miércoles, julio 16, 2008

Semos un país razonable

Ya era hora. Tras décadas de descentralización pretendiendo que no vivimos en un estado federal, en España finalmente sabemos las balanzas fiscales entre regiones. No voy a entrar a comentar en detalle el sistema de financiación (he hablado un montón sobre el tema) ni la metodología empleada (no creo que nadie se divierta leyendo discusiones de contabilidad); hoy me conformo con celebrar que finalmente vemos qué comunidades aportan más y qué comunidades aportan menos.

Unas cuántas notas. Primero, no vale la pena hacer demasiado caso a las cifras en sí, ya que no tienen en cuenta todo el sector público; las comunidades ricas gastan más que las pobres, así que la diferencia en redistribución real es algo menor. Segundo, en contra de lo que dice el gobierno, publicar estas cifras no tiene nada de único; Estados Unidos lo hace de forma rutinaria, y en sitios como Alemania hay incluso un límite explícito a la cantidad de dinero que puede redistribuir una región rica (un 3% de su PIB). No tiene nada de anormal.

Tercero, recalcar que en este sistema hay dos comunidades que ejercen de gorrones; o para ser más concretos, un gorrón serio (Euskadi) y uno no demasiado pronunciado (Navarra). Lo cierto es que tienen el sistema más racional de financiación (recaudan todo, y pagan al estado por sus servicios más un fondo para redistribución), pero parece bastante claro que están arrimando el hombro menos de lo que deberían.

Cuarto, hay alguien que no tiene ni idea de números en Andalucía y alguien que es capaz de sacar petróleo de las piedras en Asturias. Andalucía, para lo pobre que es, ve relativamente poco, mientras que Asturias, que está al 90% de la media nacional, ve muchísimo. Lo de Extremadura, mientras tanto, es una bestialidad; lo que uno tiene que preguntarse es dónde va el dinero. O la Junta de Extremadura no gasta un duro, compensando sus cifras a la baja, o aquí hay una burrada de gasto público muy, muy ineficiente.

En fin, habrá mucho que contar sobre el tema. De momento, tendremos a muchos medios distraidos con el se-rompe-España y no con la crisis otra vez. Un clásico.

6 comentarios:

d dijo...

En efecto, todo el mundo destaca lo que por otro lado ya se sabía: País Vasco y Navarra salen beneficiados, y encima los primeros no paran de quejarse.

No quiero ser mal pensado, pero tal vez tenga algo que ver la publicación con bajarle los humos a Ibarretxe. Aunque para eso ya está el alcalde de Bilbao.

La principal novedad, EMO, es que Andalucía, en contra del mito, no es la que más recibe.

Por cierto, Sebastián y Corredor andan hablando de comprar suelo barato a las inmobiliarias y destinarlo a VPO. No me parecería una mala medida, pero no veo al amigo de la chequera (Solbes) autorizándolo.

taronget dijo...

Una cosa curiosa. Los valencianos aún estando por debajo de la media española de renta per cápita somos 1 de las 4 CCAA que más déficit fiscal padecen.

Y luego dicen que tiene una función redistributiva?

Egocrata dijo...

Lo de Valencia es rarillo, la verdad. No sé si será un artefacto contable, el hecho que que más que la media nos deberíamos fijar en la mediana (y Valencia sí está por encima), o que básicamente sóis unos putos pringados :-).

Me quedo con lo segundo creo; el problema de mirar medias es que la gente que anda "por abajo" está muy lejos de la media, así que incluso estando cerca o en la media te tocará pasar por caja.

taronget dijo...

Te quedas con lo segundo? Es decir que somos unos pringaos jejej ya lo sabemos y nos gusta y todo.

No lo sé, la verdad es que siempre que salen indicadores que comparan entre CCAA bien sean de educación, sanidad, grado de conexión a internet, siempre estamos por debajo de la media, algo que no sucede ni por asomo con Catalunya y Madrid (y creo que tampoco con Baleares).

En fin... esperemos que la publicación de estas balanzas sean un primer paso hacia un sistema fiscal más racional, más a la "europea"...

.. dijo...

El tema de Andalucía no deja de tener su lógica, por mucho que los sueldos sean más bajos (de media) sigue siendo la más poblada de las comunidades autónomas y eso representa mucho sueldo (y el turismo en Andalucía, mucho IVA de dios)

De todas formas, con balanzas fiscales y todo nadie quiere ir a la raíz de la financiación que sería un sistema de corresponsabilidad fiscal como el que propuso Borrell hace más de veinte años (y al que se opuso CIU, por cierto)

Hoy en día, ayuntamientos, diputaciones y comunidades gastan a lo loco y luego piden más a hacienda (a la vez que se permiten políticas que reducen la base impositiva, como las restricciones a los Hypers) Si cada institución dependiese de lo que recauda (y solo de eso) tendrían que tener más cuidado con los dineros y hacer menos tonterías con la economía.

Alatriste dijo...

La explicación de lo de Asturias ¿No se llamará Hunosa / subvenciones al carbón?