miércoles, julio 11, 2007

La tontería de la igualdad fiscal

Títulan por el flanco derecho: "Cataluña crea su Agencia Tributaria y rompe con la igualdad fiscal de los españoles".

Una nota breve sobre estados federales, y más en concreto sobre la estupidez de la igualdad fiscal que estos tipos dicen es sagrada. En Estados Unidos (modelo de economía sagrado e idolatrado por la derecha) el tipo estatal del impuesto sobre la renta oscila entre el 9,5% (Vermont) y 0 (Florida, New Hampshire...). El impuesto sobre ventas al detalle va del 7% en California a 0 en sitios como Delaware, Oregon o Alaska. Gasolina, de 8 centavos por litro (Alaska) a más de 30 (Wisconsin). Cigarrillos, de $2,57 (New Jersey) a $0,17 (Missouri).

Sigue habiendo redistribución entre territorios, por supuesto. Connecticut recibe $0,73 por cada dólar que paga al gobierno federal (sí, las balanzas fiscales son públicas), mientras que estados como West Virginia reciben $1,75.

¿Hace falta que siga? Lo de la igualdad fiscal es básicamente una estupidez. Es absurdo que en un estado descentralizado o federal (y España es de facto prácticamente federal) se pague lo mismo en todos los territorios. Cada región, estado o autonomía tiene electorados distintos y votantes con preferencias diferentes; es natural que cada región escoja políticos con preferencias distintas sobre qué nivel de gasto es el adecuado. Es absurdo que Cataluña, Madrid o Valencia tengan competencias exclusivas en sanidad, educación o servicios sociales pero no puedan decidir cuánto gastar; las autonomías no son entes de gestión, son entes políticos, y la política se hace asignando dónde va el dinero y cómo se recauda, no recibiendo transferencias de Madrid.

Un sistema fiscal razonable en un estado descentralizado debe asegurar que cada administración gasta el dinero como quiere y lo recauda como le place, sin más límite que el no pisar las competencias del vecino o establecer barreras al comercio entre regiones. Si Cataluña quiere guarderías, debe poder subir impuestos para pagárselas, no vivir del lloriqueo en Madrid diciendo que no le pasan el dinero suficiente para cumplir con sus competencias. Si Aguirre quiere hacer metro a mansalva, que escoja cómo lo paga o qué recorta, pero que no vaya a protestar de déficit sanitario a Solbes cuando es ella la que está aumentando el gasto.

Y oye, no es tan complicado. Al rellenar la declaración de la renta por aquí, uno tiene básicamente que rellenar dos impuestos. Uno para el gobierno federal (progresivo, aunque lleno de agujeros) y otro para el estado de Connecticut (de tipo único, por cierto). Si me mudara a New Hampshire, pagaría menos impuestos. Si lo hiciera a Massacusetts, pagaría más. Y oye, la vida sigue, sin que el país se rompa. La "dispersión normativa" y "competencia" entre territorios no parece haber aniquilado el país.

El problema de la derecha no es con la racionalidad económica del sistema fiscal del estatuto, o con el sentido común de que cada uno se pague sus chucherías. Ni siquiera es sobre la igualdad entre regiones. Es el clásico uso de fantoches de miedo absurdos para ganar votos a base de patear al contrario. El viejo miedo a la diferencia.

12 comentarios:

Citoyen dijo...

Eres un anglofilo de mierda.

Los politologos teneis que redescubrir la teoria politica. La igualdad fiscal tiene cierta relevancia en el contexto de una construccion nacional. El hecho de que todos participemos de forma parecida a un mismo proyecto, que seamos todos parte de un mismo cuerpo, es importante. Porque lo que realmente cuenta, es que existe un unico proyecto y una unica ciudadania, en ese sentido, tiene sentido.

POr supuesto, esto es inadmisible desde una perspectiva liberal donde vivimos juntos para satisfacer nuestras necesidades individuales. Pero el imaginario politico republicano entiende que esta union se sostiene sobre un conjunto de cosas (la nacion, los valores comunes...) que deben ser entretenidos, entre otras cosas, gracias a una contribuci'on igual

Egocrata dijo...

Ui, ui. En Estados Unidos todos participan (participamos, que yo paso aquí por caja) en el proyecto común pagando lo mismo... en el tramo federal de los impuestos.

