miércoles, noviembre 17, 2004

Balones fuera: nunca es culpa de nadie.

Supongo que por Europa debe estar en las noticias también. Un cámara pilló un marine disparando a sangre fría contra un iraquí herido en una mezquita. ¿Un incidente aislado? Eso dice el Pentágono, como es costumbre. El problema es que parece que muchos locales ya no se lo tragan, y que bastantes americanos tampoco.

Nunca es culpa de nadie, nunca. Se hace una investigación, montones de excusas, y sólo pringa el pardillo que sale en las fotos (Abu Ghraib) o aquel que lo han cazado las cámaras. Pero si se van mirando los medios, aparte de ver muy claro que lo de "el país bajo control" es una broma, historias de estas no son raras. El otro día, marines cargándose dos adolescentes heridos para que no sufran. En Fallujah también, un fotógrafo hablando de cosas dantescas. Y así van, pero nunca es culpa de nadie. Ah, e invadir el país sigue siendo una buena idea.

Aparte que el gobierno de Diem... er, Allawi parece que ganará las elecciones sólo en caso de fraude masivo, ya que no es muy querido. Saddam sacaría un 42% si se presentara, por cierto.