miércoles, mayo 21, 2008

Adios al primer gran aeropuerto

Se llama Tempelhof, y fue el primero de los grandes aeropuertos del mundo. El edificio actual, finalizado en 1941, fue en su día el mayor edificio de Europa. Es uno de los raros casos en que los nazis construyeron algo que aparte de megalítico, era útil y ciertamente bonito. Tras varios años de agonía, el ahora pequeño aeródromo cerrará definitivamente sus puertas en noviembre.

El New York Times le dedica hoy un triste, fascinante artículo a este edificio emblemático, que como todo en la capital alemana ha tenido una historia accidentada. Fue la terminal del puente aéreo de Berlín cuando los soviéticos bloquearon la ciudad en 1948, escenario de la guerra, y probablemente uno de los edificios menos conocidos y más influyentes de los últimos 70 años.

Para todos los frikis del transporte, un pequeño icono del siglo pasado se apaga.

3 comentarios:

Lole dijo...

¿Lo único útil que construyeron? Bueno, también hicieron autopistas, que para esa época, tiene su mérito.

Egocrata dijo...

Cierto, cierto. Aún así, no eran tan potitas como Tempelhof. ;-).

Alatriste dijo...

Tengo debilidad por la arquitectura antigua y por cómo era la vida "de todos los días" en el pasado, ya se trate de la Pompeya del 60 D.C. o del Berlín de 1933, y este tema de Tempelhof me ha encantado. Gracias.

Por cierto, la Wikipedia es. como suele, un excelente punto de partida (el artículo incluye al menos un enlace sobre Tempelhof, entre otros muchos)

http://en.wikipedia.org/wiki/Nazi_architecture