viernes, junio 13, 2008

La histeria de las 65 horas

A riesgo de caer en el onanismo bitacoril más desaforado, remito al respetable al excelente artículo de Citoyen en La Ley de la Gravedad sobre el infame proyecto de directiva europea de las 65 horas. La reacción de la blogosfera hispánica ha sido de un histerismo preocupante, con topicazos infundados volando por los teclados de forma frenética. Ni la cosa es tan grave (de hecho, creo que de hecho es incluso una mejora en muchos aspectos), ni el mundo se acaba, ni Europa oh cielos nos ha abandonado.

A todo esto, lo de onanismo bitacoril viene porque el bueno de Citoyen me cita tanto en ese artículo que casi me da vergüenza enlazarlo. Pero qué queréis que os diga, su explicación sobre todo el pollo este es muy, muy buena.

La página donde la bitácora de Citoyen habita, por cierto, está llena, llenísima de bitácoras estupendas. De hecho, hay una realmente excepcional, magnífica, sublime que recomiendo a todos mis fans ir a visitar de inmediato: Barras y Estrellas. Sí, la escribo yo. Qué pasa. Os recuerdo a todos que hay un montón de artículos nuevos escritos por mí, el único, el inigualable, que merecen atención y lectura.

Hala, ahora sí hay autobombo para justificar la etiqueta de onanismo bitacoral. Id a leer Barras y Estrellas, marditos.

19 comentarios:

Antonio Jesús Vázquez Cortés dijo...

El análisis de Citoyen es muy respetable, pero es bastante flojo y simplista. Da por normales, o no la suficiente relevancia, a cosas que son una autentica barbaridad. Ya le he dejado un comentario en su blog.

Una cosa es apoyar la medida, y otra muy distinta debe ser estar de acuerdo con las campañas que se hagan contra ella o esta supuesta "histeria", que no es tal.

Saludos.

Lole dijo...

Estoy de acuerdo con Antonio Jesús.
Citoyen ha desgranado los detalles de la reforma. Pero no ha dicho gran cosa que no se supiera. No todas nuestras críticas se han basado en los titulares facilones de la prensa y televisión.
Francamente, con esta directiva no veo prácticamente ninguna mejora. Es verdad que el posibilitarse la ampliación de jornada, se incrementa la productivadad global de los países europeos que reformen su legislación hasta los límites marcados por la directiva, y por tanto se gana competitividad respecto a otros países con legislaciones en materia laboral más salvajes y despiadadas. Europa gana competitividad acercando los derechos laborales a los de USA y el Tercer Mundo.
Pero al final, el trabajador pierde calidad de vida. No encuentro motivos para alegrarme.
Sí, ya sé que hace falta su firma para aumentar la jornada, pero las tres cuartas partes de los trabajadores de este país no están en situación de oponerse a semejante avasallamiento.
Estamos ante un ejemplo de dumping laboral entre estados dentro de la UE. ¿Y cual ha sido la solución? Ceder. Subir el listón.
Se tenía que haber obligado a los estados miembros a aplicar el límite de 48 horas. Y si se niegan, amenaza de expulsión.
¿Qué haremos si los estados del Este y Reino Unido permiten que sus trabajadores rebasen también el límite de las 65 horas?

Confiemos en que en el Parlamento haya un milagro.

En cualquier caso, sí hay motivo para escandalizarse.
No. Europa no nos ha abandonado. Sencillamente, esto ya no es Europa.

SuperSantiEgo dijo...

A mí lo que me parece preocupante es que consiste en un primer movimiento, o una misma prueba a ver cómo reacciona la gente. Dentro de poco sí plantearán reformas en esos términos, "acuerdos voluntarios" y cosas así. Entonces nos vamos a reír.

También me parece escandaloso el estado de anomia a ese respecto. hay sectores donde ya no hay en la práctica regulación algunas y muchas leyes laborales se saltan a la torera sin que nadie pueda hacer nada. Es lo que le faltaba a esos sectores: hacer legal lo que en la práctica es ya una situación de facto.

Santi Benítez dijo...

