jueves, septiembre 07, 2006

Perdiendo como siempre (II)

Un pequeño recordatorio de lo que ya escribía después del Mundial: Luis Aragonés es un incompetente, y debe dejarlo. Por algún motivo que se me escapa, la prensa se quedó como atontada después que Francia nos echara con una facilidad insultante; ahora que les da por hablar de fracaso, sería cuestión de recordarles que no es un problema nuevo.

A ver, lo de ayer en Belfast no es cuestión de un día. España ya se clasificó para el Mundial tarde, mal y a rastras, con una patética excursión a la repesca después de un buen puñado de partidos lamentables. Y la verdad, no es que al equipo le falte talento; el gran problema es que nunca han jugado una mierda, y que parecen coleccionar entrenadores fracasados. Clemente no se comía un rosco desde hacía años, Camacho tenía como talento gritar ¨Pacheta¨ ( y cagarse en su madre) en la banda, Sáez no había olido fútbol de élite en su vida, y a Luis Aragonés se le había pasado el arroz desde hacía años.

La federación, claramente, no tiene puñetera idea de manejar un equipo, y así les va. Quizás la razón que explica el éxito de las selecciones inferiores es algo tan sencillo como que quien las maneja no es Villar y compañía. Son gente de fútbol, trabajan sin tanta presión mediática, y toman las decisiones de forma racional y ordenada, sin divismos ni megalomanías raras. Y caramba, funciona.

¿Suena familiar esta argumentación? Aunque no lo parezca, hay una pequeña lección de ciencia política detrás de todo esto. De hecho, hay varias. La primera, y más evidente, es que si la prensa se duerme al volante, cualquier sistema que dependa en evaluar la capacidad de un cargo político se rompe. La crítica es un gran motor de cambio y eliminación de incompetentes. Segundo, la dirección puede cargarse cualquier cosa, no importa lo buena que sea la materia prima. Basta ver el partido de ayer. Tercero, cuando un político / presidente de federación no teme perder el cargo, la inutilidad se enquista. Si encima el el jefe idiota de turno tiene la capacidad (y es empujado por la prensa) a meter sus zarpas en todo asunto, sin dejar trabajar a nadie en paz, la cosa se hace sencillamente imposible.

¿Tiene la cosa arreglo? Pff, ni idea. El día que Raul no vaya convocado, creeré que hay algo de esperanza. A este paso, y mientras la prensa siga diciendo que Torres es el futuro (promete mucho, y seguirá prometiendo mucho toda su vida), seguiremos haciendo pena. Como siempre.

Oh, la selección no es el único engendro que funciona de este modo en España. Hay cierto partido de derechas al que la prensa afín le rie todas las gracias (o locuras), con unos cuadros intermedios (Zaplana y Acebes) capaces de hacer al partido antipático en cualquier circunstancia y un líder que no ha sido realmente elegido en las urnas y no parece capaz de dar un puñetazo en la mesa. Si encima el pobre jefe está cada vez más a merced de ciertos medios vociferantes, rompiendo lo poco que hay razonable en el partido, pues que me vais a contar.

3 comentarios:

Lüzbel dijo...

La verdad es que los piñazos de la selección española de fútbol venían de antes de Villar. Sin negar que el sujeto en cuestión no tenga miedo a que le echen creo que este tipo de numeritos tienen que ver más con aspectos deportivos que con la organización o la estructura política (sin excluirla, por supuesto).
Creo que sí, que ahora España tiene jugadores de talento y con experiencia y demás, pero que históricamente España ha sido un equipo defensivo y blandito psicológicamente. No tenemos un estilo de juego definido...¿jugamos como el Valencia? ¿como el Barcelona? ¿como el Real Madrid?
Italia o Alemania tienen un estilo definido, y llegan a finales o semifinales con equipos uno a uno no superiores a España u Holanda.
Creo que la cosa es mas deportiva que política.
Saludos.

Diego Cruz dijo...

Desde los tiempos de Paquito Franco, que en paz descansemos, el furgo a campado a sus anchas por todos los rincones del país, inundándolo todo de un deporte negocio que cada vez ha ido a más; en cuanto a negocio, pero no así en cuanto a deporte y buenos resultados. De ahí que estos días me alegre con la victoria de la Selección Española de Baloncesto, cuya frescura salta a la vista. También me gustó no ver banderas de España con el aguilucho, recibiéndolos en Madrid.
Vamos que el furgo necesita una profunda regeneración y frescura si quiere llegar a las cotas de aceptabilidad que hoy tiene el Baloncesto....

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Diciendo de Luzbel. España no tiene jugadores ni de talento ni menos aun competitivos. Por muy mal que juegue una seleccion competitiva y de "jugones" como España a Irlanda del Norte, se la tenia que haber ganado aunque fuera uno cero. El futbol español va a menos y desde ciertos medios, todos ellos asentados en la capital del reino, se sigue vendiendo que somos una de las mejores selecciones del mundo. En Alemania, en Italia por ejemplo la seleccion esta muy bien ciudado. Francia tiene Fontainebleau y nosotros hacemos la ciudad del futbol y en cuanto se puede se va a concentrar fuera.
Se tiene que hacer una estructura desde la base y llevarse a jugadores comprometidos de verdad con ganar algo (no con la idea de España) a nivel internacional. Que hay jornada de liga y el seleccionador solo tiene tres dias para entrenar, que se haga como en otros paises, que los convoque y que se juegue sin ellos, como si fuera Brasil por ejemplo.
Que todas las selecciones jueguen con el mismo esquema de juego. Que todo el equipo nacional lleve el mismo traje y las mismas maletas para que no pueda haber diferencias entre ellos porque mi maleta vale 500 euros mas que la tuya.
Necesitamos un seleccionador que no se baje los pantalones ante el Marca o el As y que haga lo que quiera, como hacia Clemente. Me hace gracia que a Clemente se le criticase por tener un bloque que jugaba, estuvieran bien o mal en vez de llevarse a los mejores y ahora se diga que cualquiera puede ser internacional, que se necesita un bloque, etc. Por tanto creo que los dos unicos que han podido sacar algo a este conjunto de "grandes estrellas" ha sido Clemente y Camacho en Corea y Japon y a Clemente se lo cargaron porque era intimo de Garcia. Si Clemente, que me cae mal, hubiera tenido la prensa que tiene Luis, aun seguiria.
Por ultimo, un tecnico que tenga verguenza y palabra y que cumpla lo que diga.
Saludos a todos y perdon por el peñazo.