miércoles, junio 25, 2008

El fantasma del malvado especulador

La subida de los precios del petroleo en los últimos meses ha generado toda clase de reacciones más o menos histéricas a ambos lados del Atlántico. Por un motivo que se me escapa, parece que estos días tanto izquierda como derecha andan muy, muy enfadados con la misma gente, en uno de esos ataques de indignación colectiva que son señal de poco interés por el analisis racional. Si el petroleo es caro, dicen casi todos, la culpa es de esos hombres que viven en la sombra, los terribles, maquiavélicos, salvajes especuladores. ¡Muerte al malvado intermediario!

Pues mira, no. Por mucho que El País clame que "se ha demostrado" que los especuladores están robándonos los barriles, resulta que todas esas declaraciones en el Congreso de Estados Unidos era la verdad bastante estúpidas. No hay conspiración detrás del precio del petróleo; la explicación es muchísimo más sencilla.

Hora de volver a citar a Paul Krugman. La línea argumental habitual para los que claman especulación es que una serie de "inversores institucionales" andan comprando futuros (esto es, promesas de compra a un determinado precio) de petróleo por ahí fuera, haciendo que el precio suba. Incluso Rallo, que normalmente desconfía de explicaciones de esta clase, parece estar dándole coba. La cuestión es, esta explicación no tiene sentido.

Para empezar, para que una inversión en futuros (digamos, un contrato de compra de petroleo a $150 el barril de aquí dos meses) tenga un efecto en el precio de mercado hoy tiene que generar una disminución de la oferta ahora mismo. Si no, estaríamos diciendo que si yo apuesto $10 con alguien que el precio de la leche subirá en dos meses afecta el precio de la leche.

Una inversión en futuros es esencialmente eso, una apuesta; prometo pagar un determinado precio ahora sobre algo que compraré de aquí varios meses. El vendedor de ese producto puede "reservarme" lo que he comprado en un rincón; Venezuela puede coger los barriles que pido y dejarlos a un lado. Esto para un productor de petróleo, sin embargo, no tiene sentido; ¿Por qué tener dinero contante en un almacén? Venderán los barriles ahora, y cuando venza mi promesa de compran, me darán el crudo de lo que hayan sacado del suelo a día de hoy.

Curiosamente, eso es lo que dicen los inventarios. La cantidad de petróleo almacenado en el planeta es, ahora mismo, totalmente normal. No hay más petróleo en depositos ahora que hace diez años. Lo que sale circula por los mercados al ritmo de siempre, sin más. Si no hay acumulación de reservas, no hay disminución de la oferta en la actualidad, por lo tanto, esta charla de especulación tiene poco sentido. De hecho, mirando los datos, vemos que el precio del petróleo en el mercado de futuros es menor que el precio actual. Los mercados de hecho están descontando el factor temporal (tener dinero comprometido cuesta dinero) de forma totalmente normal, sin que haya nada raro de por medio.

Para los que no puedan vivir sin un modelo formal, Krugman tiene uno bien sencillo y fácil de seguir aquí, para su deleite, poniendo esta argumentación de forma un poco más ordenadita.

¿De dónde viene la subida del precio del petróleo? Del mismo sitio que hace dos años; hay más demanda que nunca, y el dolar anda muy depreciado. Y la verdad, desde un punto de vista ecológico, la subida del precio del petróleo no deja de ser una buena noticia.

Una nota final. Los conservadores americanos han tomado como nuevo mantra obesivo culpar a los ecologistas porque no les dejan perforar como cosacos por medio país y costa buscando petróleo alegremente. El argumento es bastante estúpido; como dice Dean Baker, la estimación más optimista señala que abrir toda esa producción bajaría el precio del barril un espectacular 3%, es decir, $4. Y eso siendo muy, muy generoso en algo que no estaría operativo en menos de 10 años.