Bueno Don Egócrata, yo me voy a limitar a reproducirle el mismo comentario que le he puesto a Don Citoyen. Por ahí arriba hay alguien que le da la valoración de respectable - y es cierto lo es-, pero es que una cosa es lo que uno desearía y otra muy diferente la realidad.

"Vamos a ver Don Citoyen, hay que llamar al pan, pan y al vino, vino. Esta directiva que el Consejo ha echado para adelante no es por el Reino Unido, esta directiva ha sido puesta en la palestra por parte de Estonia, que como la inmensa mayoría de los países de Europa del Este tienen una gran cantidad de contratos de trabajo firmados en fraude de normativa comunitaria que como tengan que adecuarlos todos se les va a caer el… y como usted sabe, y sino lo sabe yo se lo digo, tienen 10 años para adecuar el total de leyes internas a las normativas europeas, y el reloj corre que se las pela (¡Tic, tac, tic, tac!). De paso, hay economías como la alemana y la del Reino Unido que ya trabajan en fraude de normativa sobre todo con los trabajadores foráneos - en el caso del Reino Unido puede usted darse una vuelta por cualquier gasolinera en horario nocturno y se encontrará siempre con el mismo trabajador extranjero, de lunes a lunes, y de nueve de la noche a nueve de la mañana (12 horas de vellón)-, y no me haga hablar de Alemania, en donde en fábricas como las pertenecientes a Siemens se trabaja las 24 horas del día en tres turnos para los autóctonos, dos turnos para los foráneos.

También quisiera señalarle que ninguna directiva puede vulnerar el Estatuto de los Trabajadores - el Estatuto de los Trabajadores sólo puede ser matizado, que no cambiado, desde el Parlamento español-, así que, aunque se aprobara la directiva, que no se ha aprobado, y si se aprueba ya veremos cuanto dura, se iban a encontrar con un panorama realmente cómico en tiempos de crisis como los que vivimos, porque ahora mismo a ningún país europeo le va a gustar tener a sus trabajadores en pie de guerra con los chuzos de punta que están cayendo - y sino pregúntele a Sarkozy, por no hablar de Merkel que es que no aprende la muy tuercebotas-.

Ah, y no me venga con chorradas sobre la rotura del sistema de negociación colectiva, porque la inmensa mayoría de las empresas no lo respeta. Los representantes de los Comités de Empresa que existen en nuestro país suelen ser los mismos que ocupan puestos de directivos en dichas empresas… claro que los trabajadores de las mismas tienen lo que se merecen, ni más ni menos. Pero eso es otra película.

Una cosa es la realidad y otra muy diferente lo que se dice de ella, o lo que es lo mismo, nada es verdad, excepto la fecha amigo mío
".

Al amigo Citoyen se le ha hecho la boca merengue cuando ha visto que por esas bitácoras neoliberales de dios alguien ha escrito eso de "la libertad individual de negociar su contrato", cosa que está muy bien y ya se produce en el caso de trabajadores cualificados - hay puestos de trabajo en donde no hay convenio colectivo que valga, sino remuneración según valía (yo mismo negocié con mi empresa mi sueldo, porque puedo, mi capacidad y experiencia me avalan, y sino les interesa que busquen a otro a ver si lo encuentran en mi campo)-. Pero es que el problema no está en los trabajadores cualificados, el problema está en los trabajadores sin cualificación, que es en donde el Reino Unido, Alemania y la palva de países de Europa del Este tienen obreros pagados por una mierda en régimen de esclavitud, y porque no les queda otra - saben que si dicen no, hay miles detrás esperando por su puesto-. Esos trabajadores dependen de la normativa existente, que no es aplicada, por mucho que Don Citoyen elucubre sobre la misma, y de las negociaciones colectivas, porque no tienen capacidad de negociación individual ante la empresa que los contrata.

Aunque yo diría que en el Parlamento Europeo la aprobación de la medida lo tiene mal, siempre y cuando se haga un frente común contra el NO, y no una negociación sobre la misma que es lo que algunos desde la izquierda en la cámara europea está pidiendo... claro que ahí es donde de verdad se va a ver si el Parlamento Europeo representa a los europeos de verdad o, por el contrario, representa a una serie de empresas e intereses privados. Yo soy europeista, pero no me duelen prendas en decir que si ocurre lo segundo que se metan Europa por donde cargan los camiones.

