造型
新娘秘書
票貼
禮品
室內設計
室內設計
徵信
徵信社
外遇
徵信
徵信社
外遇
搬家
搬家
買房子
買房子
租房子
租房子
花蓮民宿
花蓮民宿
免費a片
a片
免費av
色情影片
情色
情色網
色情網站
色情
成人網
成人圖片
成人影片
18成人
av
av女優

情慾
走光
做愛
sex
H漫
免費a片
a片
免費av
色情影片
情色
情色網
色情網站
色情
成人網
成人圖片
成人影片
18成人
av
av女優

情慾
走光
做愛
sex
H漫
a片
アダルト
アダルトサイト
離婚
抓姦
外遇蒐證
外遇抓姦
外遇
侵權
仿冒
應收帳款
工商徵信
Shade sail
nike shoes
水泵
电动隔膜泵
自吸泵
离心泵
磁力泵
螺杆泵
化工泵
水泵
电动隔膜泵
自吸泵
离心泵
磁力泵
螺杆泵
化工泵
水泵
电动隔膜泵
自吸泵
离心泵
磁力泵
螺杆泵
化工泵
隔膜泵
气动隔膜泵
隔膜泵
气动隔膜泵
隔膜泵
气动隔膜泵