miércoles, mayo 09, 2007

El milagro de la hierba artificial

Una de las más viejas tradiciones en la política americana son las grassroot organizations, los movimientos sociales. La misma palabra que usan para describirlos es notable; la traducción vendría a ser "organizaciones de raiz de hierba". Básicamente, son grupos de personas preocupadas que se reunen para presionar a los políticos y educar a los votantes y los medios sobre una determinada causa. Loable, muy de democracia a lo Toqueville, y muy americano.

Como todo en este país ultimamente, parece que las viejas costumbres están cambiando. Lo "grassroot" tiene muy buena prensa, con eso de el hombre común haciendo que su voz sea escuchada quedando muy poético, así que algunos grupos de presión han tratado de copiarlo. Y no, no es el pequeño ejecutivo de Verizon, General Motors o JP Morgan haciendo puerta a puerta pidiendo que llamen a su congresista; la idea es juntar un grupo de gente, organizarlos, y pagarles para que se hagan pasar por ciudadanos preocupados.

En jerga política/publicitaria americana, a esta práctica se le llama astroturfing, en referencia a astroturf, el nombre comercial de una marca de hierba artificial. Según todos los indicadores (anecdóticos, por cierto; conseguir información sobre estas prácticas es difícil) esta clase de falsos grupos de ciudadanos preocupados están siendo utilizados cada vez más en la arena política. Sirva esto de aviso para navegantes, ya que a la política española todo llega. Si no ha llegado ya, vamos.

3 comentarios:

Tvrtko (Berengario) dijo...

¡Que se lo digan a Rubianes, acusado por una fantasmagórica asociacion!

Anónimo dijo...

Que escandaloso, criticar a la AVT que son las víctimas y ni una sóla palabra de sus verdugos. Y luego decis que condenais el terrorismo.

Egocrata dijo...

Porque evidentemente el hecho de formar parte de una asociación que representa a un pequeño porcentaje de las víctimas del terrorismo te vuelve en Dios: infalible del todo.

Anda que no.