lunes, mayo 05, 2008

Y la purga continúa...

Ángel Acebes, uno de los políticos más alucinantes de la historia de la democracia española, abandona el barco. La verdad, no me voy a acabar de explicar nunca cómo un tipo como Acebes ha sobrevivido en primera línea de la política nacional española durante tantos años: no es un tipo simpático, tiene una voz horrible, no es demasiado competente, tiene un talento extraordinario para mear fuera de tiesto y ha trabajado como nadie para hacer del PP un partido tan desagradable como sea posible.

Es uno de esos misterios. Casi todas las democracias del mundo tienen unos cuantos políticos que sencillamente nadie se explican cómo han llegado a donde han llegado. Pasa en las mejores familias: ahí tenemos el flamante alcalde de Londres, media clase política italiana (el alcalde de Roma a la cabeza), incontables iluminados en la izquierda francesa, los delirantes gemelos polacos, el presidente de los Estados Unidos de América (y es sólo uno entre cientos), y vamos, es un no acabar. Estoy casi seguro que alemanes, austríacos, suizos e incluso los suecos tienen algún alienígena infiltrado en sus democracias, causando sorpresa, caos y consternación cada vez que abren la boca.

La concentración de lunáticos en política, de hecho, creo que es relativamente baja en términos comparados en España. Visto lo visto en otros sitios (y algunos países, como Argentina, son casi territorio exclusivo de la camisa de fuerza), la clase política ibérica es relativamente decente. Supongo que la naturaleza vociferante y burlona de la prensa y el electorado español ayuda un poco.

5 comentarios:

Miguel dijo...

Si, yo la misma pregunta me hago en el caso de ZP.

jasev dijo...

Y tú más.

Egocrata dijo...

¿Qué tiene Zapatero de político horrible? Puedes estar de acuerdo con él o no, pero al menos el tipo puede poner sujeto, verbo y predicado en orden, ha leido cuatro cosas, y es capaz de ganar dos debates electorales sin demasiados problemas. Se puede decir que no es Cicerón o Pericles, pero no es un payaso o un lastre como otros ahí fuera.

Alatriste dijo...

Lo de Miguel no era un comentario articulado: era un exabrupto. Es una respuesta de libro que debe provenir por lo menos de Sun Tzu: Si no tienes defensa !Ataca!

Y no deja de tener su lógica ¿No?

Pero volviendo a Acebes, que es el tema que nos ocupa, un hombre tan extremadamente "hábil" como para haber acuñado la famosa frase "El que piense lo contrario es un miserable", que es la confesión de culpabilidad de un mentiroso más patética que he tenido ocasión de escuchar en mi vida, debería haberse retirado de la vida pública en 2004, aunque solo fuera por su probada incompetencia. Pero es que encima desde entonces ha hecho más que nadie para hundir al PP en la oposición por los siglos de los siglos...

Camarada Bakunin dijo...

No sé cómo ha durado tanto, pero sí te puedo decir cómo empezó: mi ex-suegra lo introdujo en la política... Es el único reproche que la he podido hacer nunca a la buena mujer.