domingo, septiembre 03, 2006

De "victoria para los buenos" a "resultado dudoso"

Por algún motivo que se me escapa, los comentaristas conservadores se pasan el día diciendo que toda noticia procedente de Oriente Medio es un signo claro, clarísimo que los buenos están ganando la guerra contra el terrorismo. El truco consiste en fijarte en cualquier detalle positivo, por insustancial que parezca, y darle toda la relevancia posible. Una especie de teoría de la conspiración, pero centrada en combatir la realidad, vamos. Aquí no estamos hablando de inventarse fantasmas pasados, si no en tratar de demostrar que la tierra es plana.

Empecemos con Afganistan. Universalmente aplaudido por los halcones como una muestra del triunfo del bien contra la tiranía, parece deslizarse lentamente al infierno que solía ser. Para empezar, esa sólida base económica que sostuvo a terrorismos pasados, el opio, vuelve a ser el motor de los resurgentes talibanes. Mientras tanto, la violencia en Irak sigue creciendo a un ritmo aterrador; incluso publicaciones nada sospechosas de blandenguería como el Economist (que apoyó la guerra), son cada vez más pesimistas. Quien acumula victorias pírricas parece ser Estados Unidos, no los malos.

El problema, me temo, es el hecho que Estados Unidos está luchando la guerra equivocada, o más concretamente, no se ha dado cuenta que el conflicto de ¨guerra¨tiene poco. Si, el terrorismo debe ser combatido y controlado, pero el problema es que no se está luchando por territorio. Los malos no pretenden controlar territorios, pretenden avanzar una agenda. La idea es ganar sociedades, no conquistar naciones. Poner una pica en Mesopotamia puede ser un acto de fuerza, pero es como tratar de ganar un debate a base de abofetear al adversario.

Estados Unidos ha decidido que está en un combate de boxeo, mientras el islamismo radical tiene en mente una partida de Backgammon. Sí, usan la violencia, en parte porque el lenguaje de fuerza es parte de su discurso, pero una democracia no puede decir que defiende ciertos derechos mientras reparte tortas de forma indiscriminada. Es hora de sacarnos de encima la mentalidad de ¨guerra¨, y volver a pensar en terrorismo como lo que es, política fuera de control.

3 comentarios:

MiguelNR dijo...

Brillante.

Julian dijo...

"...y volver a pensar en terrorismo como lo que es, política fuera de control."

Esta es muy buena.

Me viene a la mente una frase que lei hace años, y no me acuerdo de quien es aunque deberia acordarme. "La expropiacion es el derecho del desposeido".

Ojo que no estoy defendiendo la expropiacion porque si, mas de lo que estoy defendiendo el terrorismo porque si. O sea, no estoy defendiendo nada. Sencillamente estoy uniendo ideas. No atacar no significa automaticamente estar defendiendo.

Politica fuera de control. La pregunta cae, entonces. Por que la politica a veces se sale de la vaina y se descontrola? La respuesta mas apropiada, se me ocurre, seria que la politica se sale de control cuando no genera resultados aceptables para las personas que se encuentran bajo dicha politica.

Una de las facetas mas importantes de la razon de existir de la politica es la de generar soluciones para los problemas y necesidades de la gente. Para problemas y necesidades pequeñas, el fallo de la politica en solucionarlas significa poco. Sencillamente se modifica la politica hasta que esos problemas y necesidades menores se solucionen, o se acepta que no se puede solucionar todo en la vida y se aprender a vivir tolerando esos infortunios menores y a otra cosa.

Pero cuando los problemas y necesidades son grandes y se transforman en algo mucho mas serio, generalmente cuando se trata de cosas que afectan la seguridad, el bienestar o la vida misma de las personas, pues bueno, la gente se sale de la vaina, como lo hace asi tambien su politica, y busca generar el cambio buscado por otros medios.

Esto no es una defensa ni una apologia de nada. Es sencillamente una explicacion de por que motivo el terrorismo no existe nunca en un vacio, ni se genera espontaneamente por la gracia de dios.

El terrorismo no es ni mas ni menos que una reaccion que busca generar un cambio apropiado (a favor de las personas or grupos pertinentes, claro esta). Nace del fracaso constante de politicas fallidas o ineficaces.

Si aceptamos que el terrorismo no es la aplicacion irracional de violencia desenfocada de parte de unos chalados que no se tragan mas la situacion (x), sino que se trata de una reaccion puntual y precisa, aplicando presion violenta para generar un cambio en uno, o unos pocos puntos, ya la cosa cambia.

El terrorismo tiene motivos para existir y aparece en escena por razones que usualmente son bastante claras. El problema es que como no aceptamos la manifestacion puntual de la reaccion, terminamos tampoco aceptando el motivo que la ha parido.

Sin embargo eso no significa que el motivo no exista. Para dar un ejemplo puntual, porque un loco se levante un dia y se calze un cinturon de Semtex y vuele una control rutero en Bagdad, no significa que, como el tipo estaba loco para haber decidio hacer eso por supuesto, la ocupacion de Irak es un campo de margaritas.

El problema de pensar asi es que se entra en terrenos intelectuales bastante escabrosos, en los cuales la mayoria de la gente prefiere no meterse. Es mas facil pensar y decidir que, como obviamente estan locos por usar la violencia asi, la razon de su violencia tambien debe ser loca/no existir/no importar.

No. Cuidado con eso. Una cosa es la accion, otra es el motivo que genera la accion. Se puede estar en desacuerdo con la accion, y sin embargo aceptar que hay motivos que existen y deben ser considerados y/o solucionados.

Porque si, debido a negar la accion, tambien negamos el motivo, pasan cosas raras. Cosas raras como, por ejemplo, que deberiamos censurar con la misma intensidad a los revolucionarios franceses que depusieron a Louis XVI. Por que? Porque para generar ese cambio que tanto celebramos como gran punto de partida de la politica occidental moderna, "Liberté, égalité..." y todo ese rollo.... los tipos fueron y quemaron Paris, mataron vaya a saber uno a cuantos guardias y soldados, etc.

No creo que exista un ejemplo mas celebrado del terrorismo nuestro.

Por eso, politica fuera de control? Seguro. Pero en el por que de esa politica descontrolada, nadie se fija. Solucionando los motivos por los cuales las politicas se descontrolan se soluciona el terrorismo, pero aparentemente mientras sea mas conveniente para algunos luchar que solucionar, las cosas seguiran asi.

--J.

PD: En realidad soy mucho, mucho menos zurdo trotskysta tirabombas de lo que este post sugiere. En serio. No se basen en esto. Me gusta pensar nada mas. ;)

Egocrata dijo...

Pues te ha salido una reflexión estupenda, mire usted :-). Muy buena reflexión. No podemos negar el agravio por el hecho que el método no sea justo.