miércoles, abril 02, 2008

Las aventuras de Rajoy, héroe moderado

Parece que por el PP no ha sentado demasiado bien la súbita decisión de Rajoy de empezar a ejercer de jefe, después de cuatro años de tener el piloto durmiendo a los mandos. Si a eso le sumamos la furibunda reacción de la derecha mediática, me parece que me tocará revisar mi estimación sobre el congreso del PP en junio.

Sí, adelantarlo era una buena idea. Lo que no parece demasiado brillante por parte de Rajoy es ponerse a repartir palos a destajo antes de haber establecido su autoridad en dicho congreso del partido. Quizás hubiera sido mejor idea mantener el equipo actual "en funciones" con defenestraciones cosméticas (dejando que Zaplana se autoinmolase, vamos), ganar el congreso de forma contundente (y sin oposición; los partidos están llenos de cagamandurrias), y entonces hacer una dirección a tu medida, que para algo eres el líder incuestionable e incontestado.

Aún así, eso son cuestiones tácticas. Lo cierto es que la posición estratégica de Rajoy es precaria; los resultados electorales son lo suficiente "ambiguos" (es un decir; han perdido) como para que todo el partido pueda decir que ellos tenían una idea mejor. El PP debería plantearse seriamente qué quiere ser de mayor; el hecho que Rajoy siga de líder puede que sea un obstaculo para ello.

4 comentarios:

Pat Andrews dijo...

Teniendo en cuenta que la radicalización del PP durante estos cuatro años los ha llevado a un resultado electoral aceptable ¿Rajoy no asume mucho riesgo al apostar ahora por la moderación?

Avelino dijo...

Jarl, pues servidor está más de acuerdo con tu primer post del tema que con este.

Vamos, que les daría un voto de confianza a los "nuevos", antes de despotricar. Aunque hay que reconocer que lo de Pizarro clama al cielo.

Por cierto, ¿y en la COPE/LD no están encantados con el ascenso de Cayetana Álvarez de Toledo? Al fin y al cabo, ella empezó allí.

No sé, no entiendo nada. Al fin y al cabo probablemente sea buena una limpieza como la que tuvo que hacer el PSOE, por que si no, dudo que vayan a captar votos nuevos.

Egocrata dijo...

La verdad, yo no estoy nada seguro de todo esto. Es lo que tienen los conflictos internos en los partidos; nadie sabe cuántos apoyos tiene de veras, así que todo es mirar la rosa de los vientos y consultar oráculos.

Mola mazo, pero es más astrología que astronomía.

Alatriste dijo...

En el PP hay marejada, tirando a fuerte marejada, y no me extrañaría que antes de junio llegara a mar gruesa.

Para ejemplo, un botón: 8 de sus diputados no votaron a Celia Villalobos para la Mesa del Congreso. No uno, ni dos, ocho. El resultado es que Villalobos, que hubiera podido ser Secretaria 2ª, es Secretaria 4ª (y del cabreo se ha negado a ocupar el despacho correspondiente).