Noticia: la energía es cara. Así seguirá.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

De hecho, los mercados de futuros hacen innecesario el acaparamiento.
Imagínate que para un negocio necesito comprar un barril de petróleo dentro de un año, y quiero asegurarme el precio. Tengo dos opciones:

1)Comprar el petróleo ahora y dejarlo en un almacén (con el coste financiero y de almacenamiento que supone)

2)Comprar el barril en el mercado de futuros

Egocrata dijo...

No lo podía haber dicho mejor. Muy cierto.

Jaime dijo...

Y sobre la manía de perforar en medio EEUU, ¿los pobladres de los estados más petrolíferos, Alaska, por ejemplo, no se enfadarán? ¿Son estados ya "decididos" para las elecciones, o seguir hablando de esto le puede costar a muy caro a los republicanos?

Lole dijo...

De acuerdo en todo menos en eso de que "desde un punto de vista ecológico, la subida del precio del petróleo no deja de ser una buena noticia".
No es tan buena noticia si tenemos en cuenta que el Tercer Mundo se esta desforestando a un ritmo desmedido.
Además, dejando a un lado el criterio ecológico, la carestía de la energía implica automáticamente la carestía también de la comida. Varios miles de millones de personas se están enfrentando a un drama.
Francamente, no encuentro motivos para sentirme optimista respecto al futuro.

angel dijo...

aparte del incremento de la demanda...
otra causa de peso, no podría ser la sobre-negociación de los mercados de futuros?

Anónimo dijo...

Siento decirte que por lo que dices no entiendes el mercado de futuros (pero, lo que es peor, Krugman tampoco). El ejemplo de la leche no es una buena comparación porque un futuro es realmente un contrato, y por tanto afecta a la oferta. Si dentro de un mes vas a tener una manzana y puedes venderla por anticipado, y resulta que hay expectativas de que el precio siga subiendo sin parar... la venderás enseguida? Incluso si así fuera, si hay un montón de compradores dispuestos a recomprarse la manzana cada vez a un precio más elevado porque creen (especulan) que la venderan más cara, el precio seguirá subiendo. Y el problema lo tiene quien realmente quiere comerse la manzana.

Pero la mayoría de los especuladores no han salido de la nada, ya estaban ahí. Lo único que ha cambiado es que por las perspectivas ahora no se atreven a ponerse cortos, es decir, especular a la baja, lo que ha causado un desequilibrio del mercado. Pero aunque ya no a $100, si hay especuladores que creen que a $140-$150 está sobrevalorado y venden, por eso el precio se ha estancado, almenos por ahora, en estos topes. Así que sí, se trata simplemente de oferta y demanda... pero de TODA la oferta y demanda, especuladores incluidos.

kikollan dijo...

Unas gráficas de la subida del petróleo en perspectiva histórica y del efecto euro/dolar: Datos y gráficas sobre el petróleo, el gasoil y el transporte (I)

Egocrata dijo...

Anónimo, para que suceda lo que dices, tiene que haber una enorme, gigantesca cantidad de petróleo almacenado en algún sitio.

No lo hay.

Y parece que no has leído el post. Los precios de los futuros están por debajo del precio actual del petroleo. Esto ha sido así en los últimos meses. ¿Por qué uno iba a especular comprando futuros a un precio inferior al precio actual? Estás perdiendo dinero.

Anónimo dijo...

Egocrata, no tiene porqué haber tal cantidad almacenada. Justamente se está vendiendo lo que no se tiene, es decir, el petróleo del futuro. Si a ti te parece razonable más que razonable $140 el barril y sabes que puedes entregar un barril dentro de un año, lo vendes con vencimiento junio 2009 y así te aseguras el precio. Por supuesto que los extractores van sacando petróleo y vendiendolo sin parar, pero es que resulta que ese petróleo o ya lo tienen vendido de tiempo antes (como ahora pueden estar vendiendo el del 2009 o el del 2012), o bien simplemente lo venden con entrega próxima. Como el petróleo se va consumiendo, es decir, se entrega realmente, no como por ejemplo el oro, no se acumula.

