jueves, noviembre 29, 2007

El desarrollo imposible: Zimbabwe

Cuando se habla de desarrollo económico a nivel académico, los sesudos economistas, intelectuales y politólogos metidos en el tema tienden a dejar de lado el continente africano. No porque no sea pobre, poco interesante o porque su situación no sea preocupante; es una cuestión de desesperación.

Pongamos el caso de Zimbabwe. Durante el mes de septiembre, la inflación en este país africano de 12 millones de habitantes fue de un 8.000%. Sí, ocho mil. Los precios en un mes se multiplicaron por 80, algo que hace la compra como mínimo interesante. El problema es que este dato es ya lo de menos; el responsable de estadística del país ya ha dicho que para octubre no hay datos. No hay tiendas que vendan nada, vamos. Para qué calcular.

¿Qué narices lleva a un país como Zimbabwe a tener la economía destrozada de esta manera? La verdad, la respuesta es más sencilla de lo que parece; uno puede decir que cualquier error imaginable, idea alocada, cretinez corrupta, maldad, desastre e incompetencia posible han azotado el país de un modo u otro, y la verdad, el país está tan hecho una mierda que uno no sabe por donde empezar. Quizás tratar de combatir una tasa de inflación del 100.000% (estimado) es una buena idea, pero con los "instrumentos" a mano del "estado" de Zimbabwe es como tratar de hundir un acorazado con un matamoscas.

Con la inmensa mayoría de la población recurriendo al trueque, emigración, uso de moneda enviada desde el exterior o pasándose al rollo cazadores-recolectores, el estado en este país africano básicamente ha dejado de existir. La moneda, en esencia, no tiene valor alguno; toda la economía está lanzándose como puede a operar en dinero negro, sin que el estado tenga la más remota capacidad de recaudar o regular nada. Mugabe y los suyos, de hecho, están más preocupados en actuar como bandidos puros que cualquier otra cosa, el escaso poder estatal (basado en el más puro matonismo a estas alturas) se concentra simplemente en tratar de robar todo lo que puedan al desgraciado que les pase cerca, sea nacional, foráneo, pobre o rico.

El regimen de Mugabe, de hecho, ha sido básicamente una máquina de redistribuir renta de quien la tiene (sea poca o mucha) a los bolsillos de la dictadura. Este comportamiento ha destruido todas las bases de la existencia de una economía capitalista funcional: las reglas son arbitrarias, los derechos de propiedad no son respetados, el entorno no es estable, la información sobre el futuro sólo está en manos de unos pocos ladrones, y el éxito o fracaso de una empresa se basa no en su mérito económico sino en lo bien que caiga a la dictadura y el tamaño de los cañones que la respalden. Todo ello, evidentemente, con una ámplia dosis de cinismo, total falta de racionalidad económica y alegre desprecio a todo lo que no sea el lujo propio.

La verdad a estas alturas es difícil decir que Zimbabwe, como tal, exista. El estado esencialmente no está allí; el gobierno es un pequeño colectivo de matones armados capaz de mantenerse en el poder, pero nada de lo que hace tiene nada que ver con la realidad. El dinero que imprime no vale nada. Los controles de precios son inútiles. Y por mucho que encarcele a "especuladores", de hecho todo el país está haciendo exáctamente lo mismo. Las estadísticas que da el gobierno no tienen sentido, el control sobre el territorio es nulo, no hay estado.

Y eso sin hablar de SIDA (de lejos el país con las peores cifras en este sentido), las cada vez más frecuentes sequías, y el hecho que todo esto no le importa una mierda a nadie. Ni las multinacionales rapaces están ya por hacer nada; total, para que las nacionalicen, el país se meta en guerra civil o que ellas tengan que ejercer de estado por sí sólas, no tienen nada que hacer...

¿Cómo puede salir un país así de esta clase de pozo? La verdad, nadie sabe ya que hacer con ellos. No hay nada que funcione. Sólo derribando el gobierno actual, fusilando todos los responsables y milicianos, imponiendo el órden y creando una burocracia y un marco jurídico y funcional razonablemente cercano al de una república bananera se podría hablar de hacer reformas, y eso implicaría o bien un milagro de bondad eterna por parte de cualquier opositor que tome el poder, o una intervención militar neocolonial hecha por un ejército de elfos cantores. O eso, o el país sigue implosionando hasta que no queda nada y se han ido todos, y se puede empezar de cero, metafóricamente.

Puede que Bolivia lo tenga chungo. Es más, es posible que sea la mismísima Britney. Pero los bolivianos, al menos, tienen un gobierno que al menos tiene un relativo control del territorio a ratos, pretende (aunque sea en plan tarugo) tirar el país adelante, y bandidos que aprietan pero no ahogan.