Cuidadín.

Ôo-~

d dijo...

En mi opinión esto no es que favorezca la "competitividad", sino la competencia desleal... La de los paises del Este que nunca debieron aceptar tan pronto en la UE.

Está por ver cómo la medida esta va a favorecer la creación de empleo...

Egocrata dijo...

Gente, que he escrito ya veces que hay cierta racionalidad en que el mercado laboral tenga cierta regulación.

http://ego-marx.blogspot.com/2006/07/poder-de-mercado-y-legislacin-laboral.html

Lo divertido es que si la directiva se aprueba, España no tiene por qué cambiar una coma de su legislación si no quiere. Y no, no me vengáis con la "presión de los otros". España no sólo compite con los países del este, y la legislación ha creado empleo hasta ahora.

Lole dijo...

"que el mercado laboral tenga cierta regulación"
También antes había regulación. Si acaso faltaba inspección para asegurar su cumplimiento.

"Y no, no me vengáis con la "presión de los otros". España no sólo compite con los países del este, y la legislación ha creado empleo hasta ahora."

Se ha creado empleo, sí. Pero no me negará que también se ha perdido por empresas que han trasladado sus factorías a Europa del Este.
Esta directiva lo puede agravar.

Enrique Castro dijo...

Creo que existe una maraña legal importante. Aunque me llama la atención cierta contradicción.

Hoy estoy obtuso (que no espeso)

Otro día a lo mejor me animo.

Un saludo

MiguelNR dijo...

Egocrata, en serio, en tu discurso y el de Citoyen, al final, la ley de la gravedad hará su efecto.

Alguien se acabará dando cuenta de que hay algo extraño en que, entre tu y Citoyen, nos intenteis convencer de que Berlusconni, en el fondo, es socialista.

Un abrazo, y en serio, de verdad que lo que sosteneis tiene agujeros por todas partes.

Anónimo dijo...

Me hace mucha gracia el argumento ese que dice que "en España no se aplicará, por lo que no hay motivo de crítica". Es como si se votase en Europa una directiva discriminatoria con las mujeres, por ejemplo, pero como aquí en España no se aplica, pues no hace falta criticarla. Y si además soy hombre, pues menos aún, porque en mi casa a mi mujer la trato bien y a mí personalmente no me afecta la medida.

Aunque aquí no se aplique, lo cierto es que como europeos y personas que somos, tenemos no sólo el derecho, sino el deber de criticar (positiva o negativamente) lo que se decida en Europa, y si a la mayoría de la gente nos parece mal, no es una cuestión de histerismos o de desconocimiento (los principales puntos de la medida ya son conocidos por todos), sino de nuestro deber crítico para con nuestros gobernantes.

Por otro lado, les recuerdo que los ciudadanos (mal me pese) ya pueden trabajar más de 48 horas a la semana, incluso en España. Lo pueden hacer trabajando en más de una empresa. Por tanto la "sacrosanta" libertad de la persona para trabajar lo que le salga de las narices ya es aplicable con la legislación actual. La introducción de las 65 horas máximas en un único trabajo, en caso de aplicarse, llevaría a una posición de fuerza a los empresarios que a la larga, en los sectores donde el sueldo individual no se pacta o hay mucha demanda de empleo se iría al carajo.

Y pensar que el estar contratado antes para ampliar la jornada puede impedir que los empresarios abusen de ella es de un cinismo sin límites. Me imagino la siguiente entrevista de trabajo:

Trabajador: Hola, estoy interesado en el trabajo que ofrece. Me gustaría saber las condiciones.

Empresario: Bueno, el trabajo consiste en XXX. El sueldo será de 900 euros al mes. Pero necesitamos una persona comprometida con la empresa. Por el momento le hacemos un contrato de 2 semanas a 48 horas semanales, pero luego tendremos que ammpliarlo a 65 horas, que será la jornada normal. Aquí nos hace falta una persona que entienda lo importante que es su trabajo, ¿sabe? ¿tiene familia, por cierto?

Trabajador: Sí tengo familia, y la verdad es que 48 horas las puedo trabajar, pero 65 a la semana, no sé, es mucho.