Y por cierto, no es cierto que el precio de los futuros vaya a menos. Sobretodo desde mayo hay contango ocasionalmente, es decir, que el petroleo "lejano" vale más que el "cercano". Que por qué especular comprando futuros a un precio inferior al actual? Precisamente para ganar dinero, si crees que en el futuro el precio va a subir! Dentro de X tiempo vendes lo que has comprado y ahí tienes el beneficio. Por cierto, por si no está claro: haciendo esto (compras ahora un futuro de 2010 y lo vendes en 2009) el petróleo con el que transaccionas no tiene por qué estar en ningún sitio en concreto durante todo este tiempo hasta el vencimiento en 2010.

Anónimo dijo...

Creo, personalmente, que hay una confusión. El mercado limitado y especulativo no es el del petróleo, sino el de futuros, digamos el de los papelitos, no el de la materia prima real.

Que luego el mercado de futuros afecte al precio de venta real del petróleo, es normal, pero lo que está marcando los precios no es el petróleo producido, sino la actividad en el mercado de futuros. Luego, cuando se hacen efectivos esos futuros, es cuando se venden los barriles contantes y sonante, a un precio, lógicamente superior al que estaba estipulado en el papelito.

Además, no sólo hablamos del petróleo, que puede tener alguna justificación en cuestión de oferta y demanda, sino de un sector completo de nuestra economía, las materias primas: minerales, agropecuarias, energéticas, etc. No es algo que se pueda achacar a un sólo producto, por importante que éste sea, o al aumento de demanda de éste. Es evidente que la demanda de arroz no se ha duplicado en 6 meses, como sí ha pasado con su precio...

En otras palabras, la marioneta se mueve y tú piensas que es el muñeco porque éste salta y gesticula como un loco mientras que el tío de arriba apenas se le ve moverse. Pero la realidad es que todo ese movimiento proviene, aunque sea magnificado, por la actividad del titiritero.

Por otro lado, no hace falta decir que gobiernos e instituciones quieren llevar el mercado del petróleo a la estratosfera por interés propio. Simplemente con que se extienda entre los inversores privados el interés por los futuros en materias primas es suficiente, vamos como en cualquier burbuja.

Al final, el tema especulativo funciona como una plaga, que salta de cultivo en cultivo hasta que ya no queda posibilidad de sacarle más provecho, y luego las consecuencias las pagamos todos.

Dejo una pregunta a responder:

¿Dónde está invertido ahora el dinero que hasta hace 1 año estaba en la burbuja inmobiliaria y ya ha salido de ésta?

En la bolsa es evidente que no. ¿Dónde puede estar entonces?

Citoyen dijo...

Tyler cowen puso un post también

http://www.marginalrevolution.com/marginalrevolution/2008/06/more-on-specula.html

Lole dijo...

Anónimo

El precio del arroz también puede subir como consecuencia de la carestía del crudo.
Puede hacer falta crudo para regar los arrozales.
Puede hacer falta crudo para fertilizar los arrozales.
Hace falta crudo para transportar las cosechas a los mercados.
El precio del crudo puede condicionar decisivamente el precio final del arroz, de los alimentos en general. En realidad, de casi todo, desgraciadamente.

Anónimo dijo...

Eso es cierto, lole, pero lo que también es evidente es que el crudo no ha duplicado su precio en 6 meses y el arroz sí. Tiene que haber otros motivos.

¿Y qué pasa con el oro o el cobre, por dar dos ejemplos más de materias primas que se han disparado?

Lo que no tiene sentido es decir que sólo un hipotético aumento de demanda provoca esto, porque las brutales subidas que ha habido en los precios no se corresponden, ni de lejos, con los efectos de una subida del petróleo que aunque alta se ha ido produciendo a lo largo de los últimos 5 años, y no justo acabada la burbuja inmobiliaria y de golpe.

Repito: ¿dónde está ese dinero ahora?