El problema de África va más allá de vacunas, comida, comercio justo (aunque la verdad, eliminar todos los aranceles a imporataciones de países de la región sería el mejor regalo que podríamos darles) y Bono cantándoles baladas llenas de esperanza. En muchos, demasiados países, estamos hablando de empezar del cero más absoluto.

Un día de estos, con tiempo, será cuestión de repasar el origen del fracaso del África postcolonial y el origen de estos estados fallidos y dictaduras de rapacidad extrema. Lo que es importante tener en mente, sin embargo, es que el problema es más político que cualquier otra cosa, y muchas veces totalmente autoinflingido. Cuando la cosa es estructural, no podemos hablar de ayudas; sirven de bien poco.

14 comentarios:

Alex Guerrero dijo...

Será como siempre la mano de los "ingleses", porque el Zimbabwe precolonial tenía cara y ojos (de los pocos estados-imperio africanos en rechazar duramente la colonización portuguesa, crear líneas comerciales con la arabia, india y china. Desde el siglo XI y hasta 1902 fue un reino libre.

Tal vez la situación colonial y postcolonial simplemente dejó un reloj a punto de estallas (y no tiene por qué ser el último). Al fin y al cabo, el demagogo-populista Mugabe subió al poder y se hizo autoritario en base al discurso de los terratenientes blancos vs la mayoría pobre negra.

PD. Los reyes Karanga solían autodenominarse "Mambo", de modo que la expresión "el rey del mambo" es bastante redundante. :)

Alatriste dijo...

Todos los análisis que culpen al colonialismo europeo de los males de África para ser tomados en serio tienen que responder a una pregunta: ¿Eran distintos los malvados explotadores colonialistas(TM) en el resto del mundo? ¿En Taiwan, en Malasia, en Corea, en Singapur? Cuesta creerlo... Y sin embargo, a pesar de la herencia colonial se han convertido en países desarrollados, con una economía próspera y avanzada.

Es difícil no llegar a la conclusión de que las causas del subdesarrollo son internas. Que si en Asia se ha salido del subdesarrollo es porque los estados asiáticos han sido capaces de reformar la economía y la sociedad, mientras que en Sudamérica, y sobre todo en Africa, no ha ocurrido lo mismo.

Anónimo dijo...

Guerrero, siempre son esos marvados colonialistas, a pesar de que hace casi 50 años que la mayor parte de Africa se independizó. Supongo que el colonialismo español es el culpable también de los males de America Latina que se independizó hace 200 años. A estas alturas cualquier otra explicación es más plausible: Dictadores, ladrones y corruptos endémicos, mala suerte, aislamiento geográfico, mal clima, pésimas enfermedades, herencia política, cultural y económica

Anónimo dijo...

Que tu "mérito" sea haber ganado a los portugueses en los tiempos en que no habían vacunas no es decir gran cosa, la verdad...

Me parece curiosa esta obsesión con las reformas agrarias. ¿Han funcionado bien a nivel macro en algún sitio?

Citoyen dijo...

Me gustó mucho sobre el tema el libro que me recomendaste de Easterly. Lo de las "poverty trap" es deprimente y horrible. Acabo de releer aquél post tuyo sobre la dismall science (en la bitacora redprogresista, la vieja vieja) y la verdad es qeu es cierto, cuando eres marxista por lo menos puedes echarle la culpa a alguien, pero así es que ni eso.

Paul Bairoch tiene un artículo sobre el colonialismo. "If the west did not gain much from colonialism., it does not mean that the third world did not lose much" La desindustrialización, la implantación de la medicina occidental (y la explosión demográfica) y todas esas cosas fueron feas feas y culpa de occidente (yo escribí un post sobre eso: http://auxarmescitoyens.blogspot.com/2007/09/especulaciones-sobre-demografa-poblacin.html) aunque probablemente no sea posible decir que lo hicimos con mala intención.

Por cierto, viste que me mudé? (pincha en mi nombre para tener la dire) En el post de presentación te enlazo varias veces.

Anónimo dijo...

la implantación de la medicina occidental ... fueron feas feas y culpa de occidente

Una afirmación sorprendente. Los marvados colonistas culpables hasta de curar.

Citoyen dijo...

Bueno perdon por la autocita pero:

"Esta sincronización de los cambios no existió en los países del hoy tercer mundo. La medicina europea que había sido progresivamente asimilada en Europa a lo largo de siglos, fue introducida de manera brutal en las sociedades primitivas del tercer mundo, lo que produjo una caída en picado de la mortalidad pero no conllevó un cambio de mentalidad ni de costumbres y por lo tanto mantuva una natalidad alta. En los países del tercer mundo donde la influencia de la religión era fuerte, la oposición de los dirigente religiosos a las medidas de planificación familiar fueron un factor de agravación de esta tendencia.