Empresario: Es que en esas condiciones no podemos contratarle. Necesitamos una persona las 12 horas diarias. Es crítico que así sea. En todo caso piénseselo y si le interesa llámenos.


Si el trabajador tiene necesidad de encontrar trabajo, cosa habitual para cualquier trabajador modesto, que necesita de ingresos constantes para vivir, ya hemos destrozado los derechos laborales del chico y hemos bajado el precio por hora trabajada. Y todo difícilmente denunciable.

Anónimo dijo...

Bien. Eso de que la "propuesta" o "definitiva" directiva sobre la jornada de trabajo,no se aplicará, ya lo veremos y mucho me temo que la actual legislación española que regula el mercado de trabajo, tiene los días contados. Se reformará antes de finalizar la actual legislatura. Tiempo al tiempo.
Si la experiéncia del proceso en las instituciones europeos sobre la Directiva de Servicios, nos sirve de algo, será para visualizar como mediante la negociación entre los estados y sus terminales en el parlamento europeo, se llega a una posición de consenso, para enmascarar mediante un lenguaje obtuso, la finalidad esencial de la norma, llámese, principio de país de origen o ahora flexinosequé. El Tribunal de Justicia Europeo ya se encargará del resto.

Alatriste dijo...

Añádame a la lista de los que están alucinando con la reacción de la blogosfera a esta medida. La histeria y la demagogia con la que se está tratando el tema son verdaderamente increíbles.

Porque habrá que recordar, para empezar, que la normativa vigente, hasta ahora, decía 48 horas semanales, y sin embargo absolutamente nadie tiene esa jornada. Son de 35 o de 40, y si su jefe es un explotador lo que hacía y hace es obligarle a trabajar más horas extraoficialmente y sin que constara en ninguna parte. Si se aprobaran esas 65 horas, el impacto en la jornada del trabajador sería sencillamente nulo.

Pero eso sí, sabiendo como se las gastan los medios se hubiera agradecido algo de sensatez y pedagogia por parte de quienes han aprobado esto. Que no hayan previsto que iba a producirse una reacción negativa también me resulta alucinante.

Anónimo dijo...

Alatriste, en tu mundo puede que no haya gente que trabaje más de 35 ó 40 horas semanales (¿en qué mundo vives, por cierto?), pero te aseguro que en muchos trabajos, principalmente los de baja cualificación (mal pagados, además) se trabaja perfectamente 48 horas, que son 8 horas de lunes a sábado, ni más ni menos.

Por favor, tratar el tema de una jornada laboral máxima de 65 horas con la frivolidad que algunos la tratan es patético. Puede que a vosotros no os afecte, por ahora, pero estad seguros de que si se interesan en aprobar esta medida, motivos tendrán, y ninguno de ellos tendrá que ver con nuestras necesidades, que seguro no pasan por ampliar las horas de trabajo en detrimento de nuestra calidad de vida.

Alatriste dijo...

Anónimo ¿Me haría el favor de leer lo que he escrito?

Gracias.

En mi mundo, que es nada menos que el de la informática, se trabaja de lo lindo. 40, 50, 60... se hacen horas a cascaporro.

Pero NADIE tiene una jornada oficial de 48 horas, y me dan ganas de escribirlo con unas letras de 48 pixels de alto y en negrita, a ver si queda claro de una condenada vez. Si te explotan, en papel dice de 35 a 40, y el resto no aparece. Aprobar una jornada máxima AUTORIZADA de 65 horas no cambiaría absolutamente nada en el mundo real (existe una posibilidad mínima de que sirviera para que el que ya hace 65 horas las cobrase, o sea, que fuese una mejora, pero considero sumamente improbable que el explotador viera alguna ventaja en reconocerles las horas a sus curritos)

Lole dijo...

Alatriste
La situación que usted vive la conozco por otras personas allegadas.

Le replico como le repliqué hace unos días:
La solución al problema que los informáticos padecen está en la inspección laboral, en la sindicación para hacer fuerza, en demostrar que se han estado haciendo dichas horas extras y reclamar su pago el día del despido, en resumidas cuentas, en reclamar lo que es justo. Ya sé que en la mayoría de los casos, puede ser muy difícil.
Pero la solución no pasa por legalizar lo que ya de entrada es un abuso. Porque así no sólo no avanzamos sino que vamos para atrás.

