viernes, agosto 22, 2008

Contando chabolas

John McCain ha perdido la cuenta del número de casas que él y su mujer tienen. Para un político que se ha pasado todo el mes llamando a su oponente elitista, no está mal; tiene tanta pasta que ni se preocupa del número de viviendas que su familia tienen en propiedad.

No me voy a repetir, he estado hablando de ello por Barras y Estrellas. Esto es sólo un pequeño recordatorio que (¡sí!) tengo otra bitácora activa además de esta. Lo cierto es que puede que todo esto sea menos importante de lo que parece; seguir leyendo aquí.