Esto se tradujo en el hecho de que mientras que en los países desarrollados en su época de florecimiento demográfico mas importantes (entre 1860 y 1930) la población había tardado 70 años en doblarse, entre la segunda guerra mundial y 1990 (30 años) los países subdesarrollados doblaron su población."

Culpable implica connotaciones morales. Yo no creo que sean culpables, pero si causantes. A veces uno hace cosas horribles de forma bienintencionada.

Anónimo dijo...

No creo que curar a los enfermos con la malvada medicina occidental sea pueda calificar de "cosas horribles" o "feas feas", por mucho que te preocupe la demografía.

H.G. Pozos dijo...

Siguiendo la argumentación de Citoyen creo que los paises occidentales paliaron en parte su "error" de introducir la medicina occidental al prohibir la fabricación, venta y uso del DDT. Así, la mortalidad por malaria frena el crecimiento de la población y "sincroniza" "mejor" el crecimiento de estos paises.

Como medida adicional tal vez propongas que se dejen de suministrar medicamentos contra el sida, con eso el "ajuste" será mas rápido.

curioso (por no decir mounstroso)

Augie March dijo...

¿No leisteis esto en Red Liberal? Ya hace bastante tiempo:

http://www.liberalismo.org/articulo/410/

Socialismo más proteccionismo occidental, ahí es nada.

Citoyen dijo...

Como veo que no me he expresado bien, he escrito un post (cortito) sobre el tema http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=5.

Os copio un par de parrafos:

Dejadme explicar como fue: introducción de la medicina occidental + oposición al control de la natalidad= catástrofe demográfica.
(...)
Si el cambio estructural hubiera sido mas suave y mas lento, esto no habría ocurrido y es objetivamente cierto que no lo fue por culpa de la colonización. Por supuesto, yo no creo que esto sea una razón para decir que los Occidentales somos malvados. Personalmente, no creo que exista carga moral en la historia (I y II) pero eso no significa que, causalmente, occidente si jugara un papel importante en el origen de la pobreza en el tercer mundo.

Anónimo dijo...

Es un razonamiento erróneo. Tanto como pensar que las guerras en África son positivas porque equilibran crecimientos demográficos desbocados.

Como dice Amartya Sen en “Desarrollo y Libertad” no puede haber desarrollo sin libertades, y entre ellas, la de no verse incapacitado por enfermedades que tienen cura. Las enfermedades hacen que los adultos no puedan trabajar y que los niños (el futuro del país) se queden huérfanos. La medicina es una precondición para el desarrollo. Pero no solo eso, los servicios médicos no son sólo una precondición, sino que forman parte de la misma definición de desarrollo. Forma parte del bienestar de la población tanto como la cesta de la compra.

Globalmente, ¿ha sido beneficiosa o perjudicial la medicina occidental en África? Yo apostaría porque ha sido beneficiosa. Apostaría porque lo sigue siendo en el presente y lo será en el futuro. Apostaría por la lucha contra el SIDA, la malaria y otras enfermedades en África.

Eugenio dijo...

Excelente título! Y la contestación está en el propio nombre de su blog, que acabo de descubrir a través de debate21: "materias grises".
Eso es lo que falta en África.

Hablando de infraestructuras, el Congo tenía mejores carreteras e instalaciones en el momento de su independencia que Corea del Sur a salir de la guerra con los comunistas y de la colonización japonesa.
Compare ahora ambas naciones: lo que les distingue es su capital humano.

en.wikipedia.org/wiki/IQ_and_the_Wealth_of_Nations

Todo esto sin dejar de tener en cuenta que la cultura e historia también influyen en el desarrollo post colonial, no sólo las aptitudes innatas de los pueblos colonizados.

Egocrata dijo...

Anónimo, Citoyen no está demasiado lejos de lo que dices. El problema de los avances médicos es que han venido sólos; no sirve para nada vivir más años si no hay nada que hacer con esos años de vida adicionales: ni fábricas, ni revolución agrícola, ni derechos políticos...

Es como darle a un niño de cuatro años un helicóptero. Si, el chaval es libre que te cagas de ir dónde quiera, pero la verdad, no puede hacer nada con ello. Un bien es un bien siempre; el problema es que hay bienes que son un gasto bien poco eficiente a la hora de crear riqueza. En algunos casos, la medicina occidental lo ha sido para África.

Menos vacunas y más carreteras, que diría aquel.