Y añado que la ampliación del marco legal a 65 horas posibilitará que otros sectores en donde sí se trabajan las 40 horas escrupulosamente, se puedan ampliar los contratos hasta los 60 en contra el deseo de los trabajadores.

Quiero entender que usted no busca consuelo haciendo que los demás trabajadores padezcan lo que usted desgraciadamente padece.

Saludos

Anónimo dijo...

Incríble ese argumento que comenta Alatriste que viene a decir que como no se persiguen los abusos laborales como se debiera, pues no hay efecto en ampliar el límite de horas semanales.

Es como si ahora legalizasen el robo de carteras porque todos sabemos que poco efecto tienen las medidas policiales que se toman para evitarlo. Si no se persigue adecuadamente, lo que se ha de hacer es augmentar la persecución de las ilegalidades, que, como dice lolo, en el mundo laboral son las inspecciones de trabajo.

Y sí, la informática es dura y se trabajan demasiadas horas, pero ¿no sería lo lógico que luchase por que las jornadas se atengan a lo pactado en el convenio y en el contrato en vez de legalizar los abusos? Es que es increíble...

Miren, esta medida no se aprueba porque los trabajadores lo hayan pedido. Esta medida se aprueba porque otros interesados (y en el mundo laboral sólo hay dos: los trabajadores y sus patronos) sí quieren hacer uso de esa nueva legislación que amplía la nueva jornada. ¿Adivinan quién? El mal llamado mercado laboral, exceptuando para una minoría (profesionales liberales o carreras laborales con mucha demanda) es totalmente asimétrico. Si un patrón quiere contratar a un nuevo empleado, no cogerlo le puede suponer una pérdida de nuevos beneficios, pero generalmente no le lleva a la ruina. Un trabajador modesto no puede VIVIR sin recivir una paga por su trabajo cada mes. Su margen de negociación es mínimo en comparación con el patrono. Por favor, no seamos ilusos.

Citoyen dijo...

Hey! Muchas gracias por enlazarme :)

He publicado un segundo post bastante más pedagógico que el primero y con una serie de enlaces interesantes al final a medios de comunicación europeos sobre el tema http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=56

Ya se me había olvidado lo horrible que es warblogging/arremangarse y bajar a la arena a enlazar y contracitar.

Alatriste dijo...

Esta es la última vez que posteo en este tema, porque me fatiga que me respondan a lo que NO he dicho y se ignore lo que SI he dicho...

a) La regulación actual permite 48 horas semanales. Esto es así.

b) El malvado capital, sin embargo, no está aprovechando esa oportunidad para exprimir a los indefensos obreros obligándolos a firmar jornadas de 48 horas... y esto también es así.

c) Pues entonces, mi opinión es que quienes sostienen que esta medida es un artero plan para esclavizar a la clase obrera y dejar las fábricas del Manchester de 1830 como modelos añorados por los trabajadores tienen que explicar por qué creen que la medida tiene esa intención y tendría ese impacto, cuando eso no es lo que ha ocurrido en el mundo real hasta el día de hoy.

Lole dijo...

Alatriste.
Eso que preguntas lo he contestado en el blog de Citoyen.

El "malvado capital" no "exprime" a los "indefensos obreros" a firmar jornadas de 48 horas, porque la legislación sigue con el límite de 40. Y esto es así, porque ningún político se ha atrevido a modificar la ley a ese respecto. Obviamente, el que lo intente se arriesga a perder las siguientes elecciones.

Por eso, el "malvado capital" opta por "exprimir" a "indefensos obreros" como tú con horas sin retribución.

Ni "arteros planes" ni Manchester 1830. Pero lo cierto es que tú (según cuentas) te tienes que quedar fuera de horas y ni siquiera eres capaz de reclamar el pago de horas extras. ¿Por qué? Porque si te pones en ese plan, a la puta calle, damos una patada al suelo y surgen 6 sustitutos más dóciles.
Estás indefenso. Y como tú, medio país.

Saludos