El proyecto común es el del gobierno federal; cuando votan a congresistas, senadores o al presidente en las generales, escogen a los políticos que decidirán el gasto para todo el país, y el proyecto para todo el país. Cuando votan en los estados, hacen los mismo a nivel regional, y sin dejar de ser americanos y orgullososo de serlo.

Es un único proyecto y una única ciudadanía, pero eso no equivale que aquí en el noreste tengamos que chuparnos las chorradas que la mayoría retrograda del país quiere imponer. O en el caso de Maine o Massachusetts, seguir tolerando el patético estado de la sanidad.

Proyecto común el que quieras, pero el uniformismo es absurdo. Y oye, no es cuestión de teoría política, es cuestión de subsidiariedad y democracia.

Citoyen dijo...

Yo no he dicho que sea estrictamente necesario, he dicho que es un factor que ayuda. En españa tenemos a un montón de gente haciendo su propia política de nation building lo cuál me hace ser escéptico sobre la neutralidad del sistema, En EUA nueva inglaterra no tiene partido nacionalista.

Por otro lado, la concepción del Estado anglosajona es mucho mas compatible con ese sistema. En españa tenemos un sistema a la francesa, recuerdas? Basado en la soberanía nacional y en el desligamiento de las obligaciones y los derechos.

klapton dijo...

La novedad no radica en que las comunidades cobren sus impuestos (ya existen en la renta un tramo estatal y un tramo autonómico, sobre el que las comunidades establecen deducciones variopintas), sino en que sea Cataluña la que lleve a cabo la gestión material de la recaudación.

Perico dijo...

Y por que quedarnos ahi???. Tambien dentro de una comunidad autónoma hay distintas provincias con ideas y necesidades distintas, asi que hagamos un tipo de distribución distinta para cada provincia, y para cada ciudad/pueblo de cada provincia...incluso dentro de un mismo pueblo/ciudad , lo podemos dividir por barrios y que cada barrio tenga politicas fiscales distintas...asi en Madrid por ejemplo tendriamos una fiscalidad determinada para Carabanchel y otra para la Moraleja (creo tener claro cual de los dos casos pediria pagar menos impuestos y a quien perjudicaria).

En fin, que esta medida no la veo muy coherente con un gobierno progresista en el sentido de que es un paso en contra de la redistribución de impuestos al limitarla a una CCAA en lugar de un a un pais.

klapton dijo...

Yo no lo veo así. A fin de cuentas sigue existiendo un tramo estatal.

El problema que yo veo en la cesión de esta competencia (y otras) es que las CCAA son muy dispares en población, tamaño y niveles de renta, y si puede tener sentido que Cataluña tenga sus propios sistemas judicial, tributario y de salud no lo veo tan claro en el caso de La Rioja o Murcia, por ejemplo.

Egocrata dijo...

Si el Nation Building ha sido tan intenso... ¿Por qué el porcentaje de voto nacionalista sigue invariable? Y no me digais que se radicaliza porque ERC ha crecido; CiU bajo Pujol era como tener a De Gaulle con barretina.

zarevitz dijo...

No sé si será que soy anglófilo, pero el sistema de cuenta egócrata me parece absolutamente lógico: las prestaciones generales se pagan con impuestos generales; las prestaciones regionales, con impuestos autonómicos; y las prestaciones municipales, con impuestos locales.

Lo que me cuesta entender es que pueda existir otro sistema.

El nuestro será prácticamente federal, pero lamentablemente sigue siendo muy autonómico...

Tvrtko (Berengario) dijo...

Creo que el Nation Building al que se refería citoyen es también el del contrario, y no se puede perder terreno ante el rival. Cualquier símbolo es bueno para endorsar: Barajas, la caja única, Telefónica... Así el verdaero federalismo corresponsable es imposible.

Egocrata dijo...

Aquí la gente se lía a gritos igual cuando una empresa dice que se va del estado buscando impuestos más bajos, o mejores servicios, o mano de obra más barata, o leyes más flexibles... El simbolito está extendido en todas partes, la verdad.

geógrafo subjetivo dijo...

En España, desde hace mucho tiempo no hay unidad fiscal: tres administraciones fiscales en cada provincia vasca, una en Navarra (gobernada por el PP), un régimen especial para Canarias y otro para Ceuta y Melilla. Y ahora se asustan que los catalanes, en aplicación de un estatuto en vigor y no suspendido cautelarmente, establezcan una agencia tributaria.

klapton dijo...

En Andalucía creo que también están montando su Agencia Tributaria, en desarrollo del nuevo estatuto que apoyó el PP.