lunes, mayo 12, 2008

Las aventuras de Rajoy, misterioso hidalgo a la fuga

Mariano Rajoy debe tener el cogote más apetitoso del país, en vista del número de collejas que le están cayendo. Medio partido parece obsesionado en demostrar al mundo todas las formas posibles de hacer que tu jefe quede en ridículo, con una especial predilección por el suicidio político creativo en todas sus formas.

El de ayer, sin embargo, es de los que realmente duelen. Nada de políticos pasados de rosca diciendo adiós para el alivio de -casi- todos (Acebes y Zaplana), esta vez es una de las niñas bonitas de los guardianes de la fe de la derecha verdadera, María San Gil. La mismísima Esperanza no ha tardado en echar auténticos camiones de sal a la herida, con el colegio papel radiofónico clamando traición a España desde las azoteas.

Con todo este espectáculo de ruido y furia de estos días, la verdad me extraña que Rajoy no haya enviado a todo el mundo a la mierda, puesto a otro moderado en su poltrona, y emigrado a Galicia a escribir sus memorias. A este paso, de hecho, no me extrañaría que hiciera eso, estilo González-Almunia en el 96.

El problema, claro está, es que eso no es cerrar una crisis; es alargarla... y eso es lo que Aguirre quiere a estas alturas. El sector liberal-españolazo del PP cree (con razón) que una guerra de desgaste le favorece, y que el congreso no es necesariamente su última oportunidad. Cada vez que meten el dedo en el ojo a Mariano, su valoración en las encuestas de resiente. No tienen que ganar ahora mismo; les basta hacer que su líder sea un juguete roto. Mientras Aguirre tenga barones regionales y notables de partido dispuestos a sacrificarse por la causa (y con el PP fuera del gobierno, hay mucho famosillo sin nada que perder), a Rajoy le van a dar de tortas.

La verdad, empiezo a creer que lo único que puede salvar a Rajoy y los moderados a estas alturas es pedir abiertamente un congreso competitivo. Pedir que Aguirre y los suyos salgan de la cueva y se la jueguen, y que sea lo que Dios quiera. Una guerra de desgaste es insostenible para el partido en general, y Rajoy en particular. En un partido tan opaco como el PP, es más fácil hacer ruido como opositor que demostrar fortaleza como líder, así que como antes deje las cosas claras sobre la fuerza real de cada uno, mejor.

5 comentarios:

Tito el Elfo dijo...

Creo que lo dice Sir Humprey en "Yes Minister": "If he fails, at least he's tried. If he succeeds, he's a hero. And if he doesn't come back, he won't be missed".

Pobre Mariano. Snif.

Geógrafo Subjetivo dijo...

He escrito una entrada como reflexión o comentario a la tuya.

http://geografosubjetivo.wordpress.com/2008/05/12/burbuja-especulativa-apoyos-politicos/

Augie March dijo...

La verdad es que "don Mariano" no va a pasar a la historia. La literatura sobre Rajoy acabará durmiendo en la misma estantería donde duerme la de Almunia o Borrell.

La próxima primavera electoral nos traerá a Rodrigo Rato más delgado y con un nuevo PP.

La desmemoria electoral hará que la revuelta popular tras las elecciones se torne en ansia por salir en la foto y entonces sólo habrá un Zapatero zaherido y unos nacionalistas sacudiéndose cualquier rastro a PSOE que tengan en sus ropajes.

Es una información de tercera mano, de alguien que se codea con gente del PP (que tiene a bien contarle secretos, claro). Es decir, tenéis información de cuarta mano. Pero totalmente verosímil.

libratus dijo...

Hace tiempo que tenía ganas de participar en tu blog, que leo siempre que puedo. Disfruto de tus análisis sobre la carrera por la presidencia en EE.UU. pero, por eso de que estamos en el terruño, me gusta leer todavía más los post sobre la situación en España.
Todo lo que ocurre ahora en España viene a cuenta de la apuesta, estoy seguro que impulsada por personas muy concretas, por la 'estrategia de la crispación'. El término se acuñó en el Informe Sobre la Democracia en España 2007 de la Fundación Alternativas. Trabajo aquí desde hace unos meses y lo tuve que leer por motivos laborales. Se trata de un buen análisis de lo que ocurría en España hace un año, dirigido por Joaquín Estefanía. Y ahora vamos a presentar el segundo de estos trabajos con el título 'La estrategia de la crispación. Derrota pero no fracaso'.
Si quieres echar un vistazo al informe del año pasado, está colgado en formato pdf en esta dirección: http://www.falternativas.org/laboratorio/documentos/documentos-de-trabajo/informe-sobre-la-democracia-en-espana-2007-la-estrategia-de-la-crispacion-version-en-espanol

libratus dijo...

Hace tiempo que tenía ganas de participar en tu blog, que leo siempre que puedo. Disfruto de tus análisis sobre la carrera por la presidencia en EE.UU. pero, por eso de que estamos en el terruño, me gusta leer todavía más los post sobre la situación en España.
Todo lo que ocurre ahora en España viene a cuenta de la apuesta, estoy seguro que impulsada por personas muy concretas, por la 'estrategia de la crispación'. El término se acuñó en el Informe Sobre la Democracia en España 2007 de la Fundación Alternativas. Trabajo aquí desde hace unos meses y lo tuve que leer por motivos laborales. Se trata de un buen análisis de lo que ocurría en España hace un año, dirigido por Joaquín Estefanía. Y ahora vamos a presentar el segundo de estos trabajos con el título 'La estrategia de la crispación. Derrota pero no fracaso'.
Si quieres echar un vistazo al informe del año pasado, está colgado en formato pdf en esta dirección: http://www.falternativas.org/laboratorio/documentos/documentos-de-trabajo/informe-sobre-la-democracia-en-espana-2007-la-estrategia-de-la-crispacion-version-en-espanol