lunes, julio 30, 2007

Limpieza en el PSM

Este fin de semana ha habido cierta limpieza en el Partido Socialista de Madrid, tras la tremebunda catástrofe electoral en la autonómicas de hace unos meses. Uno, que es arrogante y se cree saber mucho, dio un ámplio diagnosis y lista de recomendaciones para esta federación del PSOE, un ejemplo claro de organización disfuncional.

La pregunta evidente ahora mismo es: ¿Ha arreglado las cosas este congreso? Si uno lee las crónicas, diría que apuntan maneras, aunque aún es temprano para decir si van en serio. Para empezar, se acabaron las cuotas; los acostistas y demás fósiles (con la excepción de Carmona, que supongo debe ser "modelno" otra vez) se han quedado fuera de la ejecutiva, votando en blanco y sin tener deudas que cobrar. Eso se ha traducido que en vez de las tradicionales mayorías soviéticas que uno veía por el PSM, la ejecutiva ha sacado un más modesto 76%. Sigue siendo una exageración, pero esto es lo que hace la lealtad de partido cuando entra en contacto con una urna.

El segundo punto, y quizás el más importante, el nuevo líder del PSM es un tipo que no sólo quiere ganar elecciones (de hecho, está obsesionado con ello), sino que además sabe cómo hacerlo. De acuerdo, Parla no es la comunidad, pero ya iba siendo hora que el talento político tuviera algo de peso al escoger el jefe. Ya me direis que había hecho Simancas. Es algo.

¿Me creo del todo estos dos puntos? Bueno, es el PSM. Por supuesto que no. El segundo punto es bastante más sólido, pero el primero es todavía prematuro. Es posible que haya algo de pactos, y no un mando único sin compromisos como pedía hace unos meses. Y es perfectamente posible que la nueva ejecutiva se lance a substituir las viejas redes del partido por unas nuevas para mantenerse en la poltrona, si no han entendido la lección y los militantes se dejan. Al menos se han dado unos primeros pasos aceptables. Veremos si son sólidos o no.

4 comentarios:

klapton dijo...

Será difícil que lo haga peor que el anterior. Por lo menos hay que concederles el beneficio de la duda.

Pero me parece que los éxitos del PSM en 2011 dependerán más de donde estén para entonces Gallardón y la Espe que de méritos propios.

Carlos dijo...

Estuve allí y comparto tu escepticismo. Ahora hay ocho meses por delante para ver cómo lo hacen. Es verdad que apuntan buenas maneras pero ciertas inercias tienen el empuje de placas tectónicas.

geógrafo subjetivo dijo...

Me pareces esperanzador que Tomás Gómez haya manifestado que las primarias deben ser el mecanismo normal de elección de los candidatos.

Anónimo dijo...

Harán algo si apuestan por la social-democracia porque como sigan en la deriva socialista...